Esto es todo lo que una ración de espárragos puede hacer por ti (especialmente si estás embarazada), según la ciencia

Espárragos trigueros

Louis Hansel/Unsplash

  • Una sola ración de espárragos contiene un elevado porcentaje de dos nutrientes importantísimos para la salud: la vitamina K y el ácido fólico, clave durante el embarazo. 
  • Además, esta hortaliza primaveral tiene propiedades diuréticas, es buena para tu corazón, cuida tu pelo, huesos y uñas y hace mejores tus digestiones. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Los espárragos están de temporada en los meses de primavera y existen infinitas razones para que cobren un mayor protagonismo en tu plato. Una simple ración es hipocalórica, sabrosa y con alta densidad de nutrientes: entre sus hebras puedes encontrar fibra, hierro, fósforo, calcio, potasio, proteínas, vitamina A, vitamina C, vitamina E y zinc. 

Pero el principal superpoder de los espárragos es la presencia muy alta de la vitamina K y el ácido fólico, también conocido como folato. Desde Eat This, Not That repasan por qué estos dos nutrientes presentes en los espárragos son tan importantes para tu salud.

Hay que tener en cuenta que una taza de espárragos tiene solamente 20 calorías. Te aportarán el 57% de la  cantidad diaria recomendada de vitamina K y el 34% de la ingesta diaria de folato. La primera resulta clave para la salud de tus huesos y la coagulación de la sangre, previniendo el riesgo de enfermedad coronaria y osteoporosis.

También puedes encontrar vitamina K en verduras de hoja verde, huevos, soja, edamames, piñones o arándanos. 

Por qué las embarazadas deben comer muchos espárragos

Según Healthline, todas las mujeres embarazadas deben tomar al menos 600 microgramos de ácido fólico al día, recogiendo la recomendación del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos.

La cantidad máxima recomendada de ácido fólico para las mujeres embarazadas o lactantes es de 1000 mcg por día para las mujeres mayores de 18 años, según Medline Plus. 

Este nutriente resulta esencial para prevenir defectos de nacimiento importantes en el cerebro y la columna vertebral del bebé, como la espina bífida. También ayuda a reducir la sensación de cansancio, y su déficit puede provocar anemia.

Dentro de las vitaminas del grupo B, el ácido fólico ayuda a producir células para el pelo, la piel y las uñas- 

¿Qué diferencias existen entre espárragos blancos y verdes?

Los espárragos blancos son más caros frescos y más baratos en conserva que los verdes.
Los espárragos blancos son más caros frescos y más baratos en conserva que los verdes.

Pixabay

Por si te asalta la duda, son el mismo alimento, solo que cosechado en diferentes momentos de la recolección de la hortaliza. El espárrago blanco es el más joven, aquel que todavía no ha salido fuera de la tierra, mientras que el espárrago verde es el brote maduro que ya ha recibido la luz del sol. Al proceso de fotosíntesis y a la clorofila se debe su brillante color. 

No obstante, sus cualidades nutricionales son muy parecidas y prácticamente no existen diferencias entre ambas opciones. Si reparas en el precio, frescos son más caros los blancos y en conserva, más costosos los verdes o trigueros, porque su producción es menor. 

En conserva es costumbre tomarlos aliñados y en ensalada, siendo la plancha la mejor opción para los frescos. Existen muchas más variedades no tan famosas, como el espárrago morado, que debe este hermoso color a la antocianina, el pigmento que comparte con otras hortalizas como la remolacha. 

Otros artículos interesantes:

Los mejores trucos para cuidar tu huerta y 7 utensilios necesarios que deberías tener

9 verduras de hoja verde tan saludables que deberías empezar a incluir en tu dieta desde ahora mismo

Las latas y conservas que no pueden faltar en tu despensa si quieres comer sano y sin tener que cocinar demasiado