Pasar al contenido principal

Estamos alterando el clima tan seriamente que pronto enfrentaremos consecuencias apocalípticas: estas son 11 formas desesperadas para ayudar al planeta a revertir el cambio climático

If warming continues, subtropical stratocumulus clouds could disappear altogether.
Si el calentamiento continúa, las nubes subtropicales pueden desaparecer por completo. Aleksandar Georgiev/Getty Images
  • La geoingeniería es un término que se refiere a la tecnología que puede alterar los ciclos naturales de la Tierra para enfriar el planeta.Cada vez más se está hablando de ella como una forma potencial de abordar el cambio climático.
  • Poner espejos en el espacio, capturar dióxido de carbono y sembrar nubes con partículas son formas de manipular el clima o la atmósfera.
  • Pero algunos científicos y políticos piensan que la geoingeniería podría dañar el planeta o conducir a la guerra.
  • Aquí hay 11 estrategias que los investigadores han propuesto para hackear el planeta y combatir el cambio climático.

Los océanos están alcanzando temperaturas calientes nunca antes registradas en la historia. Las capas de hielo se están derritiendo a un ritmo sin precedentes. El aumento del nivel del mar amenaza a innumerables especies, ciudades costeras y economías locales.

A medida que las advertencias de los investigadores sobre las consecuencias del cambio climático se vuelven más terribles, algunos científicos y políticos están sugiriendo que hagamos algo más que limitar nuestras emisiones de gases de efecto invernadero: quieren hackear nuestro clima, acceder de forma "ilegal" y modificarlo.

El término técnico para esto es geoingeniería.

El concepto evoca imágenes fantásticas de satélites que controlan el clima, espejos espaciales gigantes y tubos de succión de carbono. Pero algunas técnicas para modificar la atmósfera de la Tierra no están en el ámbito de la fantasía.

De hecho, las discusiones sobre la manipulación de la atmósfera para enfriar el planeta son cada vez más comunes. Climeworks, una compañía que captura dióxido de carbono del aire, abrió su primera planta comercial en Suiza en 2017. Y Combinator, la incubadora más grande de Silicon Valley, ha solicitado propuestas de startups centradas en la geoingeniería. Y algunos candidatos políticos, incluido el candidato a la presidencia de EE.UU., Andrew Yang, piensan que los EE. UU. necesitan imponerse a otros países en estas tecnologías.

Pero otros expertos están menos convencidos de que estos hackeos planetarios sean buena idea.

Leer más: Los científicos avisan: sus modelos de predicción sobre el cambio climático subestiman los eventos extremos

"Los efectos secundarios pueden ser casi tan graves como la enfermedad que se intenta curar", ha afirmado el autor y activista ambiental Bill McKibben a Business Insider. Además, ha dicho McKibben, la geoingeniería hace poco por abordar otros problemas que surgen de las emisiones de gases de efecto invernadero, como la acidificación de los océanos.

Aquí hay 11 métodos potenciales de geoingeniería propuestos hasta ahora.

Hay dos tipos principales de geoingeniería. La primera es la captura de carbono, que implica eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera

There are two main types of geoengineering. The first is carbon capture, which entails removing carbon dioxide from the atmosphere.
El humo sale de las chimeneas de una central eléctrica en Shanghai, el 5 de diciembre de 2009. Aly Song/Reuters

La captura y almacenamiento de carbono (CSS) se está convirtiendo en una herramienta ampliamente aceptada como una forma segura y potencialmente eficaz de combatir el cambio climático. Muchas personas lo ven como una forma de deshacer simplemente los cambios que la actividad humana ya está causando.

Algunas plantas de energía en los Estados Unidos y Canadá ya han comenzado a utilizar CSS para reducir sus emisiones. En el otoño de 2014, la central eléctrica de Boundary Dam cerca de Estevan, Saskatchewan se convirtió en una de las primeras centrales eléctricas en el mundo en utilizar con éxito esta tecnología.

Según el Centro para el Clima y las Soluciones de Energía, 21 proyectos de captura de carbono a escala comercial están operando en todo el mundo, y 22 más estaban en desarrollo como 2017.

En algunos casos, la tecnología CSS también puede evitar que las emisiones de carbono entren en la atmósfera. En cambio, el dióxido de carbono que se crea cuando se quema el carbón o se genera electricidad puede capturarse en una planta y luego transportarse y almacenarse en otro lugar.

