Streamloots, la startup española que permite a los 'streamers' monetizar su contenido con cartas digitales: "Queremos ayudarles a convertirse en empresas"

Los fundadores de la startup española Streamloots: Vicent Martí (i), José Miguel González, Javier Pastor y Alberto Martínez (d).
Los fundadores de la startup española Streamloots: Vicent Martí (i), José Miguel González, Javier Pastor y Alberto Martínez (d).

Imagen cedida por Streamloots

  • La compañía valenciana Streamloots permite a los creadores de contenido monetizar su trabajo ofreciendo interacciones que sus seguidores pueden comprar a través de su plataforma, y que se distribuyen en paquetes de cartas digitales.
  • "La audiencia no solo quiere ver contenido, también interactuar", explica a Business Insider España su consejero delegado, Alberto Martínez.
  • El aumento de la demanda de contenido digital durante la pandemia ha impulsado a esta startup española, que en los seis primeros meses de 2020 ha triplicado sus ingresos del año anterior, hasta alcanzar los 3 millones de euros.
  • En septiembre cerraron una ronda de inversión con ejecutivos de Shopify, Yelp y Viagogo, con la que esperan aumentar el equipo para lanzar nuevos servicios para los creadores, desde herramientas de gestión a asistencia en salud mental.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con la demanda de contenido digital disparada a partir de la pandemia de coronavirus —Twitch creció más de un 50% durante el segundo trimestre de 2020 hasta superar los 5.600 millones de horas vistas—, el desafío de los streamers es convertir ese seguimiento en ingresos, un vector en el que parece haber dado en el clavo la startup valenciana Streamloots con sus cartas digitales.

Su propuesta, orientada inicialmente a creadores de contenido relacionado con videojuegos pero abierta a otros sectores, es ofrecer a sus seguidores comprar interacciones con su streamer favorito a través de su plataforma, que se comercializan como cartas que el usuario compra en bloques configurados de forma aleatoria y puede utilizar durante una retransmisión para que el creador realice una acción concreta.

"Nos dimos cuenta de que la audiencia no solo quiere ver contenido, sino poder interactuar con el creador o creadora en tiempo real. A través de Streamloots puedes comprar una carta para que te envíen un vídeo o una foto dedicada, jugar una partida con él o ella, una camiseta firmada, elegir con qué personaje va a jugar o hacer que se disfrace en el momento... Cualquier cosa es posible, porque cada streamer elige qué interacciones ofrece en sus cartas", detalla a Business Insider España Alberto Martínez, consejero delegado de la compañía.

Con poco más de dos años con la plataforma en abierto, ya son más de 40.000 los creadores de contenido han utilizado la plataforma —la mayor parte procedentes de Estados Unidos, de donde llega a día de hoy el 70% de la facturación de Streamloots—, que ha disparado su crecimiento a raíz de la pandemia: si en todo 2019 ingresaron cerca de un millón de euros, solo en el primer trimestre de 2020 repitieron esa facturación y en el segundo la duplicaron hasta los 2 millones.

"Cada vez pasamos más tiempo en casa y hemos visto un crecimiento bastante importante de streamers que empiezan a hacer contenido online. El entretenimiento está pasando de los bares a las casas", afirma Martínez, que asegura que tras el confinamiento que hubo de marzo a junio ese crecimiento "se ha mantenido". "Durante ese tiempo hicimos muchos esfuerzos en que la gente se llevara una buena experiencia y que nos descubran no como algo pasajero, sino como una oportunidad de ver que el entretenimiento online existe", añade.

Su objetivo: convertir a los creadores de contenido en pequeñas empresas

Alberto Martínez, CEO de StreamlootsAlberto Martínez, CEO de Streamloots
Alberto Martínez, CEO de Streamloots

Imagen cedida por Streamloots

El fundador de Streamloots considera que la evolución de la economía digital está "rompiendo el esquema" según el cual la única forma que tiene una persona de ofrecer valor a su público es a través de una empresa. Si las plataformas como Uber o Glovo lo hacen a través de servicios que son homogéneos entre sí como los transportes, ¿por qué no lo puede hacer un creador de contenido, que además tiene la ventaja de generar un valor diferencial?

"Nosotros nos damos cuenta de que hay una nueva forma de ofrecer valora a las personas y que cualquier persona pueda llegar a su contenido. Esto está pasando con los escritores, los youtubers, los cantantes... Nuestra visión es que estos creadores puedan convertirse en pequeñas empresas, de hecho aunque algunos facturan ya más que algunas empresas", explica Martínez.

