5 posturas de yoga que hacer a partir de los 40 para lograr que tu cuerpo se mantenga en plena forma

posturas de yoga elasticidad 40 años
Getty Images
  • El yoga puede ser la clave para envejecer bien, ya que puede ayudarte a ganar flexibilidad y fuerza a medida que tus músculos y articulaciones se empiezan a volver más debiles con la edad.
  • Aquí 5 posturas de yoga propuestos por Eat This que deberías empezar a hacer a los 40 para hacer que tu cuerpo se mantenga en plena forma.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A los 40 es posible que no seas tan ágil como solías ser. 

Normal, a medida que vas envejeciendo tu cuerpo lo hace contigo. Lo que se traduce en músculos y tendones menos elásticos y articulaciones y huesos más débiles.

Por ello, es tan importante mantenerse activo y hacer ejercicio de manera frecuente.

"Incorporar un buen programa de flexibilidad a tu programa de entrenamiento de fuerza" es una manera de evitar estos problemas que van apareciendo con los años, como recomienda Tom Iannetta, entrenador de atletas especializado en entrenamiento de fuerza, a The Cleveland Clinic.

"Ya sea yoga o una simple rutina de estiramiento, te ayudará a mantenerte flexible y a disminuir el riesgo de desgarros de tendones y otras lesiones", añade.

Por lo que, si estabas pensando en empezar a practicar esta disciplina, es hora de ponerte a hacerlo de una vez por todas. Los estudios demuestran que el yoga puede ser perfecto para entrar en la mediana edad con mejor estado.

Mejora la flexibilidad, lo que a su vez puede prevenir y tratar los dolores de espalda. Sin mencionar que ayuda a reducir la inflamación en el cuerpo, lo cual ha sido relacionado con problemas tan serios como las enfermedades cardiovasculares. Y además el yoga resulta perfecto para liberarte del estrés y la ansiedad de los problemas del día a día.

Y no necesitas demasiado. Una esterilla, ropa cómoda y un lugar tranquilo son suficiente para comenzar a practicarlo.

Eso sí, siempre asegúrate de realizar las posturas de manera adecuada, ya que hacerlas mal puede conducir a lesiones. Lo mejor hacerlo bajo la supervisión de un especialistas y nunca forzarte a llegar donde no puedes. Lo adecuado ir poco a poco.

Con eso en mente, a continuación una selección de 5 estiramientos de yoga que todas las personas mayores de 40 años deberían considerar hacer para ponerse en forma, según la recomendación de Eat This.

Postura de la cabeza a la rodilla (Janushirasana)

posturas de yoga que hacer a los 40
Getty Images

Para llevar a cabo esta postura debes sentarte en en el suelo y extender las piernas frente a ti. Aunque también puedes hacer la versión de pie, algo que requerirá más equilibrio por tu parte.

 Ahora lleva el talón izquierdo a la ingle, y estírate hacia adelante para agarrar el pie derecho por debajo de los dedos con ambas manos. 

Si aún es demasiado esfuerzo para ti puedes optar por agarrarte el tobillo hasta que ganes más flexibilidad. Si puedes baja tu frente hasta tocar la rodilla derecha. Mantén la postura durante 30 segundos. Cambia de pierna y repite. 

Media tortuga (Ardha-Kurmasana)

posturas yogas para ganar elasticidad a partir de los 40
Getty Images

Arrodíllate en el suelo con las rodillas separadas a la altura de las caderas. Siéntese sobre los talones y endereza la espalda. Respira mientras junta las palmas de las manos y las levantas por encima de la cabeza. Exhala e inclínate hacia adelante, dejando que tu frente toque el suelo. Estírate unos centímetros hacia adelante. Mantén esta postura durante 30 segundos. 

Según el medio, este ejercicio aumentará la flexibilidad de tus dorsales, escápula, deltoides, tríceps y articulaciones de la cadera. 

Postura del arco (Dhanurasana)

posturas yoga elasticidad 40
Getty Images

Túmbate boca abajo, exhala y lleva los talones lo más cerca posible de tus glúteos. Estírate hacia atrás y agarra tus tobillos. Inhala y levanta lentamente el torso y los muslos del suelo, manteniendo las rodillas separadas al ancho de las caderas. 

Relaje los hombros, lo que quiere decir que no los levantes hacia las orejas, mira hacia el frente y trata de estirar las piernas. Mantenga durante 30 segundos, luego descanse durante 20 segundos. "Haz esto dos veces más para mejorar la circulación sanguínea en su espalda".

Ardha-Matsyendrasana

postura yoga elasticidad
Unsplash

Siéntese en el suelo y extienda las piernas frente a ti. Dobla la pierna izquierda y levanta la pierna derecha a través de la izquierda. Coloca tu pie derecho en el suelo al lado de su rodilla izquierda. 

Con la pierna izquierda apoyada en el suelo, gira el cuerpo hacia la derecha y coloca tu tríceps izquierdo sobre tu rodilla derecha mientras que tu mano derecha ponla en el suelo detrás de ti. Mira por encima de tu hombro derecho. 

Mantén la postura 30 segundos y después haz el mismo ejercicio en el lado opuesto. "Este movimiento te ayuda a flexibilizar tus cervicales más fácilmente".

Postura del camello (Ustrasana)

posturas de elasticidad yoga
Getty Images

Arrodíllate en el suelo con las rodillas separadas lo ancho de las caderas. Apoya las manos en las caderas y empuja estas hacia delante para estirar suavemente los músculos de la espalda. Respira hondo, arquea la espalda y agáchate para agarrarte los talones. Si es demasiado esfuerzo puedes probar a ayudarte de una silla, ponla detrás de ti y agárrate a ella para no tener que bajar tanto.

Tus caderas deben estar por encima de tus rodillas y tu cuello relajado. 

Mantén esta postura durante 30 segundos, respirando lenta y profundamente, para fortalecer tu espalda baja. "Este estiramiento aumenta la flexibilidad de la columna, pero es la postura más difícil que se muestra aquí y debe intentarse solo después de unos meses de práctica", advierte el medio.

Otros artículos interesantes:

Estos son los cambios que sufre tu cuerpo y tu cerebro al practicar yoga a diario

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando haces yoga todos los días

He probado el yoga por primera vez en mi vida: tengo claro que es una experiencia fantástica para desconectar y tener un mayor control de tu cuerpo y tu mente