Algunas compañías ya están desarrollando tecnologías prometedoras de captura de carbono

Some companies are already developing promising carbon-capture technologies.
Sede de GassNova en Porsgrunn, Noruega en Agosto de 2017. Lefteris Karagiannopoulos/Reuters

El coordinador estatal de tecnología de captura de carbono de Noruega, GassNova, está facilitando el apoyo financiero para el desarrollo, la demostración y los estudios piloto de las tecnologías de CCS en el país.

Una nueva empresa con sede en Nueva York, Global Thermostat, utiliza esponjas de carbono para absorber el dióxido de carbono directamente de la atmósfera, las chimeneas o ambos.

La compañía está construyendo su primera planta de captura de carbono directa a escala comercial en Huntsville, Alabama. La cofundadora de Global Thermostat, Graciela Chichilnisky, contó a Grist que una vez que la planta esté en funcionamiento, absorberá "hasta un millón de toneladas de CO2 por año o más -todo retirado del aire".

Carbon Engineering, una compañía con sede en Columbia Británica que es propiedad en parte de Bill Gates, también se esfuerza por abrir plantas comerciales para extraer el dióxido de carbono directamente del aire.

Uno de los mayores problemas con estas tecnologías de captura de carbono, sin embargo, es averiguar dónde colocar el dióxido de carbono una vez que se captura

One of the biggest issues with these carbon-capture technologies, however, is figuring out where to put the carbon dioxide after it's captured.
La planta de energía geotérmica Nesjavellir en Þingvellir, Islandia. Gretar Ívarsson/Wikimedia Commons

De acuerdo con la Asociación de Captura y Almacenamiento de Carbono, los sumideros de almacenamiento para el carbono capturado se encuentran generalmente bajo tierra en campos de petróleo y gas agotados.

En un proyecto de almacenamiento de carbono con sede en Saskatchewan, el proyecto de monitorización y almacenamiento de CO2 de Weyburn-Midale, ha movido e inyectado con éxito el carbono almacenado en dos campos de petróleo agotados.

En 2008, una instalación en una isla en el Mar de Barents almacenó casi 4 toneladas de carbono en un tanque submarino en alta mar.

El carbono capturado también podría almacenarse en contenedores llenos de algas y bacterias que se alimentan con dióxido de carbono

Captured carbon could also get stored in containers filled with carbon-dioxide-eating or converting algae and bacteria.
Biorreactores tubulares están llenos de algas verdes que fijan el CO2 en la Costa de la Luz, Andalucía. Santiago Urquijo/Getty Images

Estas unidades de almacenamiento a veces se llaman biorreactores. Una empresa en la ciudad de Quebec, Canadá, llamada CO2 Solution, ha diseñado genéticamente la bacteria E. coli para producir enzimas que convierten el dióxido de carbono en una forma alternativa llamada bicarbonato.

Según un estudio de 2010, los estanques de algas también son efectivos para capturar carbono de manera natural a través de la fotosíntesis.

Algunas compañías están tratando de convertir el carbono que capturan en materiales útiles

Some companies are trying to turn the carbon they capture into useful materials.
Una instalación de Climeworks para capturar dióxido de carbono del aire en Hinwil, Suiza, el 18 de julio de 2017. Arnd Wiegmann/Reuters

En mayo de 2017, la empresa Climeworks, con sede en Zúrich, abrió su primera planta comercial de captura de carbono, que comprime el dióxido de carbono capturado y lo convierte en fertilizante.

Una compañía llamada Blue Planet convierte el dióxido de carbono en bicarbonato y luego lo usa para hacer materiales de construcción

A company called Blue Planet converts carbon dioxide into bicarbonate then uses that to make building materials.
El aeropuerto internacional de San Francisco. Justin Sullivan/Getty Images

Blue Planet toma el dióxido de carbono que ha sido capturado de las fábricas -como la planta de energía más grande de California en Moss Landing - y lo convierte en un revestimiento de piedra caliza que cubre el material de construcción de hormigón patentado de la compañía.

Los productos de Blue Planet aún no están disponibles en cantidades suficientemente grandes para proyectos a gran escala, según Caltrans, pero la compañía actualmente está desarrollando una instalación de producción más grande en el área de la Bahía de San Francisco.

