Cómo dormir mejor, según la ciencia

dormir, roncar

Getty Images

  • Millones de personas tienen problemas para conciliar el sueño, lo que tiene un impacto directo en su salud y en su vida diaria.
  • Prestar atención a la cafeína y mantener una rutina son algunos de los consejos que te ayudarán a dormir mejor, según la ciencia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Deja de contar ovejas, que no va a servir de nada.

Dormir es de vital importancia para mantener una correcta condición física, mental y emocional. Sin embargo, y pese a sentirse cansados, más de 4 millones de españoles tiene problemas crónicos para acabar en los brazos de Morfeo, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Además, muchos se levantan sin haber recuperado la energía pese a haber dormido las 7 u 8 horas que recomiendan los médicos.

Si te cuesta conciliar el sueño, la ciencia te puede ayudar a conseguir un descanso de mayor calidad.

Cuál es la peor postura para dormir, según la ciencia

Sigue estos consejos y verás cómo duermes mejor.

#1. Trata de dejar la mente en blanco

Es inevitable. Te metes a la cama y empiezas a hacer un repaso del día, pero te centras en todo lo negativo. Nuestros días están tan llenos de actividades que caemos desplomados en la cama con la cabeza llena de tareas pendientes y así no hay quien duerma. Eso te crea preocupación y la intranquilidad no te ayudará a dormir. 

Con el fin de evitarlo y para que puedas dormir mejor, deja los pensamientos fuera. Técnicas de relación como escuchar música o meditar te ayudarán a lograrlo. 

#2. Mantén una rutina

Para dormir mejor, intenta establecer un patrón de sueño y seguirlo diariamente. Si mantienes una rutina adecuada, de manera automática tendrás sueño cuando sea la hora de acostarte y te despertarás con más facilidad, a veces incluso sin necesidad de ponerte una alarma. 

Los estudios nos dicen que un estilo de vida constante y organizado puede ayudarnos a dormir mejor. 

La rutina ayuda al cuerpo a saber cuándo debe estar activo o descansar. Igual que se mantiene unos horarios para comer, se debe hacer de la misma forma para dormir: acostarse y despertarse a la misma hora todos los días es la mejor opción para regular el sueño.

#3. Cuidado con la cafeína y otros estimulantes

Muchos malos hábitos afectan a nuestro descanso, como el consumo de cafeína, el alcohol o el tabaco.

De acuerdo con los médicos, es importante no tomar café al menos en las 6 horas previas a acostarnos, ya que la cafeína no solo está relacionada con la falta de sueño, sino con una mala calidad del mismo.

Aunque puedan ayudar a conciliar el sueño a corto plazo, producen el efecto contrario a la larga. 

#4. Controla cuándo haces ejercicio

Hacer ejercicio es buena idea, sobre todo si no se hace muy cerca de la hora de acostarnos. Aunque la actividad física y dormir bien están relacionados, hay que tener cuidado dado que si haces deporte justo antes de irte a dormir, causas el efecto contrario: el cuerpo se activa.

#5. Que no se te vaya la siesta de las manos

Según un estudio, dormir una media de 25 minutos mejora entre el 16% y el 34% nuestras funciones cognitivas. Pero solo es tiempo. Si te pasas, conciliar el sueño por la noche se volverá muy complicado.

Además, el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) señala que las siestas no deberían hacerse después de las 15:00 horas. 

#6. Fuera pantallas

La luz azul que emiten los aparatos electrónicos es un disruptor de los ciclos circadianos, por lo que perjudica al sueño. La luz azul activa al cerebro haciéndole creer que es hora de trabajar y que, por tanto, se tiene que mantener despierto.

Para que no te afecte, evita las pantallas media hora antes de meterte en la cama.

¡Dulces sueños!

Otros artículos interesantes:

10 alimentos que debes cenar para dormir mejor

10 aplicaciones y gadgets que te ayudarán a dormir mucho mejor

10 objetos que no deberías tener en tu habitación si quieres dormir bien todas las noches