Volvo llama a revisión a más de 100.000 coches por problemas de frenos

Un Volvo XC40 en el Salón de Zurich.

REUTERS/Arnd Wiegmann

  • Volvo ha llamado a revisión a más de 100.000 coches en todo el mundo por fallos en el ensamblaje. Los problemas pueden afectar al sistema antibloqueo de frenos, control electrónico de estabilidad y control de tracción.
  • Los modelos más afectados son el Volvo V60 y el XC90. Hasta marzo, no comenzará a enviar las notificaciones a los propietarios.

El año ha empezado con problemas para Volvo. Según ha informado la compañía sueca en un comunicado, ha tenido que llamar a revisión a unos 106.900 coches en todo el mundo por un presunto fallo relacionado con los frenos.

Según publica Reuters, los vehículos afectados son del año 2023 de los modelos C40, XC40, S60, V60, XC60, V90 y XC90. Además de Volvo, el aviso también lo ha dado la National Highway Traffic Safety Administration.

El informe elaborado por este organismo indica que un error de diagnóstico en un módulo de control de frenos puede causar problemas con el sistema antibloqueo de frenos, control electrónico de estabilidad y control de tracción. "Una reducción de las funciones de apoyo a los frenos puede aumentar el riesgo de accidentes", indica el comunicado. 

Aunque los concesionarios ya están sobre aviso, la compañía no espera enviar una notificación a los propietarios de los 106.900 coches afectados hasta marzo. Los vehículos que tendrán que ser revisados se fabricaron entre el 15 de noviembre de 2018 y el 7 de febrero de 2019.

A principios de enero, Volvo retiró del mercado estadounidense 74 vehículos de los modelos V60 Cross Country, XC60 y XC90 por un error de fabricación en la estación de ensamblaje de tornillos de Robert Bosch Automotive Steering.

Según Volvo, el proveedor ha colocado unos tornillos encima de otros, lo que puede provocar un bloqueo en el volante debido a la caída de un tornillo en la carcasa de la caja de cambios, lo que aumenta el riesgo de un choque.

Además de en EEUU, en Canadá también han tenido problemas con ciertos vehículos. Aquí los vehículos afectados son el Volvo V60 de los años 2019, 2020, 2021 y 2022; y el Volvo XC90 de los mismos años.

En este caso, el motivo de la revisión es porque el mecanismo de dirección podría no haberse ensamblado correctamente en una pequeña cantidad de vehículos, lo que podría provocar que un tornillo suelto cayera en la caja de cambios de dirección. 

Según la National Highway Traffic Safety Administration, "Volvo enviará una notificación a los propietarios por correo y les indicará que lleven su vehículo a un concesionario para reemplazar el mecanismo de dirección".

Otros artículos interesantes:

Geely, el fabricante de coches chino dueño de Volvo, ha lanzado 9 satélites para sus sistemas de conducción autónoma, los primeros de una "constelación" de 240

Business Insider Talks: Estos son los planes de Volvo para cumplir su objetivo de impacto cero de C02 en el medio ambiente en 2040, según su CEO en España

Los proveedores de vehículos transforman su negocio para sacar tajada de los coches eléctricos

Te recomendamos