A pesar del hecho de que los productos de Blue Planet aún no están en el mercado comercial, sus rocas de bicarbonato fueron incluidas en la construcción de parte del Aeropuerto Internacional de San Francisco.

Otra estrategia importante para modificar el planeta es la geoingeniería solar, que consiste en inyectar partículas o nubes en el cielo que reflejan la luz solar hacia el espacio

Another major planet-hacking strategy is solar geoengineering, which involves injecting particles or clouds into the sky that reflect sunlight back into space.
Ian Waldie/Getty Images

Esto también se llama gestión de la radiación solar o modificación del albedo. (Albedo es el término para la cantidad de luz o radiación que se refleja en la superficie de la Tierra).

En última instancia, la geoingeniería solar pretende aumentar la cantidad de radiación solar que se refleja en el espacio desde la Tierra para enfriar el planeta.

Pero ninguna de estas tecnologías ha despegado todavía, por así decirlo. De hecho, la mayoría son tan controvertidas que ni siquiera se han probado.

La idea de la geoingeniería solar está inspirada en los efectos de las erupciones volcánicas

The idea for solar geoengineering is inspired by the effects of volcanic eruptions.
El volcán Anak Krakatoa entraba en erupción el 23 de diciembre de 2018 en el estrecho de Sunda, en la costa del sur de Sumatra. Nurul Hidayat/AFP/Getty Images

Cuando los volcanes llenan los cielos con azufre y ceniza, eso causa que la luz del sol se refleje más lejos del planeta y la Tierra se enfríe.

Según la NASA, hace casi 200 años, el monte Tambora en Indonesia sufrió la erupción volcánica registrada más mortal de la historia. Algunos científicos creen que la erupción fue la causa de un brote de frío severo durante el verano del año siguiente que provocó heladas mortales en Nueva Inglaterra y Europa.

Este efecto volcánico podría imitarse mediante una técnica llamada dispersión de aerosol estratosférico. Esto implica inyectar la atmósfera superior con pequeñas partículas reflectantes como el ácido sulfúrico o los aerosoles

This volcanic effect could be mimicked via a technique called stratospheric aerosol scattering. This involves injecting the upper atmosphere with tiny reflective particles like sulfuric acid or aerosols.

La idea es que estas partículas reflejen la luz solar que se aleja de la Tierra y regresa al espacio.

El programa de investigación de geoingeniería solar de la Universidad de Harvard actualmente está tratando de modelar cómo se comportarían las nubes de tales partículas en la atmósfera usando globos pequeños y orientables.

El programa de investigación también sugiere que podríamos iluminar las nubes marinas para que reflejen más luz solar. (Cuanto más cercano está el color de un objeto al blanco, o más brillante es, más luz refleja).

Los espejos, por supuesto, también reflejan la luz solar. Así que algunos científicos han planteado la idea de poner espejos gigantes en el espacio

Mirrors, of course, also reflect sunlight. So some scientists have floated the idea of putting giant mirrors in space.
SVF2/Getty Images

En la década de 2000, un científico llamado Lowell Wood del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore sugirió que un espejo espacial gigante hecho de malla de aluminio podría combatir el cambio climático. Pero advirtió que el dispositivo tendría que tener un área de 1.553.992 kilómetros cuadrados, -aproximadamente el tamaño de Groenlandia -  para ser útil. Eso probablemente sería prohibitivamente caro.

"Sería como una mosquitera hecha de alambre de metal extremadamente fino", explicaba Wood a Popular Science en 2005.

Más de una década después, la idea de un espejo espacial sigue siendo hipotética.

Eliminar o reducir algunos cirros, un tipo de nube que se encuentra en lo alto de la atmósfera y absorbe la radiación, podría ser otra forma de enviar calor al espacio

Eliminating or thinning some cirrus clouds —a type of cloud that sits high in the atmosphere and absorbs radiation — could be another way to send heat back into space.
Aleksey Sagitov/Shutterstock

Este esfuerzo implicaría disminuir las nubes de cirro a gran altura sembrándolas con aerosoles que merman el agua.

Estas nubes tenues no hacen mucho por reflejar la luz del sol, pero sí hacen una gran parte por atrapar la radiación. Por lo tanto, reducirlos teóricamente podría ayudar a enfriar la Tierra porque eso proporcionaría más vías para que la radiación solar que calienta el planeta se escape al espacio.

