La última metedura de pata de Trump: una pequeña pizzería italiana fue sancionada en lugar de un exportador de petróleo venezolano

La Administración Trump incluyó por error a dos empresas italianas, entre ellas una pizzería, en una lista de sanciones.
La Administración Trump incluyó por error a dos empresas italianas, entre ellas una pizzería, en una lista de sanciones.

Getty Images

  • En su último día de mandato, Trump ordenó imponer sanciones a los integrantes de la industria petrolera venezolana.
  • En un caso de confusión de identidades, dos empresarios italianos vieron sus empresas incluidas en la lista negra.
  • Los propietarios de una pizzería de Verona y de un estudio de diseño gráfico de Cerdeña han sido retirados de la lista de sanciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Administración Trump impuso por error sanciones a un restaurante italiano y a un estudio de diseño gráfico antes de que el expresidente dejara su cargo, según informa The Guardian.

En su último día de mandato, el expresidente Donald Trump ordenó que se impusieran sanciones a una red de empresas petroleras venezolanas y a personas asociadas a la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Esta medida formaba parte de un embargo económico aplicado desde hace tiempo a Venezuela, con el que se pretendía poner fin al régimen del presidente Nicolás Maduro.

Sin embargo, un desafortunado error hizo que dos empresarios italianos, que compartían el mismo nombre con un hombre implicado en el comercio de petróleo venezolano, vieran sus negocios afectados por la ofensiva.

Alessandro Bazzoni, propietario de una pizzería en la ciudad italiana de Verona, descubrió que su negocio había sido incluido en una lista negra de comercio de Estados Unidos después de acudir a su banco habitual, informa The Guardian.

EEUU, Rusia y China protagonizan una ciberguerra que se ha convertido en el juego de espías más sofisticado de la historia: estas son las armas con las que cuenta cada uno

"Cuando me enteré de que mis cuentas corrientes habían sido bloqueadas, pensé que era una broma", ha explicado Bazzoni al periódico italiano Corriere della Sera. "Ya son tiempos difíciles para nosotros, los propietarios de restaurantes, lo último que necesitaba era que me bloquearan las cuentas".

Bazzoni ha dicho al periódico que no ha recibido ninguna disculpa. Sin embargo, afirma que agradece que su nombre haya sido retirado de la lista de sanciones. "Agradezco al nuevo Gobierno estadounidense la eficacia con la que ha intervenido", ha manifestado Bazzoni al Corriere della Sera.

Otro italiano, que también se llama Alessandro Bazzoni, también fue objeto de sanciones. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó su empresa, SeriGraphicLab, en una lista negra, según The Guardian. 

El empresario sardo, que no ha querido hacer comentarios, ha confirmado al periódico que su estudio de diseño gráfico estaba en la lista de sanciones.

Los incidentes se debieron a un error de identidad. El Gobierno estadounidense estaba tratando de apuntar a otro ciudadano italiano que había sido un "facilitador principal" de una red diseñada para ayudar a PDVSA, según el Washington Post.

El 31 de marzo, el Departamento del Tesoro estadounidense actualizó la lista y eliminó a los afectados por la confusión. 

LEER TAMBIÉN: Trump está planeando lanzar su propia red social, según su asistente

LEER TAMBIÉN: Los empleados de uno de los hoteles de Trump dicen que tuvieron que fingir que apoyaban al presidente: "Por dentro me estaba muriendo"

LEER TAMBIÉN: Aranceles, Morón, Rota, Venezuela o la tasa Google: cómo impactará el nuevo Gobierno de Biden, que hoy inicia su mandato, en España

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”