Pasar al contenido principal

Así ven los analistas la última escalada del precio del petróleo: con la atención fijada en Irán y Libia

Un trabajador en una refinería.
Getty Images
  • El petróleo avanza más de un 3%, lo cual le lleva a cosechar los niveles más altos desde noviembre del pasado año.
  • El último repunte tiene que ver con la intención que tiene Estados Unidos de retirar las exenciones sobre las sanciones a Irán.
  • Si la situación en Libia no mejora, los precios del oro negro pueden continuar avanzando, según consideran los analistas.

Los precios del petróleo se dispararon en más de un 3%, lo cual representa máximos no vistos desde noviembre de 2018 después de las informaciones que señalan que Estados Unidos tiene previsto anunciar que todos los compradores de petróleo iraní tendrán que finalizar las importaciones o estarán sujetos a las sanciones por parte del gobierno estadounidense.

Ese aumento de precios llegó después de un informe publicado por Washington Post, citando a dos funcionarios anónimos del Departamento de Estado, acerca de que el Secretario de Estado del país norteamericano, Mike Pompeo, anunciará que “a partir del 2 de mayo, el Departamento de Estado ya no otorgará exenciones de sanciones a ningún país que esté importando actualmente, entre los que se encuentra el crudo condensado iraní”.

Los precios del Brent aumentaron en más de un tercio este año, mientras que el crudo estadounidense se disparó más del 40%. Estados Unidos volvió a imponer sanciones en noviembre a las exportaciones de petróleo iraní después de que Donald Trump se retirara unilateralmente del acuerdo nuclear sellado en 2015 entre Irán y seis potencias mundiales. 

Sin embargo, Washington concedió a los ocho principales compradores de petróleo de Irán, principalmente en Asia, la exención de las sanciones que les permitieron realizar compras limitadas durante seis meses adicionales.

Los ocho compradores del crudo del país asiático son, principalmente, China e India, además de Japón, Corea del Sur, Italia, Grecia, Turquía y Taiwán. En este sentido, Daryl Liew, director de carteras de Reyl Singapur apunta que "las sanciones son obviamente una de las principales causas, creo, que influye en los precios del crudo”. 

También destacó los datos de crecimiento económico más fuertes de lo esperado en China la semana pasada, lo que podría estar “impulsando las expectativas de la demanda”.

Leer más: Por qué el petróleo se ha disparado: esta es la previsión de los expertos para este año

Irán y Libia: factores clave para su futuro repunte

De los compradores de petróleo iraní, explica que la India podría sufrir más por el movimiento de Washington. En su opinión la India es probablemente uno de los países potenciales clave que “podrían sufrir un precio del petróleo más alto, en términos de su déficit de cuenta corriente”. Y eso básicamente será ejercer “presión sobre las presiones inflacionarias”.

Mientras tanto, la capital de la OPEP, Trípoli en Libia, fue golpeada por una serie de ataques aéreos y explosiones durante el fin de semana, en una escalada de violencia que podría amenazar aún más el suministro de petróleo. El país sigue inmerso en el conflicto desde la caída del dictador Muammar Gaddafi en 2011. 

Los analistas y operadores vigilan a Libia porque su producción de petróleo ha sido uno de los mayores agiradores en el mercado petrolero en los últimos años. Su producción ha fluctuado enormemente ya que los campos petrolíferos del sur de la región a menudo se desconectan en medio de los combates.

Kang Wu, analista jefe para Asia en S&P Global Platts, analiza que Libia está produciendo 1,1 millones de barriles por día por lo que, si las cosas van mal, entre 300.000 y 400.000 barriles por día de petróleo “se verán afectados de inmediato”.

Para ello, mucho depende de “cómo reaccionará Arabia Saudita ante la situación (tienen capacidad adicional), pero las preocupaciones sobre el suministro "mantendrán la presión sobre los precios del petróleo en el corto plazo”, tal y como considera Wu.

Y además