Pasar al contenido principal

Trump se refirió al presidente egipcio Al-Sisi como "mi dictador favorito" en el G7, y dejó pasmados a los funcionarios estadounidenses

Donald Trump con el presidente egipcio, Al-Sisi, en la cumbre del G7.
Donald Trump con el presidente egipcio, Al-Sisi, en la cumbre del G7. Associated Press
  • El presidente Donald Trump dejó estupefactos a los funcionarios del EEUU que acudieron con él a la cumbre del G7 en Francia, cuando bromeando se refirió al presidente egipcio Abdelfatah Al-Sisi como "mi dictador favorito".
  • Trump hizo estos comentarios mientras estaba esperando a que Al-Sisi llegara a una reunión, según ha detallado The Wall Street Journal, que originalmente ha publicado esta información.
  • El presidente entró en una reunión que estaba teniendo lugar entre funcionarios egipcios y estadounidenses, y de repente gritó: "¡¿Dónde está mi dictador favorito?!".
  • El Journal incide en que Trump solo recibió un atronador silencio como respuesta.
  • El comentario de Trump vuelve a poner en el foco la comocidad con la que el presidente estadounidense se desenvuelve con líderes autoritarios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente Donald Trump dejó pasmados a los funcionarios estadounidenses que acudieron con él a la cumbre del G7 en Biarritz, Francia. El mandatario americano se refirió de broma al presidente egipcio Abdelfatah Al-Sisi como "mi dictador favorito".

Según The Wall Street Journal, quien ha publicado primero esta información, Trump hizo el comentario mientras esperaba reunirse con el dirigente egipcio. Lo empezó a buscar en una reunión entre funcionarios egipcios y estadounidenses, en la que irrumpió gritando: "¡¿Dónde está mi dictador favorito?!".

El Journal detalla que Trump solo obtuvo un atronador silencio como respuesta. No está claro si el propio Al-Sisi escuchó el comentario.

La Casa Blanca no ha querido hacer ningún comentario a la edición estadounidense de Business Insider.

Leer más: Trump está supuestamente considerando ofrecer una ayuda de 15.000 millones de dólares a Irán

Este comentario de Trump vuelve a poner en el foco la desenvoltura del dirigente americano con los líderes autoritarios. Otros mandatarios que han sido elogiados por Trump son el presidente ruso, Vladimir Putin, el turco Recep Tayyip Erdoğan, el norcoreano Kim Jong Un o incluso el presidente chino Xi Jinping.

Al-Sisi llegó al poder en Egipto mediante un golpe de Estado al primer gobierno electo en 2013. Desde entonces ha sido acusado en múltiples ocasiones de vulnerar los derechos humanos, por encarcelar a miles de oponentes políticos, aplastar la liberta de prensa y torturar y asesinar presos. El Gobierno egipcio siempre justifica sus acciones diciendo que está combatiendo el extremismo.

Poco después de que tomara el mando del país, Al-Sisi fue recibido en la Casa Blanca por Trump, quien dijo que había hecho "un espléndido trabajo en una situación muy difícil". La administración Trump no ha criticado públicamente el abismal historial de violaciones a los derechos humanos del Gobierno egipcio.

Durante la cumbre del G7, Trump ensalzó su relación con el dirigente egipcio ante los periodistas. "Nos entendimos el uno al otro muy bien. Os reconozco que es un tipo duro, pero también es un buen hombre y está haciendo un trabajo en fantástico en Egipto. No es fácil".

Y además