El truco secreto para lavar tu edredón nórdico en casa sin que las plumas se apelmacen

Edredón nórdico

Getty Images

  • El edredón nórdico es un compañero inestimable para las frías noches de invierno. Los expertos recomiendan lavarlo cada 6 meses. ¿Cómo hacerlo sin que las plumas se apelmacen? 
  • Existe un truco sencillo que puedes poner en práctica para lavar el nórdico sin que el relleno se encoja o deforme. 
  • Pista: necesitas una pelota de tenis. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El edredón nórdico es todo un básico en los meses de invierno para hacer las noches más cálidas y confortables. Además de su capacidad termorreguladora, es un tipo de cobertor que destaca por su resistencia y durabilidad, además de la comodidad a la hora de hacer la cama

Uno de los principales temores a la hora de lavar un nórdico es que las plumas se apelmacen y el relleno del edredón se deforme. Sin embargo, existe un truco muy fácil y conocido por pocas personas que permite solucionar este inconveniente.

Poniéndolo en práctica conseguirás un nórdico limpio con excelente aroma, liberado de impurezas, polvo y ácaros, suave y listo para disfrutar de una noche de sueño plácido.

La clave para lavar tu nórdico está en unas pelotas de tenis

Pelota de tenis

Pixabay

Desde blogs como Burrito Blanco aportan este consejo para lavar el nórdico en casa y no sufrir problemas de apelmazamiento. Antes de pasar a la pelota de tenis. ¿qué debes hacer antes de meter tu edredón en la lavadora?

Lo primero es consultar la etiqueta del edredón para saber las instrucciones específicas del fabricante a la hora de lavarlo. 

En general, es recomendable no utilizar suavizante, salvo que tengas uno casero. Emplea un buen detergente de calidad y vigila que el nórdico entre en el tambor, ya que a veces los de cama matrimonial sobrepasan la capacidad de la lavadora. En tal caso, deberías acudir a la lavandería. 

Para que las plumas del edredón no se apelmacen solamente deberás meter 3 o 4 pelotas de tenis o de pádel en el tambor de la lavadora. Si no están recién compradas y tienen algo de suciedad, puedes introducirlas dentro de un calcetín. Cerciórate de que esté seco. 

Los golpes de las pelotas de tenis al nórdico conseguirán que las plumas no se apelmacen y que el edredón sea tan confortable como siempre, conservando su apariencia estética. 

Es importante dejar que se seque del todo para que el nórdico no coja olor a humedad. Para ello, utiliza la secadora o sécalo fuera al sol en un día que no llueva.

También puedes cubrir bien el tendedero con un plástico impermeable, aumentar el ciclo de centrifugado para que salga más seco, poner la calefacción cerca de la ropa (nunca pegado o podrías estropearla) y darle caña al deshumidificador para que absorba la humedad. 

Otros artículos interesantes:

Los médicos advierten del peligro de dormir con un edredón nórdico de plumas tras detectar una enfermedad pulmonar en Reino Unido

El truco definitivo para limpiar el colchón sin necesidad de llevarlo a la tintorería

Conseguir dinero por dormir: la NASA paga hasta 11.000 euros a voluntarios por permanecer en la cama, aunque existen algunos requisitos

Te recomendamos

Y además