Europa establece el cargador único USB-C en móviles desde otoño de 2024: así afectará a Apple y al resto de fabricantes

Cargador Lightning de iPhone.

Los planes de la Unión Europea de establecer un puerto de carga único para todos los dispositivos tecnológicos portátiles de pequeño tamaño están hoy un paso más cerca de hacerse realidad, y en otoño de 2024 pasará a ser una obligación para todos los fabricantes usar el puerto de carga USB tipo C.

El Parlamento Europeo ha llegado este martes a un acuerdo provisional para una enmienda para la Directiva 2014/53 para la armonización de la comercialización de equipos radioeléctricos, como ha dado a conocer a través de un comunicado.

Se trata de algo en lo que lleva trabajando la Unión Europeo desde septiembre del año pasado, cuando dio a conocer el primer borrador de esta enmienda, que afecta a los dispositivos portátiles de tamaño pequeño y mediano que se vendan en territorio comunitario.

Con esta decisión, al utilizar siempre el mismo puerto de carga en todos los productos, se busca reducir los residuos electrónicos derivados de los diferentes tipos de cargadores que las personas tienen que utilizar, así como facilitar su uso a los consumidores.

Entre los productos afectados se encuentran: teléfonos móviles, tabletas, eReaders, auriculares inalámbricos, cámaras digitales, visores, consolas portátiles y altavoces portátiles. Siempre que se carguen por cable y no sean de carga solo inalámbrica, tendrán que usar USB tipo C.

5 cosas que no entendemos del famoso cable Lightning de Apple: ¿Es hora de jubilarlo?

Además, la normativa del Parlamento Europeo establece que los ordenadores portátiles también tendrán que adaptarse a este puerto de carga único, pero tendrán más tiempo de margen. Estos equipos tendrán que estar adaptados cuando pasen 40 meses de la entrada en vigor de la ley en otoño de 2024.

La instituciones comunitarias han pensado también en un aspecto como es la carga rápida, que aseguran que estará "armonizada para los dispositivos que la soporten". El objetivo es que, con el mismo cargador, pueda cargarse diferentes dispositivos a la misma velocidad.

Apple tendrá que abandonar su puerto de carga Lightning en los iPhones

Adaptadores USB-C a Lightning reales en una tienda de Apple.

Entre las implicaciones a corto plazo, la marca más afectada en sus productos será Apple, la única que mantiene en sus smartphones un puerto de carga diferente al USB tipo C general de la industria: Lightning, que en sus diferentes variantes lleva usando desde el primer iPhone.

La legislación obligará a Apple a comenzar a utilizar USB tipo C en sus móviles iPhones desde otoño de 2024, lo que de materializarse haría por primera vez cambiar a Apple de su cargador Lightning habitual. 

También estarán afectados otros productos como la serie de auriculares inalámbricos AirPods, pero no los de su marca Beats, que ya usaban el estándar USB tipo C en la mayoría de los casos.

La familia iPad está menos afectada que los iPhones, pero también tendrá que unificarse. Apple ya comenzó a usar USB tipo C en lugar de Lightning desde septiembre de 2020 en varios modelos de sus tabletas iPad (Air, Pro y Mini). El puerto anterior solo se mantiene en el iPad básico de 10,2 pulgadas.

En cuanto al resto de marcas, el sector que más afectado puede resultar por la normativa europea y la unificación de puertos es el de los fabricantes de cámaras digitales, eReaders y altavoces inalámbricos, que en muchos casos siguen usando la versión anterior para cargarse, micro USB. 

Los nuevos lanzamientos de estas cámaras digitales, eReaders y altavoces inalámbricos tendrán que pasar a utilizar el nuevo estándar obligatoriamente desde otoño de 2024 para poder seguir vendiéndose en la Unión Europea.

Las tecnologías de carga rápida no están armonizadas en la actualidad

Xiaomi 12 Pro.

Una de las promesas más difíciles dentro de la propuesta de legislación salida del Parlamento Europeo es la carga rápida. Hace unos años el puerto de carga era la única variable, pero ahora la velocidad de carga de un dispositivo depende de la tecnología y del adaptador que se utilice.

Aunque existen estándares transversales de la industria, como el de carga inalámbrica abierto Qi o el de carga rápida desarrollado por Qualcomm, Quick Charge, en la actualidad la mayoría de fabricantes tecnológicos utilizan sus propios sistemas para que sus productos carguen más.

Es el caso de marcas que han ido compitiendo en los últimos años para tener la carga más rápida, como Xiaomi, OPPO y realme. El último buque insignia de la primera compañía, Xiaomi 12 Pro, utiliza tecnología de carga rápida propia HyperCharge de 120 vatios, con lo que llega al 100% en 17 minutos, pero para esto requiere del uso del adaptador de corriente que la marca incluye en la caja, más allá del cable.

OPPO y realme, por su parte, presentaron en el marco del MWC 2022 sendas tecnologías de carga rápida de 150 vatios que llegarán durante este año a sus terminales y que harán que se recarguen en aún menos tiempo. 

La normativa europea deja lagunas en este aspecto, ya que no llega a detallar cómo lo hará a nivel técnico para unificar la carga rápida, dividida actualmente entre muchas tecnologías diferentes, ni si esta podrá llegar a aprovechar los sistemas punteros desarrollados por los fabricantes en los últimos años.

Además, al centrarse en los puertos de carga, desatiende un elemento estrictamente necesario para que produzca la carga rápida como son los adaptadores de corriente, sobre todo en dispositivos como los móviles y los ordenadores portátiles, que no son intercambiables entre marcas si se quiere mantener la máxima velocidad soportada.

Otros artículos interesantes:

Apple podría estar a punto de eliminar su cable Lightning tras las insistencias de la UE a adoptar un único método de carga universal

Los mejores cargadores con USB-C que puedes comprar

Los mejores cargadores inalámbricos Qi Wireless para iPhone, Samsung, Xiaomi y más marcas

Te recomendamos