Pasar al contenido principal

13 puntos de la declaración de la Renta en los que puedes ahorrar dinero

Una chica mirando una factura frente al ordenador portátil
Getty Images
  • En la declaración de la Renta 2018, existen al menos 13 puntos en los que es necesario fijarse para conseguir ahorrar dinero en el ajuste del IRPF con Hacienda.
  • Aunque ya sea tarde para hacer uso de las medidas de ahorro fiscal que aplicar antes del fin de 2018, hay una serie de epígrafes que es necesario revisar en el borrador de la declaración para evitar no aproveches todas las deducciones o reducciones a las que tienes derecho.
  • Es posible reducir la cantidad a pagar aprovechando al máximo las ventajas fiscales y conociendo qué gastos realizados en 2018 son deducibles en la Renta.

A estas alturas del año, quien más y quien menos está pensando en rendir cuentas con Hacienda o, más bien, en cuál será el resultado de su declaración de la Renta de 2018. El pago o la devolución de la diferencia del IRPF pagado a lo largo del año pasado puede ser una cantidad de dinero importante que puede afectar a nuestra planificación económica del año.

Por eso, es importante saber cómo algunos de los gastos que hemos realizado el año pasado o algunos pagos que hemos recibido pueden repercutir en nuestro ajuste de cuentas con la Agencia Tributaria. De hecho, es posible conseguir un importante ahorro fiscal si llevamos buena cuenta de nuestros movimientos económicos de 2018 y sabemos cómo reflejarlos en la declaración.

Leer más: Todas las novedades de la declaración de la renta en 2019

A pesar de que ya no se pueda realizar ninguna medida para aumentar ese ahorro fiscal, dado que 2018 ya ha terminado, la clave está en saber qué gastos o ingresos desgravables o bonificables hemos realizado el año pasado y asegurarnos de que están correctamente reflejados en el borrador que ofrece el sistema Renta Web.

Para evitar que dejes sin aplicar alguna de las ventajas fiscales a las que tienes derecho y también para reducir en parte la inevitable incertidumbre que surge al presentar la declaración de la Renta, repasamos los 13 puntos de tu declaración que debes revisar, según los gastos que has realizado, los ingresos que has recibido o los bienes con los que cuentes.

13 opciones para ahorrar en la Renta 2018

#1 – Si eres autónomo, haz constar tus gastos de suministros: una de las novedades de la Renta 2018 es la incorporación de la deducción de suministros, como agua, electricidad, gas, telefonía o Internet, cuando la actividad se desarrolle en una parte de tu vivienda habitual. Podrás aplicar un 30% sobre la parte del gasto que corresponda a los metros cuadrados de la casa que dediques a tu trabajo, y deducirte los gastos de manutención realizados en el desarrollo de tu actividad, siempre que se produzcan en establecimientos hosteleros y los pagues con tarjeta.

#2– Si eras empleado y te despidieron en 2018, comprueba la tributación de tu finiquito: la indemnización obligatoria que recibe un trabajador al ser despedido está libre de impuestos, salvo que supere los 180.000 euros. En cambio, si tenías un contrato mercantil y ha sido rescindido, la indemnización si está sometida a tasas.

#3– Si tu empresa te ha desplazado al extranjero o si cobras una pensión de un país distinto de España, es posible que tus ingresos no estén sometidos a impuestos: si eres un trabajador expatriado, debes comprobar que tu empresa ha tenido en cuenta esta exención en tus retenciones, ya que tus rendimientos están exentos con un límite máximo de 60.100 euros anuales, o 30.000 euros en el caso de Navarra, y siempre que el país en el que trabajes no se considere paraíso fiscal. Si estás jubilado y cobras una pensión de un país extranjero, hay que comprobar que no estés tributando por ello en los dos países simultáneamente.

#4– Si estás afiliado un sindicato o a un colegio o asociación profesional, revisa que tus cuotas se deduzcan de los ingresos del trabajo: estos gastos derivados de la actividad profesional, al igual que los gastos de abogado y procurador si te has visto envuelto en un juicio laboral durante 2018, están sujetos a deducción.

Leer más: Estos son los tramos del IRPF en 2019

#5– Si has sido madre en 2018, revisa que la prestación por maternidad no esté incluida en la declaración: esta prestación está exenta de impuestos por primera vez este año, pero se pueden reclamar los impuestos que se hayan pagado por ese concepto en los años anteriores.

#6– Si has llevado a tu hijo o hijos a la guardería y has recibido deducción por maternidad, tienes derecho a deducción: concretamente, podrás deducirte de tu cuota a pagar 83,33 euros al mes, con un límite establecido en el menor de estos dos gastos, o la cotización a la Seguridad Social o el precio anual de la guardería.

#7– Si compraste tu casa antes de 2013, puedes desgravarte hasta el 15% de lo invertido en 2018 para pagar la hipoteca: a pesar de que esta deducción desapareció como tal en 2013, todavía la puedes aplicar si compraste antes de esa fecha y sigues pagando por esa vivienda principal. El límite a desgravar son 9.040 euros.

#8– Si vives de alquiler en el mismo piso desde antes de 2015 y tu base imponible no supera los 24.107 euros, podrás deducirte el 10,05% del importe del alquiler. Además, deberías comprobar si en tu comunidad autónoma existe alguna deducción por alquiler de vivienda. 

#9– Si has recuperado en 2018 los intereses excesivos de una cláusula suelo y ese exceso formó parte de la deducción: en este caso, debes añadir a la cuota líquida estatal la totalidad de las deducciones indebidamente practicadas, salvo que hayas usado esta cantidad para minorar tu hipoteca.

#10– Si tu comunidad de propietarios ha recibido ayudas públicas, debes tributar por la parte que te corresponde: concretamente, debes pagar impuestos como ganancias de patrimonio por tu parte de esas subvenciones, que se calcula a través del coeficiente de propiedad que te corresponda del edificio.

Leer más: Las tablas de la renta 2019: así puedes calcular tu retención

#11– Si has invertido en startups, puedes deducirte un 20% de la cuota estatal del IRPF que corresponde a esa cantidad: la participación que recibe la exención debe permanecer al menos tres años en el capital de la nueva sociedad y no debe superar el 40% de su capital. Además, la base máxima de deducción es de 50.000 euros.

#12– Si has realizado donaciones a ONG, es posible desgravarlas, concretamente un 75% de los primeros 150 euros donados y un 30% de las cantidades que sobrepasen esta cifra, aunque a partir del tercer año de donaciones este porcentaje se eleva al 35%.

#13– Si has hecho aportaciones a un plan de pensiones, podrás deducirte hasta un 30%m de tus rendimientos de trabajo o de actividades económicas: las aportaciones a tener en cuenta han debido de realizarse en 2018, con un límite de 8.000 euros.

Te puede interesar