Soy exdirectivo de Amazon y trabajar en la oficina me hizo mejor profesional: los empleados remoto se están perdiendo muchos beneficios

Brandon Southern,
Brandon Southern ha trabajado como director de análisis de datos en empresas como eBay, Amazon o GameStop.
Brandon Southern ha trabajado como director de análisis de datos en empresas como eBay, Amazon o GameStop.

Brandon Southern

  • Brandon Southern ha sido director de análisis de datos en empresas como eBay, Amazon y GameStop.
  • Desde su experiencia, asegura que los trabajadores remotos se están perdiendo ciertas ventajas y beneficios de ir a la oficina.

Con 25 años de experiencia laboral y siendo antiguo jefe de análisis de datos en empresas como eBay, GameStop y Amazon, he visto los pros y los contras del trabajo en la oficina y del trabajo remoto.

Puede que mi opinión sea impopular, pero puedo asegurar que la mayoría de los empleados, especialmente los jóvenes, deberían trabajar en la oficina y no desde casa. Pero para que los que llevan poco en el mundo laboral saquen el máximo provecho al trabajo en la oficina, es necesario que los compañeros con más experiencia también trabajen desde la oficina.

Ahora bien, antes de que todo el mundo se me eche encima, apoyo al 100% el trabajo a distancia y soy totalmente partidario de la flexibilidad de los empleados y de todas las grandes cosas que conlleva trabajar desde casa. Pero mientras mucha gente habla de los beneficios del trabajo remoto, pocos hablan de sus consecuencias.

Odias tu trabajo, pero te encanta trabajar desde casa: siento informarte de que estás esposado al teletrabajo

Trabajar en persona es más colaborativo

Desde el comienzo de mi carrera en 1999, he trabajado en una oficina, codo con codo con otros compañeros, y a menudo desgranábamos los problemas en una pizarra. Podía girar mi silla y hablar con los miembros de mi equipo que estaban sentados en un escritorio junto al mío. 

Como ingeniero de control de calidad, podía mostrar rápidamente a los desarrolladores de software un error que veía en mi pantalla. Aunque puede dar la impresión de que esto era un entorno lleno de interrupciones, no lo era en absoluto.

Todos colaborábamos muy bien y respetábamos las formas de trabajar de los demás. Trabajamos duro, avanzamos rápido, colaboramos con facilidad y obtuvimos resultados. Además, todos aprendíamos mucho porque teníamos acceso directo y rápido al conocimiento de los demás.

Podía escuchar conversaciones interesantes y aprender de ellas aunque yo no estuviese involucrado 

Para bien o para mal, todo el mundo escuchaba las conversaciones de los demás cuando se producían en medio de la oficina. A veces resultaba molesto cuando un compañero hablaba demasiado alto, pero también tenía sus ventajas.

Las conversaciones de fondo permitían a los miembros del equipo enterarse de temas de los que, de otro modo, habrían quedado excluidos. Esto aumentaba la difusión de ideas y conocimientos, y permitía a los miembros del equipo interrumpir con algún comentario sobre el trabajo relacionado que estaban realizando otros equipos.

Los líderes son más accesibles en persona

Como líder, estar en la oficina también me permitió evaluar mejor las habilidades y conocimientos de mis subordinados directos.

Pude ver de primera mano cómo se comunicaban, interactuaban y ayudaban a las partes interesadas y a los miembros más jóvenes del equipo. Esto no solo me proporcionó una perspectiva y la capacidad de redactar sus evaluaciones anuales, sino que me permitió ofrecerles orientación en el momento. 

También me permitió ofrecerles más apoyo durante nuestras reuniones semanales individuales. Pero las ventajas no terminaban ahí.

Al sentarme junto a los miembros de mi equipo, yo era accesible y ellos también. Cuando encontraba algo interesante que merecía la pena compartir con el equipo, podía darme la vuelta físicamente y escuchar sus impresiones. Y ellos también podían hacer lo mismo.

