Tesla se fija en Twitter: despide a 229 trabajadores y cierra la planta de Autopilot de San Mateo

Elon Musk

Si hace unos días Twitter despedía a más de un centenar de trabajadores, según informaba Business Insider, ahora es el turno de Tesla. La empresa liderada por Elon Musk está despidiendo a 229 empleados del área de anotaciones de datos, que forman parte del equipo más grande de Autopilot de la compañía.

Estos despidos no son baladí. Tesla ha tomado la decisión de cerrar su sede de San Mateo, California, lugar donde trabajaban estos dos centenares de personas, según una presentación regulatoria de este estado. 

Bloomberg adelantó esta información hace unas semanas, pero ahora existe la confirmación oficial por parte de la Ley de Adecuación y Reconversión de los Trabajadores.

Esta sede californiana contaba con 279 empleados, es decir, 47 de ellos seguirán dentro de la plantilla de Tesla. Estos trabajadores están esperando que la compañía les comunique su nuevo lugar de trabajo. Aunque no es oficial, se cree que irán a la oficina de Autopilot de Tesla en la ciudad de Búfalo.

La mayoría de estos empleados se dedican a actividades de baja cualificación y, por ende, de bajo salario. En concreto, estos trabajadores etiquetaban los datos del Autopilot, que consiste en determinar si el algoritmo de Tesla identificó bien o mal un objeto.

Según han contado fuentes anónimas a TechCrunch, los despidos de este equipo se rumoreaban desde hace meses y que el trabajo se descargaría en Búfalo. Los despidos forman parte de la reducción del 10% de la plantilla que el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, anunció el mes pasado.

 La Ley WARN exige a las empresas que realizan despidos masivos que emitan un aviso de 60 días para los trabajadores afectados. Sin embargo, Tesla no ha cumplido con esta norma, lo que le ha supuesto una demanda. 

Los abogados que representan a dos ex empleados de Tesla que fueron despedidos a mediados de junio presentaron ese mismo mes una denuncia en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos, del Distrito Oeste de Texas, en la que alegan que la empresa no proporcionó los 60 días de aviso previo que exige la ley federal durante una reciente ronda de despidos.

Además, la semana pasada, estos mismos abogados presentaron una moción de urgencia en la que pedían al juez que prohibiera Tesla obligar a los trabajadores a firmar los despidos a cambio de una indemnización inferior a la prevista por la ley federal.

Otros artículos interesantes:

Estos son los 4 grandes rivales de Tesla en China que compiten por el lucrativo mercado del vehículo eléctrico

El punto débil de los Tesla: una empresa de ciberseguridad consigue abrir y arrancar un Model 3 atacando el móvil del dueño

Me acaban de despedir del trabajo de mis sueños en Tesla sin previo aviso: siento que mi vida se ha desgarrado solo para que un multimillonario pueda ahorrar algo más de dinero

Te recomendamos