Para ello, el primer paso es generar el modelo de negocio, para lo que ofrecen esta herramienta para ofrecer interacciones a través de las cartas digitales, que cada creador personaliza en función de su estilo de contenido. Como se comercializan en lotes con varias cartas decididas de forma aleatoria, el creador puede elegir cuáles serán más frecuentes y cuáles menos. 

"Las interacciones se compran en cofres y el precio lo define el influencer. De cada transacción nosotros nos llevamos una comisión", añade Martínez, que explica que aunque su portal está muy enfocado al público gamer, ya tienen creadores de otros contenidos, como cocina o música, y su objetivo es desarrollarse hacia otros tipos de entretenimiento, para lo cual no descartan lanzar verticales diferentes de Streamloots en el futuro.

De disfrazarse de unicornio en Silicon Valley a una ronda de financiación de 4,7 millones

El equipo de la startup española Streamloots.El equipo de la startup española Streamloots.
El equipo de la startup española Streamloots.

Imagen cedida por Streamloots

La historia de Streamloots parte de un equipo de cuatro fundadores que lanzaron una plataforma para invertir en jugadores y equipos de eSports, pensada para que ellos obtuvieran una inversión inicial a cambio de una rentabilidad futura en función del dinero que ganaran en las competiciones. Pronto descubrieron que no era ese el camino. "Nos dimos cuenta de que este dinero servía a los jugadores para mejorar su audiencia, pero no era tan atractivo como inversión", recuerda Alberto Martínez.

La plataforma, que estaba basada en tecnología blockchain, le permitió presentarse en concursos de aceleradoras estadounidenses como Y Combinator y acudir a eventos en los que conocieron al inversor Adam Draper, responsable del fondo Boost VC, que puso los primeros 200.000 euros con los que metieron pie en Silicon Valley. A partir de ahí comenzaron a cambiar el modelo hacia lo que actualmente es Streamloots.

Leer más: 5 startups españolas relacionadas con los eSports que no debes perder de vista

Pero esa primera ronda semilla requirió de una actuación viral: una presentación de Martínez ante 200 inversores de Silicon Valley en la que simuló que era un streamer al que un usuario jugaba una carta para que se disfrazara de unicornio durante la presentación. La divertida presentación se hizo viral gracias a un tuit del cofundador de Boost VC, Brayton Williams. "A partir de ese tuit llegaron muchos inversores", recuerda el fundador de Streamloots.

Desde entonces, no han hecho más que crecer y ganar apoyos: el fondo español Samaipata Ventures entró en la siguiente ronda, de 800.000 euros y hace unos meses anunciaron un salto de 4,7 millones de euros, liderada por el fondo estadounidense de capital riesgo Bessemer Venture Partners —con inversiones anteriores en Linkedin, Twitch, Pinterest, Yelp o Shopify, entre otros—, junto con inversores individuales como el consejero delegado de Shopify, Tobi Lutke, el de Viagogo Eric Baker o el de Yelp, Jeremy Stoppelman. 

Nuevos servicios para los creadores en marcha

El objetivo de esta startup valenciana no es quedarse exclusivamente en la monetización de contenido, sino añadir otros servicios que puedan ser útiles a los creadores y análogos a los que pueden contar los empleados de una gran empresa, como pueden ser seguros médicos o servicios financieros.

Este mismo mes de octubre van a lanzar un servicio de salud mental para los creadores, especialmente los estadounidenses, un aspecto muy relevante en el emergente negocio del streaming. "Los creadores de contenido están expuestos 24 horas al día los siete días a la semana, y tienen que seguir fingiendo que están bien, porque de eso depende su negocio. Darles acceso a esto en Estados Unidos es uno de los aspectos en los que nos estamos moviendo", explica Alberto Martínez

"Si tú quieres vivir de esto y convertirse en empresa tienes que declarar impuestos, queremos ayudar con eso y estamos hablando con plataformas en Estados Unidos que ofrecen esos servicios", explica Martínez. También trabajan en que los creadores puedan tener un acceso directo a sus seguidores sin depender de otra plataforma. "Todo esto se traduce en un equipo de producto el triple de grande para abastecer estas necesidades", concluye el fundador de Streamloots.

LEER TAMBIÉN: Streamloots, la startup española que permite monetizar el streaming, cierra una ronda de 4,7 millones en la que han invertido los CEO de Shopify, Yelp o Viagogo

LEER TAMBIÉN: 5 startups españolas relacionadas con los eSports que no debes perder de vista

LEER TAMBIÉN: Los youtubers españoles explotan contra Google: "Ahora hay que trabajar el doble que hace 4 o 5 años para cobrar lo mismo"

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Tecnología
  2. Streaming
  3. Startups
  4. Trending
  5. Top
  6. Entrevistas