Esta tostadora de 1949 es mucho más inteligente que cualquiera que se venda hoy en día y hay un motivo por el que esto es así

Mujer poniendo unas tostadas en la tostadora

Getty

  • Una tostadora de 1949 es mucho más inteligente que cualquiera de las que se comercializa hoy en día.
  • El producto tiene un funcionamiento muy inteligente que nunca falla y siempre logra crear la tostada perfecta, independientemente de que la rebanada esté a temperatura ambiente, refrigerada o congelada. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Seguro que es tu pan de cada día (y nunca mejor dicho). 

Pones un par de rebanadas en la tostadora y parece que cada mañana juegas a la lotería. Unas veces salen quemadas, otras el tueste no ha sido suficiente y en alguna que otra ocasión logras que se unan los astros y te salgan perfectas. 

El problema es que da igual qué tipo de tostadora tengas en casa, ya que aunque sea de palanca, botón o tiempo —o de cualquier franja de precios— no logra atinar con el resultado. Algo que llama mucho la atención con la gran cantidad de dispositivos inteligentes que tenemos hoy en día. 

Lo más sorprendente es que una tostadora de 1949 es mucho más lista y exacta que cualquiera de las que se venden hoy en día y nunca falla en su tarea: siempre logra crear la tostada perfecta. 

Tal y como cuentan en The Verge, en 1948 Ludvik J. Koci inventó una tostadora que a día de hoy no ha sido superada por nadie: la Sunbeam Radiant Control Toaster

¿Sabes de lo que te hablo? Se trata de una tostadora que se puso a la venta en 1949 —y tristemente dejó de venderse de manera oficial a mediados de los 80— que gracias a su ingenioso sistema de tostado, deja claro que esta tostadora es mucho mejor que la que tengas por casa y una de las cosas más inteligentes que vas a ver hoy

El método para calentar el pan no ha vuelto a ser imitado nunca y la diferencia es tan grande con respecto a lo habitual hoy en día que llama mucho la atención que no lo hayan imitado. En este vídeo de YouTube lo explican a la perfección. 

Su funcionamiento es sencillo: pones el pan en el aparato y una serie de palancas inteligentemente diseñadas bajan el pan —y pueden subirlo— ellas solas. Aquí entra en juego un termostato mecánico que detiene el tostado cuando el pan está listo y no después de un tiempo arbitrario

Lo mejor es que da igual qué tipo de pan sea. Independientemente de si está a temperatura ambiente, refrigerado o congelado, la tostadora es capaz de medir el tiempo exacto que necesita cada rebanada una vez lo colocas en el dispositivo

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.