Tinder puede llegar a ser hasta 5 veces más caro si tienes 30 años y sin que tú lo sepas, gracias a los datos que recoge su algoritmo

Interfaz de Tinder.
Interfaz de Tinder.
Reuters

El algoritmo de Tinder sabe mucho más sobre ti de lo que crees. 

Más allá de si el viernes por la noche al llegar a casa deslizas desesperadamente como un poseso hacia la derecha o, si, por el contrario, te detienes a leer las descripciones de tus matches, Tinder sabe cuánto estás dispuesto a pagar por encontrar el amor.

Y no solo eso, en función de los datos personales que recopila su algoritmo, la aplicación determina un precio diferente por usuario que, según una última investigación de la fundación Mozilla, en personas de más de 30 años puede llegar a ser hasta 5 veces más caro que el resto.

Esto es conocido como personalización de precios, y cada vez es más común en la economía digital. Las plataformas son capaces de conocer cuál es el precio máximo al que el consumidor está dispuesto a pagar por un servicio.

Son muchos los usuarios que han denunciado que, por ejemplo, si tu móvil está a punto de quedarse sin batería y pides un Uber, el precio de este se disparará porque la aplicación sabe tu nivel de desesperación por llegar a casa.

Uber por su lado, siempre ha negado este tipo de prácticas.

Sin embargo, los precios personalizados no tienen por qué ser perjudiciales en sí mismos para los consumidores, siempre y cuando se cumplan unos estándares justos, responsables y transparentes, con una supervisión adecuada. 

Así lo recoge el estudio realizado por Mozilla y Consumers International. Sin embargo, este no es el caso de Tinder.

"Nuestra investigación revela que el algoritmo de Tinder es injusto, irresponsable y opaco", asegura en un comunicado Ashley Boyd, vicepresidenta de Defensa de Mozilla.

Los resultados de su investigación arrojaron los siguientes resultados:

En los Países Bajos aparecieron hasta 31 precios diferentes. En la República de Corea y Nueva Zelanda, los consumidores recibieron 26 y 25 precios respectivamente. 

Y en algunos casos, se cobró hasta 5 veces más por el mismo servicio: en los Países Bajos, los precios oscilaban entre 4 y 23 euros. En Estados Unidos, oscilaban entre los 4,99 y 26,99 dólares.

En un mundo en el que 66 millones de personas en 190 países utilizan esta app de citas para encontrar pareja, y en el que cada vez es más normal que haya personas que se han conocido "por Tinder", llama la atención que se sepa tan poco acerca de las entrañas del algoritmo de esta red social.

TikTok es la red social que más datos tuyos comparte con terceros, más que YouTube o Instagram, y no se sabe muy bien a manos de quién van a parar, según este estudio

"Los sistemas opacos de IA como el de Tinder son comunes en todos los marketplaces, y no solo eso, están creciendo. Necesitamos un enfoque amplio para reformar estos sistemas, desde protecciones más fuertes para los consumidores hasta una mayor transparencia para la sociedad civil y el gobierno", reclama Boyd.

Este problema no es nuevo para Tinder

En 2019, la app de citas tuvo que hacer frente a una demanda de 24 millones de dólares en un caso similar ante la Corte de California por cobrar unos precios de suscripción premium más altos según la edad de los usuarios. 

La aplicación tuvo que compensar a los perjudicados y se comprometió a dejar de utilizar esa política de precios, pero solo lo hizo en el Estado de California (EEUU). 

Tras la publicación de la investigación de Mozilla y  Consumers International, Tinder ha anunciado que prevé para junio de 2022 acabar con esta política de personalización de precios. 

En un comunicado publicado hace unos días, la compañía aseguraba que los distintos precios que ofrecía a los más jóvenes se debía únicamente a su poder adquisitivo.

"Cuando lanzamos nuestra primera suscripción, queríamos ofrecer a los miembros más jóvenes un precio más bajo que el estándar, para que Tinder fuera asequible para aquellos que estuvieran estudiando o al principio de sus carreras".

Actualmente, la compañía ofrece 3 niveles de suscripción: Plus, Gold o Platinum. En su página web en español no desglosa los precios de estas suscripciones pues varían en función del país y —todavía— la edad. 

En España, los precios pueden ir desde los 5 euros mensuales en la versión Plus para los más jóvenes y casi el doble para los mayores de 28 años, a los 27 euros mensuales para los usuarios Platinum mayores de 28.

"Hay que dar a los consumidores una mayor capacidad de decisión sobre el uso y la difusión de sus datos personales recogidos con fines de fijación de precios personalizados, al tiempo que hay que introducir medidas para mantener la protección de los datos para todos", concluye Helena Leurent, directora general de Consumers International.

Otros artículos interesantes:

Extrabajadores de apps para ligar como Tinder o Bumble revelan los secretos oscuros del ciberamor

La gran filtración de datos bancarios del Credit Suisse deja a Suiza en riesgo de entrar en la lista negra de la UE

6 países de la Unión Europea envían expertos en ciberseguridad a Ucrania para proteger al país de ciberataques de origen ruso

Te recomendamos