En lugar de reservar una reunión en mi calendario o dedicar un tiempo excesivo a resolver un problema, podían simplemente preguntarme. Al tener acceso directo, no se quedaban adivinando e haciendo cambios sin una aprobación o validación.

Sin las interacciones en la oficina y la proximidad física entre nosotros, habríamos creado más errores en nuestro software, habríamos construido cosas que otros equipos ya habían construido y habríamos ralentizado la difusión de ideas y conocimientos, perjudicando de esta manera el crecimiento de la empresa y el desarrollo de las capacidades individuales.

El teletrabajo ya es una tendencia a la baja en España: las empresas lo reservan a los perfiles más demandados

El trabajo remoto crea ineficiencias

Según mi experiencia, muchos empleados crecen más despacio porque no escuchan estas valiosas conversaciones y no pueden recibir ayuda de sus compañeros o jefes con rapidez.

Un factor que se está produciendo con el trabajo remoto es la duplicación del trabajo y una menor colaboración, junto con problemas de liderazgo a la hora de poder evaluar adecuadamente las habilidades de los miembros del equipo. 

He sido testigo de situaciones frecuentes en las que parece que los miembros del equipo están reinventando la rueda debido a la reducción de la comunicación relacionada con el trabajo remoto. Se trata de un problema que ya existía antes del trabajo a distancia, pero en menor medida.

Con el trabajo a distancia, la comunicación también se ralentiza, ya que muchos miembros del equipo pecan de cortesía. Esto significa que cuando surgen problemas, los empleados reservan tiempo en el calendario de otro empleado en lugar de simplemente dirigirse a la persona que tienen al lado.

Lo que en un entorno de oficina habría llevado 5 minutos, ahora se retrasa horas o incluso días.

Esto no solo ralentiza el progreso para el empleado y la empresa, sino que también crea ineficiencias adicionales. Sin respuestas rápidas, los detalles del momento se olvidan o requieren una laboriosa documentación que será necesaria para la próxima reunión.

Los directivos también se ven perjudicados

Desde el punto de vista de la gestión, los directivos pierden contacto con los miembros de su equipo, ya que dejan de percibir los estados de ánimo o situaciones en las que la gente se atasca o se estresa. No estoy sugiriendo que los líderes estén o hayan estado malgestionando, pero estas pequeñas cosas son cruciales para poder entender a los miembros del equipo.

Como líder, mi trabajo consiste en crear oportunidades para que los miembros del equipo tengan éxito, pero también para que se sientan desafiados. Sin una interacción directa y diaria, no puedo ayudar y promocionar a mi equipo tan rápido como me gustaría o como se merecen.

Algunas personas sugieren que los empleados deben hablar más cuando tienen dificultades o se encuentran con un problema. Pero esto no es muy realista y no llega a la raíz de los problemas.

Admitir errores o fracasos puede ser una píldora difícil de tragar para los empleados, y compartir esta información con cualquiera puede ser embarazoso e incluso arriesgado para su carrera. Además, es posible que los que tienen problemas no se den cuenta de que los tienen hasta que vean a un compañero hacer algo de forma más eficiente.

Trabajar en casa

Estos problemas solo van a multiplicarse

El trabajo remoto no va a desaparecer y, por desgracia, sus problemas y los equipos dispersos se multiplicarán a medida que se vaya generalizando más aún el teletrabajo. Para resolverlos, es necesario que los líderes de las empresas reconozcan lo que desean los empleados, sean empáticos y transparentes, mantengan un diálogo abierto y busquen mejores soluciones para los empleados remotos.

Los empleados deben trabajar juntos en la oficina para aumentar su capacidad de comunicarse eficazmente, aprender de los demás y crear relaciones importantes para el éxito. Al hacerlo, es probable que aumenten sus conocimientos y sus posibilidades de ser tenidos en cuenta, que son las bases de los aumentos y ascensos.

Brandon Southern es el antiguo jefe de análisis de eBay, Amazon y GameStop. También crea tiktoks sobre análisis de datos y desarrollo profesional.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.