Pasar al contenido principal

Las ventas online de Inditex se disparan un 27% en 2018 y esto muestra por qué la cadena está apostando por llegar a más mercados con su tienda en Internet

Compradores en Zara
Reuters
  • Las ventas online de Inditex crecieron un 27% en 2018, según los últimos resultados presentados por el gigante textil dueño de Zara. 
  • El presidente de la compañía, Pablo Isla, ha dicho en la conferencia con analistas que la venta online no diluye la rentabilidad del grupo. 
  • En 2020, Zara quiere vender online en todo el mundo con un stock integrado entre la tienda física y la online. 

Inditex llegó tarde a la venta online. Hasta 2010, Zara no abrió su tienda web. Diez años después que otras grandes empresas textiles: uno de los grandes market places textiles como Asos llevaba desde el año 2000 en funcionamiento, el mismo año en el que comenzó a vender online Mango. 

Zara llegó tarde a la venta online, pero lo hizo con fuerza. En 2020 quiere estar presente en todo el mundo. Y todo ello integrando el stock de las tiendas físicas con el canal web. 

Los datos de estos últimos resultados muestran la importancia de las ventas online para el grupo. En 2018, estas crecieron un 27% hasta suponer 3.200 millones de euros en este último ejercicio. De hecho, ya representan un 12% de las ventas totales y un 14% si solo observamos las ventas en mercados donde tienen presencia online. 

El año pasado fue el primero en el que el gigante dio cifras de estas ventas online. En 2017, la venta por esta vía creció un 41% y supuso el 10% de las ventas netas del grupo ese año. En los mercados con venta online, en 2017 supuso un 12% del total. 

Esto en un contexto en el que los resultados del grupo han mostrado cierta desaceleración. Las ventas de Inditex alcanzaron los 26.000 millones de euros en 2018, lo que representó una subida del 3%. El problema es que Inditex lucha contra sí mismo y esta cifra se queda lejos de la registrada en años anteriores. 

Así que, el peso de las ventas online crece en los cuentas del grupo. 

En la conferencia con analistas tras presentar resultados, el presidente de la compañía, Pablo Isla, ha vuelto a insistir en que la venta online no diluye la rentabilidad de la compañía y ha apuntado que ambos canales se complementan. Isla ha añadido, respondiendo a las preguntas de los analistas, que hay clientes que, por ejemplo, prefieren comprar online pero recoger en las tiendas o que utilizan los puntos físicos para realizar las devoluciones. 

Leer más: Inditex y Mercadona escalan posiciones en el ránking de los titanes de la distribución mundial

En este sentido, el plan de ventas online de Inditex está enfocado a una integración total del stock entre la tienda online y la tienda física, según señalaba Isla en su presentación ante analistas. 

Esto es clave porque Inditex ha llegado, en gran parte, a donde está gracias a su distribución. El gigante textil es capaz de enviar las prendas en 48 horas desde su centro neurálgico de Arteixo (A Coruña), donde tiene sus oficinas centrales, hasta rincones tan lejanos como Japón. Para ello, la centralización de sus operaciones es clave, pero también la integración de los stocks. 

El objetivo para 2020, explicaba Isla, es la integración total junto con una distribución centralizada y una plataforma global de tiendas. Entre las ventajas que quieren ofrecer su reto es conseguir la entrega en el mis día en áreas metropolitanas y el envío al día siguiente como estándar global. 

Unos retos que recuerdan a los de otros grandes gigantes del comercio electrónico como Amazon. 

Te puede interesar