Una tecnología que manipula las nubes ya está en uso hoy en día. No aborda realmente el cambio climático, pero nos permite hacer que llueva cuando y donde queramos

One technology that manipulates the clouds is already in use today. It doesn't really address climate change, but it does allow us to make it rain when and where we want.
Michael Probst/Associated Press

La siembra de nubes es una forma de hacer que llueva o nieve arrojando iones de plata a la atmósfera. Las tormentas ocurren cuando se acumula suficiente humedad alrededor de las partículas en el aire, por lo que estos iones proporcionan partículas adicionales para que la humedad se acumule.

La tecnología ya ha sido probada por los gobiernos de China, Rusia y los Emiratos Árabes Unidos.

Según Pacific Standard Magazine, la técnica ha estado en uso durante 75 años, e incluso ayudó a aliviar la sequía en el oeste de los EE. UU. en 2015, Texas experimentó un aumento del 34% en la cantidad de lluvia gracias a la siembra de nubes.

En lugar de centrarse en las nubes, algunos investigadores están buscando formas de evitar el derretimiento del hielo del Ártico. Las capas de hielo son responsables de reflejar una gran cantidad de luz solar en el espacio, por lo que menos hielo significa menos calor que abandona el planeta

Instead of focusing on clouds, some researchers are looking into ways to save melting Arctic ice. Ice sheets are responsible for reflecting lots of sunlight into space, so less ice means less heat leaving the planet.
Jeremy Potter/NOAA OAR/OER

Un estudio realizado en 2018 demostró que la pérdida del 75% del volumen de hielo del Ártico que hemos visto desde 1979, y la pérdida relacionada de las superficies que reflejan la luz solar, ha contribuido significativamente a nuestro calentamiento del planeta.

Una organización sin fines de lucro llamada Ice911 quiere esparcir pequeñas cuentas de vidrio alrededor del Ártico que imitan las habilidades de reflexión del hielo

A nonprofit called Ice911 wants to spread tiny glass beads around the Arctic that mimic ice's reflective abilities.
La capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo cuatro veces más rápido que hace 16 años. Chasing Ice

Las perlas de microesferas de vidrio de Ice911 son pequeñas, huecas y están hechas de arena. Se ven como la nieve.

Leslie Field, el fundador de Ice911, quiere extender las cuentas por todo el Ártico con la esperanza de hacer que el hielo polar sea más reflectivo y menos propenso a fundirse.

"El hielo de varios años, el hielo reflectante en el Ártico, fue históricamente el escudo térmico de la Tierra", ha explicado Field recientemente a Fast Company. "Ya no está ahí para hacer eso".

El grupo todavía está probando su tecnología cerca de Barrow, Alaska. En 2017, Ice911 cubrió más de tres campos de fútbol de hielo en cuentas de vidrio, y en 2018, la organización desplegó casi 15.000 metros cuadrados adicionales de cuentas. Los primeros resultados fueron prometedores: las áreas tratadas mostraron una mayor reflectividad y un menor derretimiento del hielo que las áreas no tratadas.

Alternativamente, algunos investigadores están presionando para apuntalar el hielo derretido de abajo hacia arriba

Alternatively, some researchers are pushing to shore up melting ice from the bottom up.

Un artículo reciente en la revista Nature ha sugerido usar la geoingeniería para preservar las capas de hielo continentales con el foco puesto en los lugares donde el hielo se encuentra con el agua caliente del océano.

Una técnica propuesta es elevar las crestas artificiales para proteger los márgenes de debilitamiento de los glaciares. Pero los científicos advierten que tal proyecto podría costar miles de millones de dólares.

Más allá de todas estas opciones, los investigadores e inversores también están pensando en estrategias de geoingeniería que suenan como algo de ciencia ficción

Beyond all of these options, researchers and investors are also thinking about geoengineering strategies that sound like something out of science fiction.

Y Combinator, una prestigiosa incubadora que cuenta con exalumnos como Dropbox y Airbnb, emitió una solicitud el año pasado para startups que se centran en lo que denominan "ideas tecnológicas de vanguardia" para la geoingeniería.

