La quema de combustibles fósiles fue culpable de un millón de muertes en 2017

Contaminación

Jacek Dylag/Unsplash

  • Un nuevo estudio publicado en la revista Nature responsabiliza a la quema de combustibles fósiles con un millón de muertes en 2017.
  • Los fallecimientos por accidentes cerebrovasculares, infecciones respiratorias o cáncer de pulmón pueden atribuirse a concentraciones de partículas finas de menos de 2,5 micrones de diámetro (PM2,5) en la atmósfera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La contaminación mata, y cada vez son más los estudios científicos que lo demuestran, poniéndole números y cifras a la presencia de partículas nocivas en el aire. El último que se ha dado a conocer muestra que la quema de combustibles fósiles está relacionada con un millón de muertes en 2017.

Son resultados de un nuevo estudio publicado en la revista Nature, ejemplo de cuánto está dañando la contaminación la salud humana. Si se eliminase el uso de los combustibles fósiles, un millón de muertes podrían haberse evitado hace 4 años.

Para llegar a esta conclusión, el estudio ha combinado modelos de transporte químico con datos sobre emisiones y partículas: las muertes, causadas por enfermedades estrechamente vinculadas a la polución como accidentes cerebrovasculares, infecciones respiratorias o cáncer de pulmón, guardan relación con las altas concentraciones de partículas finas, aquellas que tienen menos de 2,5 micrones de diámetro (PM2,5) en la atmósfera.

Los investigadores buscaron las muertes atribuibles a PM2.5 en 2017, incluidos datos de 21 regiones, que cubren 204 países y 200 áreas subnacionales. A continuación, escarbaron en los datos para saber qué fuentes de PM2.5 fueron responsables de estas muertes y en qué medida. Ese año más del 90% de la población mundial respiró un aire contaminado por encima de los niveles recomendados por la OMS

Según Science Alert, los países que salen peor parados también son los más contaminados. El mayor número de muertes se produjo en China y la India, que suman más de la mitad de los decesos producidos por la polución. Si se eliminasen por completo la combustión de carbón, petróleo y gas natural en ambas regiones, la caída global de la mortalidad se situaría en un 20%. 

La contaminación por partículas finas se emite principalmente por la quema de combustibles fósiles, aunque existen fuentes secundarias como la calefacción doméstica, estufas, tormentas de polvo, incendios y otros residuos.

Otras investigaciones calcularon con anterioridad el impacto en la salud de la contaminación del aire por PM2.5, pero ninguna hasta el momento había proporcionado un desglose tan detallado de las muertes que se pueden atribuir a la quema de combustibles fósiles. "Las regiones con grandes contribuciones antropogénicas generalmente tuvieron las muertes atribuibles más altas, lo que sugiere beneficios sustanciales para la salud al reemplazar las fuentes de energía tradicionales", indican los autores.

La comunidad científica insta a revisar a los datos y especialmente, a reducir el uso de estas fuentes energéticas. La India sigue teniendo una fuerte dependencia del carbón, pero otras regiones como EEUU, China, Alemania o Italia la han reducido en los últimos años. 

En cuanto al gas y al petróleo, hay mucho trabajo por delante: siguen siendo el mayor generador de contaminación por partículas finas en Egipto, Rusia y Estados Unidos.

Otros descubrimientos apuntan a que la contaminación causa 6 millones de muertes al año, mientras que otros informes la vinculan con enfermedades tan dispares como la osteoporosis, la obesidad, la depresión, el Alzheimer o la diabetes. Según Our World in Data, la contaminación del aire puede atribuirse al 9% de las muertes a nivel mundial.

Otros artículos interesantes:

La contaminación del aire causa la muerte prematura de medio millón de bebés al año

Logran crear una molécula capaz de absorber todo el espectro de la luz solar, un descubrimiento que podría dejar atrás el uso de los combustibles fósiles

Los grandes bancos continúan financiando carbón pese a haber anunciado un giro hacia las inversiones sostenibles

Te recomendamos

Y además