3 maneras de simplificar la búsqueda de empleo en la era de la IA, según una orientadora profesional con 25 años de experiencia

Katherine Tangalakis-Lippert
| Traducido por: 
Shari Santoriello, orientadora profesional, explica a Business Insider cómo asesora a sus clientes en la búsqueda de empleo para que el proceso resulte menos desalentador.
Shari Santoriello, orientadora profesional, explica a Business Insider cómo asesora a sus clientes en la búsqueda de empleo para que el proceso resulte menos desalentador.

Getty Images/Visual Generation

  • Buscar trabajo hoy en día puede ser desalentador, y la veterana orientadora profesional Shari Santoriello lo sabe muy bien.
  • Estos son los principales consejos de Santoriello para agilizar la búsqueda de empleo y hacer que el proceso sea menos desagradable.

Buscar trabajo puede ser desalentador, incluso desagradable.

Y en la era de la IA, en la que parece que ni siquiera el envío de cientos de solicitudes garantiza que un director de recursos humanos revise tu currículum, es fácil desanimarse.

La orientadora profesional Shari Santoriello, que lleva 25 años trabajando en el sector, lo sabe; lo ve todo el tiempo. Por eso, cuando sus clientes le preguntan cómo agilizar la búsqueda de empleo y hacer que el proceso resulte más sencillo, pero optimizado, para atraer todas las miradas, Shari es una experta en la materia.

He aquí tres consejos que da a sus clientes para simplificar la búsqueda de empleo.

Crea un currículum maestro

A veces pensamos que un currículum es algo inamovible, Santoriello dice que es un material dinámico para quien busca trabajo: debe ser flexible y adaptable a cada puesto al que se opta. Santoriello señala que a nadie le gusta oírlo, pero puedes facilitarte bastante las cosas creando lo que algunos llaman un currículum maestro.

Se trata de un documento en el que se enumeran todos los empleos y logros anteriores que puedes seleccionar. Así, cuando generes un currículum para un puesto concreto, en lugar de crear uno nuevo desde cero, haz una copia de uno estándar y elimina todo lo que no sea relevante según la descripción del puesto.

"Cuando te hagas la pregunta: ¿qué dejo? ¿Qué elimino? Deja aquellas cosas que te hagan destacar respecto a lo que pide la descripción del puesto", explica Santoriello a Business Insider. "Puede que tengas algo realmente interesante en tu historial, pero si no es relevante para este puesto, no querrás malgastar el preciado espacio de tu currículum con algo que no va a ser importante para el jefe de contratación".

Santoriello calcula que, de media, los solicitantes de empleo disponen de unos cinco segundos para que un responsable de contratación examine su currículum. Así que debes asegurarte de que en esos cinco segundos puedan ver el impacto, el valor y la contribución que aportas al equipo.

Una de las mejores maneras de decidir cuando se habla de qué conservar y qué perder es mantener aquello que muestre resultados. Conserva palabras como aumento, disminución, aumento de ingresos, éxito, eficacia y racionalización.

"Cualquiera de esas palabras de acción que permitan al lector ver inmediatamente que has hecho algo", dice Santoriello. "Y ponlas al principio, no queremos enterrarlas al final de una frase".

 

Aprende el lenguaje de los jefes de contratación de tu sector

Según Santoriello, esto resulta especialmente útil cuando te planteas un cambio de profesión e intentas describir habilidades transferibles en un nuevo sector.

"Cuando redactes tu currículum, debes utilizar el lenguaje específico de ese sector", explica Santoriello. "Se trata de demostrarles —no de decírselo, sino de mostrárselo— que entiendes cómo se transfieren tus habilidades y utilizar ese lenguaje para respaldarlo. Esto no significa que los 15 años que has pasado en tecnología no sean relevantes ahora que quieres dedicarte a la investigación médica. Probablemente, hay muchas habilidades que son valiosas. Solo tenemos que formularlas y traducirlas al lenguaje que entiende esa industria".

Señala que aquí es donde realmente puede ayudar un orientador profesional, pero cuando se trata de aplicar el lenguaje del sector elegido, es el momento de ponerse a "probar con nuestro mejor amigo Google".

"Y cuando digo probar, quiero decir divertirse. Métete en jardines, investiga, pierde el tiempo leyendo artículos en LinkedIn", dice Santoriello. "Únete a grupos específicos del lugar en el que quieres trabajar, tanto digitales como presenciales, si eso es lo tuyo. Echa un vistazo a las asociaciones profesionales. Hay mucha información disponible hoy en día. Cuando trabajo con mis miembros, les digo lo siguiente: es la hora de la búsqueda del tesoro'. Busquemos el material y comparémoslo con lo que ya tienen para presentarles lo que más les conviene".

Mantén el networking a fuego lento

"Si querías un bosque, tendrías que haber plantado un árbol hace 20 años, pero hoy también está bien hacerlo", dice Santoriello a BI.

Lo cierto es que no hay mal momento para ponerse en contacto con amigos y colegas pasados, presentes o futuros para concertar entrevistas informativas o comidas de networking.

"Como seres humanos, las personas que trabajamos en el ámbito profesional tendemos a no darnos cuenta del valor de establecer contactos constantemente." Hay que establecer contactos con regularidad.

Santoriello insiste en el valor de seguir en contacto con alguien con quien jugabas al fútbol en cuarto curso. Todas y cada una de esas personas no serán una conexión valiosa todos los días —y, seamos realistas, no vas a mantener contacto con alguien que no te importa—, pero mantener relaciones cordiales te acabará resultando útil cuando menos te lo esperes y, a veces, cuando más lo necesites.

"No estoy diciendo que te conviertas en esa persona que tiene un Rolodex de 97.000 personas y que no tiene una relación real con nadie", explica Santoriello. "Hablo del valor de entablar relaciones reales a lo largo del tiempo, sin tener siempre un motivo oculto, solo por el hecho de entablar esas relaciones. Y lo ideal es hacerlo ahora. El mejor momento es aquel en el que te sientas más cómodo para hacerlo".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.