"Es hora de invertir y seguir ávidamente una nueva ola de soluciones tecnológicas para este problema, incluidas aquellas que son arriesgadas, no probadas, y que probablemente no funcionen. Es hora de dar grandes vueltas a esto", escribía la compañía en un anuncio en su web.

Los ejemplos de estas soluciones límite incluyen el desarrollo de fitoplancton de ingeniería genética que absorba dióxido de carbono a través de la fotosíntesis y los desiertos inundados para crear micro-oasis que sirvan como sumideros de carbono.

Tales conceptos "se ubican en la frontera entre lo muy difícil y la ciencia ficción", ha escrito la compañía.

Wilder aún es una propuesta para crear una nube de polvo de asteroides en el espacio que protegería a la Tierra de la luz solar

Wilder still is a proposal to create a cloud of asteroid dust in space that would shield the Earth from sunlight.

Un grupo de científicos escoceses sugirió esta idea en 2012.

Su plan requería empujar un asteroide a un punto específico en el espacio donde sentiría impulsos gravitacionales iguales desde la Tierra y el Sol, por lo que permanecería anclado en ese lugar. Posteriormente, una nave espacial aterrizaría en el asteroide y arrojaría polvo de asteroide al espacio.

Los investigadores dijeron que su plan reduciría la cantidad de luz solar que llega a la Tierra en casi un 2%, lo que sería suficiente para compensar unos 5 grados Fahrenheit ( -15 grados Celsius) de calentamiento.

No hace falta decir que el plan tiene muchos inconvenientes, incluido el riesgo de que el asteroide se dirija accidentalmente hacia la Tierra.

En general, cualquier proyecto o propuesta de geoingeniería que implique modificar la delicada química de la atmósfera terrestre y sus ciclos se enfrenta a una enorme oposición

In general, any geoengineering project or proposal that involves tweaking the delicate chemistry of Earth's atmosphere and its cycles faces enormous opposition.

Muchos científicos están particularmente preocupados por los experimentos de geoingeniería solar porque la mayoría de los modelos predicen que los efectos se sentirán de manera diferente en todo el mundo, incluso en lugares alejados de la ubicación inicial. Por ejemplo, si la tecnología de geoingeniería solar se implementa en el hemisferio sur, podría afectar la temperatura del océano y la velocidad del viento, lo que provocará más huracanes en el hemisferio norte.

Además, una tecnología de geoingeniería fallida podría dejar la química atmosférica de la Tierra irreversiblemente alterada. Podríamos terminar dañando la capa de ozono, por ejemplo, que nos protege de la dañina radiación ultravioleta.

Sin embargo, un estudio reciente afirmó que es posible modificar la atmósfera de una manera que impida que otras partes del planeta experimenten una reacción climática adversa

However, a recent study asserted that it is possible to tweak the atmosphere in a way that would prevent other parts of the planet from experiencing weather backlash.
Los aviones o aviones no tripulados podrían dispersar pequeñas dosis de aerosoles a la atmósfera. Shutterstock

El estudio, publicado en la revista Nature Climate Change, modeló un escenario en el que pequeñas prácticas de geoingeniería disminuirían las temperaturas en todo el mundo. Aunque tal iniciativa perturbaría el clima de nuevas maneras, escribieron los autores, esas perturbaciones serían insignificantes en comparación con los estragos que el cambio climático ya está causando a través de sequías y el aumento del nivel del mar.

Sugirieron formar un programa de investigación internacional para investigar más a fondo esta opción.

Sin embargo, algunos científicos y políticos ya están advirtiendo que la geoingeniería podría llevar a la guerra

Yet some scientists and politicians are already warning that geoengineering could lead to war.

"Tengo una lista de 27 razones por las que no deberíamos hacerlo", ha dicho con anterioridad Alan Robock, profesor de ciencias ambientales en Rutgers y experto en geoingeniería, a Business Insider.

Le preocupa que un país deshonesto pueda disparar un proyecto de transformación atmosférica que afecte a todo el mundo. Los conflictos resultantes con otras naciones podrían en última instancia conllevar a una guerra nuclear, ha dicho Robock.

Andrew Yang se hizo eco de preocupaciones similares. Si China comienza a jugar con modificaciones atmosféricas por sí sola, en lugar de como parte de una iniciativa global, ha dicho Yang, espera lo peor.

Y además