5 lecciones que todo emprendedor debería haber aprendido de la pesadilla de Silicon Valley Bank

Popup en la web de Camp anunciando sus rebajas del 40% tras el colapso de SVB.
Popup en la web de Camp anunciando sus rebajas del 40% tras el colapso de SVB.

Camp.com

  • La crisis del Silicon Valley Bank ha amainado y los depositantes no perderán su dinero.
  • Ahora es el momento de que los emprendedores cambien las cosas para estar mejor preparados para la próxima vez.

Una vez evitada la crisis más directa de la retirada masiva de fondos de Silicon Valley Bank de la forma más elegante posible, los emprendedores ya pueden secarse el sudor de la frente y centrarse en lo que han aprendido y lo que les protegerá en el futuro.

Recapitulemos: el pasado viernes, el banco que prestaba servicios a la comunidad de startups tecnológicas con préstamos y otros servicios bancarios experimentó una retirada masiva de fondos y fue intervenido por la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés).  Miles de startups perdieron el acceso a todo su dinero durante el fin de semana, y muchos de los inversores de sus empresas de capital riesgo —que también utilizaban el banco— se vieron en una situación similar. El fin de semana se convirtió en un desenfrenado torbellino de análisis, MENSAJES DE PÁNICO EN MAYÚSCULAS, así como de organización y lobby, en gran medida por parte de la comunidad de capital riesgo, dirigida a los reguladores bancarios para pedirles ayuda.

Los reguladores escucharon y optaron por garantizar que cada céntimo depositado en las cuentas se conservara para los clientes del banco, a pesar de que la mayoría de las cuentas superaban el límite de 250.000 dólares del seguro de la Corporación de Seguros de Depósitos Financieros (FDIC, por sus siglas en inglés).

La FDIC cubrirá el coste, en caso necesario, aumentando las tasas que cobran los bancos por el programa de seguros de la FDIC. (Las tasas de los bancos ya financian el programa). La agencia también está buscando un comprador para el banco y, de no encontrarlo, subastará activos para cubrir dichos gastos. Los accionistas del banco no recibirán ninguna ayuda si no se materializa la venta, y no se utilizará dinero de los contribuyentes.

Pero todos los fundadores que vivieron o presenciaron la quiebra del banco deberían aprovechar este momento vital para mirar a su alrededor y hacer cambios. He aquí las principales lecciones que todo emprendedor debería haber aprendido:

SVB

1. Utiliza varios bancos para almacenar efectivo si tu saldo supera los 250.000 dólares, el límite del seguro de depositantes de la FDIC. Si le ocurre algo a un banco, como una quiebra, tu empresa no se verá abocada a la ruina. 

2. Si el banco prestamista quiere que firmes cláusulas de exclusividad que obliguen a tu empresa a guardar su dinero en el banco como pacto del préstamo, negocia esa cláusula. Como ha publicado la CNBC, el Silicon Valley Bank exigía este tipo de cláusulas al menos para algunos de sus préstamos.

Esto le permitía controlar la salud financiera de las empresas más jóvenes, más arriesgadas y con menos garantías, que constituían una gran parte de su clientela, y también le permitía hacer ofertas más ventajosas a esos prestatarios. También es una de las razones por las que tantas startups tecnológicas escondieron todo su dinero en SVB, muy por encima de la cantidad asegurada, y casi lo perdieron todo cuando el banco quebró, como muchos han descrito. (¿Por qué no aceptarlo? Véase la Lección nº 1).

3. Un inversor de capital riesgo en tu consejo, o en tu red, no sustituye a tener un director financiero experimentado o un experto equivalente que entienda las entrañas de la regulación financiera y pueda supervisar la salud de tus interlocutores financieros principales. Muchos fondos de capital riesgo tienen experiencia en ingeniería, operaciones o marketing, pero no son expertos en finanzas y gobernanza.

El pánico se apoderó de toda la situación, provocado en gran parte porque los fondos de capital riesgo dijeron a sus fundadores que sacaran su dinero lo antes posible. Pero las señales de alarma de los problemas de fondo del banco se podían detectar semanas, incluso meses, antes para quienes hubieran estado atentos, según publica LA Times.

La empresa debe contar con alguien que vigile y no confiar en personas que transmiten información alarmante de su red de colegas.

4. Gestionar las operaciones con los ingresos de los clientes es mejor que utilizar una reserva de efectivo de capital riesgo. Este es, por supuesto, el círculo vicioso del mundo de las startups, que deben gastar para construir sus productos antes de poder venderlos. Pero las startups con cuentas bancarias abultadas no suelen dar prioridad a los ingresos. La historia de la semana sobre la importancia de los ingresos fue la del fabricante de juguetes respaldado por capital riesgo y cliente de SVB Camp, que puso todos sus juguetes a la venta para recaudar dinero instantáneamente de los clientes, lo que le permitió abrir una cuenta en otro lugar y cubrir sus necesidades de efectivo.

5. La probabilidad de que se produzcan más retiradas masivas de fondos sigue siendo una posibilidad aterradora debido a la rapidez con la que se comparten mensajes inquietantes en las redes sociales y a la velocidad con la que se retiran fondos. El pánico se apoderó de inversores y fundadores, que tuitearon el jueves avivando los temores y convirtiendo la quiebra bancaria en la más rápida de la historia

Una buena noticia, que a menudo se pasa por alto, es que, durante el estallido del fiasco del SVB, la Junta de la Reserva Federal anunció el domingo un nuevo programa de préstamos para los bancos, mediante el cual podrán pedir prestado dinero en efectivo si se enfrentan a este tipo de repentina crisis de liquidez. Así pues, mientras se cierne la posibilidad de que quiebren más bancos (lo que no es bueno para los accionistas de los bancos en riesgo), la posibilidad de perder el dinero de los depositantes no es tan descabellada.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.