Zalando se estanca: pierde 61,3 millones de euros en el primer trimestre de 2022 por el complejo contexto macroeconómico y la vuelta al comercio físico

Trabajador de Zalando

Reuters

Zalando materializa su propio estancamiento: el marketplace alemán pierde 61,3 millones de euros en los 3 primeros meses de 2022 frente a los beneficios de 34,5 millones de euros del mismo trimestre del año anterior, según ha comunicado este jueves la compañía.

Unos resultados que marcan la tendencia descendente con la que el grupo cerró el ejercicio 2021, cuando ganó un 18,5% menos por la vuelta del comercio físico. De hecho, la firma ya avisó que sus tasas de crecimiento habían comenzado a normalizarse. 

Este primer trimestre confirma el vaticinio y se apunta a la afección por los diferentes factores macroeconómicos.

 "El aumento de la inflación y el aumento de los costes para los hogares contribuyeron a un sentimiento de consumo más cauteloso, al tiempo que un entorno sanitario más relajado provocó cambios en las preferencias de los consumidores", precisan.

De vuelta a los resultados actuales, la cifra de negocio de la compañía se situó en 2.205 millones de euros, lo que supone una caída del 1,5% respecto a los a los 2.237 millones de euros anotados en el mismo periodo analizado de 2021.

Por su parte, el volumen bruto de mercancía (GMV, por sus siglas en inglés) aumentó solo un 1% respecto al año anterior, hasta situarse en 3.183 millones de euros.

Los usuarios activos de Zalando se elevaron hasta los 48 millones, lo que habla de un incremento del 17%. El número de pedidos creció un 3,6% y se situó en 58 millones. Cada usuario hizo 5,2 pedidos de media –un 6,3% más– y la cesta de compra bajó un 2,2 % hasta los 56,6 euros. 

Zalando diversifica su negocio y lanza una división de ropa de segunda mano que arranca en España y Alemania

El resultado bruto de explotación (ebitda) arrojó unas pérdidas de 6,4 millones de euros frente a los 132 millones anotados un años antes, cuando remontó una impacto negativo de 62,5 millones. 

La plataforma de comercio electrónico también ha visto caer su flujo de caja, el cual representa una merma de casi el 25%, al situarse en 1.594 millones de euros, en comparación con los 2.123 millones de euros que disponía a 31 de marzo de 2021. 

La empresa fundada en Berlín en 2008, que dispone de 700.000 productos de más 3.500 marcas, ha visito crecer su inventarios un 26,2%, hasta los 1.952 millones de euros, debido, explican, al aumento de entradas de este y a una desaceleración de la demanda.

Zalando cuenta con casi 17.200 empleados (17.199) en plantilla, lo que supone un ligero repunte del 0,9%.

Previsiones debilitadas

Robert Gentz, CEO de Zalando, ha explicado que los fundamentos de la compañía son sólidos y se encuentran tomando medidas para mejorar estos resultados

"Estamos administrando la compañía a largo plazo y siempre hemos utilizado nuestra agilidad y adaptabilidad comercial para responder con éxito a los desafíos a corto plazo", ha añadido.

"Somos flexibles y estamos bien equipados para guiar a la empresa a través de este entorno de mercado volátil. Esto incluye hacer los ajustes necesarios para mejorar nuestro desempeño”, ha comunicado Sandra Dembeck, directora financiera del grupo.

Aún con todo ello, la previsión es la misma: "Seguimos confiados en que lograremos nuestra ambición de alcanzar más de 30 mil millones de euros de GMV para 2025”, ha señalado Gentz.

Para el periodo más cercano, Zalando mantiene sus previsiones, las cuales pasan porque el GMV crezca en 2022 entre un 16% y un 23%, hasta los 17.600 millones en el mejor de los escenarios, al tiempo que espera que los ingresos lo hagan entre un 12% y 19% o, lo que es lo mismo, anotar 12.300 millones de euros.

Otros artículos interesantes:

El nuevo tablero de la moda: los gigantes digitales Shein, Asos y Zalando hacen tambalear el imperio debilitado de Inditex y H&M tras el 'zarpazo' de la pandemia

De Activision a Zalando: cómo los cambios de privacidad de Apple han disparado los costes de marketing para muchos anunciantes

Zalando sitúa a España en el centro de la ecuación: inversiones y fichajes para consolidar su presencia en el mercado nacional

Te recomendamos