Geely, el fabricante de coches chino dueño de Volvo, ha lanzado 9 satélites para sus sistemas de conducción autónoma, los primeros de una "constelación" de 240

GeeSAT-1, el satélite de Geely
GeeSAT-1, el satélite de Geely

Geely

Una "constelación" de satélites para dar servicio a sus sistemas de conducción autónoma. Este es el plan de la compañía china Geely, propietaria además de su propia marca en China de otras como las suecas Volvo Cars y Polestar, la de coches por suscripción Lynk&Co, la británica Lotus o la malasia Proton.

Para ello, Geely ha lanzado los primeros 9 satélites GeeSAT-1, un tipo de dispositivo de órbita baja que permite ofrecer un posicionamiento preciso y mayor conectividad a los vehículos de las marcas del gigante asiático, con el objetivo de permitir "una verdadera y segura conducción autónoma" y conectar sus vehículos con varios servicios, según ha explicado la compañía.

Estos satélites tienen una vida útil de 5 años, según Geely, y una vez terminado ese plazo, caen por sí solos a la atmósfera terrestre, donde se desintegran "sin dejar basura espacial", ha indicado la compañía.

China cree que los satélites Starlink, de Elon Musk, son una amenaza para el país, aunque el magnate mantiene su buena relación con el gigante asiático

Elon Musk China Tesla Starlink

Se trata de los primeros lanzamientos de una fase inicial en la que el fabricante asiático pretende poner en órbita 72 satélites antes de 2025. La segunda fase constará de otros 168 satélites para terminar con esa constelación de 240 unidades.

Geespace, la filial de Geely para este sector, tiene capacidad para producir 500 satélites al año, y el GeeSAT-1 es el primero de los modelos que están preparando.

Otras aplicaciones: logística, medio ambiente o los Juegos Asiáticos

Esta constelación de satélites no solo servirá para dar soporte a los vehículos de Geely, también se empleará para objetivos muy distintos. Por ejemplo, la compañía china pretende crear una plataforma logística junto a empresas del sector que incluya un control en tiempo real del movimiento de mercancías.

Otra aplicación de estos satélites será proteger la limpieza de las aguas marinas de elementos como el plástico, a través del proyecto Blue Guardian de la compañía china.

Incluso en el deporte, donde Geely se encargará de ofrecer información de alta precisión sobre posicionamiento, sensores remotos o comunicaciones por satélites en los Juegos Asiáticos, cuya próxima edición se disputará en la localidad china de Hangzhou el próximo mes de septiembre.

Otros artículos interesantes:

El fabricante chino Geely une fuerzas con Tencent para trabajar en el coche autónomo

El coche autónomo comenzará a verse en las carreteras en la segunda mitad de esta década, pero sin mezclarse con el tráfico normal, según el director del Observatorio Nacional del 5G

China cree que los satélites Starlink, de Elon Musk, son una amenaza para el país, aunque el magnate mantiene su buena relación con el gigante asiático

Te recomendamos