Pasar al contenido principal

Por qué todos los móviles parecen iguales: así consiguió Apple el diseño perfecto que siguieron todas las grandes marcas

  • A día de hoy, podemos decir que todos los smartphones tienen el mismo aspecto. La mayoría sigue las tendencias de diseño que va marcando Apple año tras año, incluso una década después del lanzamiento del primer iPhone.
  • El diseño original del iPhone se centraba más en la pantalla táctil que en el teclado.
  • Las compañías han continuado siguiendo el diseño de Apple después del iPhone X, ahora muchos teléfonos Android también llevan el famoso notch de Apple, aunque lo van abandonando poco a poco.

Esta es la transcripción del vídeo. 

Narrador: Todos estos teléfonos fueron lanzados en 2018. Fueron hechos por 14 compañías diferentes. ¿Y por qué todos parecen iguales? Un smartphone moderno se puede describir de tres maneras: una pantalla grande, un notch y algún tipo de ranura para los auriculares. No es de extrañar que los teléfonos inteligentes no siempre fueran así. Pero, ¿cómo hemos acabado con este diseño tipo “plancha de vidrio”?

En 1994, IBM lanzó lo que se considera el primer smartphone. El Simon Personal Communicator tenía una pantalla LCD monocroma y un lápiz táctil. Incluí algunas funciones inteligentes, como el envío de correos electrónicos y faxes. Si lo comparamos con otros teléfonos de aquel momento, el Simon puso mucho más esfuerzo en la pantalla. El cuerpo del teléfono era tipo concha. Este equilibrio podría recordarte a cualquier otro popular smartphone.

En 2007, el lanzamiento del iPhone inició una tendencia de diseño que ha durado más de una década. En lugar de tener un teclado completo o un diseño más intricado, el iPhone eliminó la mayor parte del hardware y se centró en la pantalla táctil. Los botones pueden limitar. Se definen cuando se crea el teléfono y después no se pueden cambiar, pero el software y las aplicaciones sí se pueden cambiar y actualizar con nuevas funciones. Con el tiempo, los trucos de hardware y los accesorios no terminaron de cuajar. Pero, miles de nuevas aplicaciones son lanzadas cada día. Las aplicaciones pueden cambiar y evolucionar, y se han convertido en la razón por la que usamos nuestros teléfonos.

Pocos años después del iPhone, empresas como Samsung y Motorola siguieron el ejemplo de Apple y crearon teléfonos con grandes pantallas y botones en los laterales y en la parte inferior. A medida que la tecnología ha ido mejorando, los teléfonos se han vuelto más delgados, con pantallas más grandes y procesadores más potentes. Los teléfonos siguen teniendo menos botones, pero el diseño sigue siendo muy similar al del iPhone original. ¿Qué tiene de especial este rectángulo de vidrio?

Leer más: 5 cosas que no entendemos del famoso cable Lightning de Apple: ¿Es hora de jubilarlo?

Neil Mansfield: Creo que todos los smartphones son iguales, por dos razones clave. Una de ellas son los humanos que los están usando, son casi todos iguales. Así que, por lo tanto, no hay mucha variación que un fabricante pueda hacer desde la perspectiva humana.

Narrador: Neil Mansfield es profesor en la Universidad de Nottingham Trent. Señaló que lo que la gente quiere más que nada es que su teléfono pueda ser sostenido cómodamente y se pueda guardar fácilmente en el bolsillo.

Neil Mansfield: El otro aspecto está siendo impulsado por la tecnología disponible. Si sólo puedes hacer baterías de una determinada forma, eso va a determinar el tamaño del teléfono y la forma del mismo. Si solo puedes hacer una pantalla con una determinada forma, ocurre exactamente lo mismo. Y es por eso que vemos teléfonos planos, por eso vemos que los teléfonos tienen esa forma rectangular.

Narrador: Cada año se lanzan nuevos teléfonos, pero los fabricantes están limitados por la tecnología disponible en la actualidad. Mira el notch, por ejemplo. Es algo extraño, y puede distraer un poco , pero contiene características útiles como cámaras, sensores y altavoces que miran hacia adelante. Varias empresas han tratado de usar trucos de hardware para deshacerse del notch, pero hasta que la tecnología avance, estamos atascados en ella en los teléfonos convencionales. Además de los desafíos tecnológicos, las tendencias juegan un papel importante en el diseño de los teléfonos. Si nos fijamos en la historia de los teléfonos inteligentes, es evidente que Apple ha sido un pionero. Apple no siempre es el primero, pero cuando añaden o quitan funciones, los otros fabricantes tienden a seguirlo.

Samsung, por ejemplo, ya empezó a llevar su pantalla hacia los bordes antes que Apple, y hasta ahora, incluso han evitado incluir la muesca en sus teléfonos. Pero los competidores no han seguido el diseño de Samsung, han elegido el de Apple. Pero, en realidad, hay beneficios de que todos los teléfonos sean parecidos. Es más fácil para los consumidores cambiar de un teléfono a otro cuando la curva de aprendizaje no es tan pronunciada.

Pero, el problema con estos diseños tan similares es una seria falta de innovación. Los críticos han señalado a los fabricantes de Android por perder la oportunidad de evitar el notch y adoptar un nuevo diseño, alejado del de Apple. Si las empresas no están dispuestas a innovar, los nuevos modelos de teléfono siempre parecerán los mismos, lo que les dará a los consumidores menos razones para actualizarse. En una época en la que se lanzan más de una docena de buques insignia al año, puede ser muy difícil para un usuario medio el diferenciar entre dos teléfonos. ¿Cómo sabes si el último teléfono LG es mejor que el último teléfono de Google si ambos tienen el mismo aspecto? Pero, ¿tal vez eso sea todo? ¿Hemos alcanzado la cima del diseño en nuestros smartphone? A juzgar por la velocidad exponencial de las mejores tecnológicas, probablemente no. Los futuros avances tecnológicos podrían cambiar drásticamente el aspecto de nuestros teléfonos.

Neil Mansfield: A medida que desarrollemos nuevos materiales o baterías, a medida que tengamos nuevas tecnologías para nuestras pantallas, esto permitirá a los diseñadores de teléfonos y a los fabricantes ser más creativos en lo que hacen.

Narrador: Pero, por ahora, las empresas están tratando de evolucionar lo más que pueden dentro de la caja que se les ha dado.

 

Y además