El stock de vivienda en alquiler se duplica en Madrid y Barcelona en 2020 y empuja a los precios a la baja

Una joven pasa ante un anuncio de un piso en alquiler en Madrid
Reuters
  • El stock de viviendas en alquiler se ha más que duplicado a lo largo de 2020 en grandes ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla o Málaga y en otras más pequeñas como Toledo, Cádiz, Huesca o Granada, según Idealista.
  • El aumento de la oferta ha arrastrado los precios a la baja, con Barcelona a la cabeza con un 9,4% interanual menos, un 7,3% menos en Madrid o un 6,2% menos en Palma de Mallorca.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras un 2020 marcado por el coronavirus y sus restricciones, el mercado inmobiliario ha cerrado el año con cambios drásticos en la estructura del alquiler, debido al impacto de la pandemia en el sector del alquiler vacacional o a corto plazo o en la venta de vivienda de segunda mano. Ambos factores han reforzado al segmento del alquiler tradicional, al que han ido a parar muchas viviendas que hasta ahora se empleaban para otros fines.

Así, el deterioro del alquiler turístico ha provocado que parte de su oferta "pase al alquiler tradicional, igual que las ventas que no se produzcan", como auguró hace 7 meses Emiliano Bermúdez, subdirector general de Donpiso. Este fenómeno ha tenido su repercusión en el número total de viviendas en alquiler disponibles y en los precios medios, según los datos del cierre de 2020 publicados por Idealista y recogidos por Cinco Días.

En concreto, el stock de viviendas en alquiler ha aumentado a lo largo de 2020 un 78% de media estatal, mientras que se ha más que duplicado en las grandes ciudades del país, aunque no exclusivamente, dado que se han registrado incrementos interanuales en el número de casas alquilables por encima del 100% en núcleos urbanos más pequeños, y por tanto con menos tensión residencial, como Salamanca, Granada, Toledo o Huesca.

Así, la oferta de pisos en alquiler ha crecido un 155% en Barcelona, que pasó de tener 11.400 viviendas en enero a casi 24.000 en diciembre, mientras que en Madrid han aumentado un 133%, avanzando desde 14.600 a 32.800 viviendas disponibles durante el año pasado. Sin embargo, el mayor aumento interanual entre las grandes ciudades se ha experimentado en Sevilla, de un 169%, pasando de 1.912 pisos alquilables a más de 5.000 en diciembre.

El sector inmobiliario después del coronavirus: menos demanda, caída en las transacciones y pocas certezas para descifrar qué pasará con los precios de compra y alquiler

Esta tendencia se ha registrado en Málaga, con un crecimiento durante 2020 del 142%, y Valencia, donde avanzó un 119%. Fuera de las grandes ciudades, el mayor avance se registró en Granada, con un 251% más en un año en que esta ciudad universitaria ha carecido de la actividad habitual, según Cinco Días, que compara su caso con el de Salamanca, donde la oferta de alquiler ha crecido un 118%.

Tras Granada, destaca el alza de un 157% en el stock de alquiler de Huesca, el 149% de Córdoba, el 133% de Cádiz o el 115% de Toledo. Sin embargo, aunque este aumento en la oferta de pisos para alquilar parezca generalizado, no lo es tanto su impacto en los precios de arrendamiento, que han cerrado 2020 con un aumento medio del 1,4% a pesar de que sus mercados más tensionados han registrado fuertes retrocesos.

Así, Idealista asegura que el precio del alquiler ha caído un 9,4% interanual en Barcelona, un 7,3% en Madrid, un 6,2% en Palma de Mallorca, un 5,6% en Málaga y un 5,2% en Sevilla. En la mayoría de los casos, los precios crecieron en estas ciudades hasta el verano, cuando la desescalada del confinamiento por coronavirus vino acompañada de un abaratamiento del alquiler en las grandes ciudades.

Otros artículos interesantes:

Más oferta, precios a la baja e incertidumbre: así será alquilar una vivienda en 2021, según los expertos

Así se han movido los precios del alquiler durante el coronavirus en las 20 ciudades más pobladas de España

La vivienda empieza a notar el efecto del coronavirus en gran parte de España: así están evolucionando los precios de venta y alquiler