Pasar al contenido principal

Estos son los cambios que sufre tu cuerpo y tu cerebro al practicar yoga a diario

  • El yoga incide en varios aspectos que te vendrán muy bien, desde tu paz mental hasta tu forma física.
  • Huye de las leyendas ligadas a esta práctica, como su capacidad de eliminar toxinas.
  • El yoga es capaz de reducir la ansiedad, te ayuda a ser más optimista y a mejorar el sueño.

Esta es la transcripción del video.

Cerca de 36 millones de estadounidenses practican yoga, algo que realmente puede tener efectos significativos en la salud de su cuerpo y su cerebro. Los estudios demuestran que el yoga puede mejorar la flexibilidad, lo que a su vez puede prevenir y tratar los dolores de espalda. Sin mencionar que reduce las inflamaciones en el cuerpo, lo cual ha sido relacionado con problemas tan serios como las enfermedades cardiovasculares. Y como cualquier otra forma de ejercicio, el yoga puede reducir el estrés.

Este año es el año en el que empezarás a hacer yoga, y me refiero a que esta vez será de verdad. Te vas a unir a los más de 36 millones de estadounidenses que siguen esta gran práctica, uniéndose a una tradición milenaria y ayudando a eliminar esas desagradables toxinas, o, probablemente no. Antes de desenvolver la estera, esto es lo que el yoga le hace realmente a tu cuerpo y tu cerebro.

En primer lugar, el yoga tiene muchos estilos diferentes, pero en todas las variantes siempre implica una cierta cantidad de estiramiento y meditación. Eso sí, es hora de ignorar lo que hayas podido leer, ya que no hay pruebas científicas de que el yoga sea capaz de eliminar las toxinas que hay en tu colon o en cualquier otro lugar. Pero eso no significa que estas técnicas no puedan ayudar a tu cuerpo de muchas otras maneras. Por ejemplo, el dolor de espalda. Se estima que el 80% de los estadounidenses sufrirá de dolores de espalda en algún momento de su vida. Pero un estudio desveló que después de solo seis o doce sesiones de yoga, los participantes disminuyeron significativamente el dolor en la parte baja de la espalda.

Leer más: Estos son 8 elementos de entrenamiento en casa que utiliza regularmente tras probar y desechar cientos de ellos

Esto se debe a que ciertas posturas del yoga estiran los tendones de la corva, los cuales cuando están demasiado apretados pueden tirar de los flexores de la cadera y forzar la parte baja de la espalda. Por eso, cuanto más practicas yoga más flexibles son tus tendones. En un estudio realizado en 2015, las mujeres practicaron un tupo de yoga llamado hatha, que implica posiciones como la postura del perro boca abajo y la del triángulo. Hicieron sesiones de 90 minutos cada semana durante unas 16 semanas consecutivas. Y ya en la última semana, podrían llegar hasta cuatro centímetros más cerca de los dedos de los pies que lo que lo hacían antes, gracias a esos tendones de la corva sueltos. Y si meditas durante las sesiones de yoga, la flexibilidad podría no ser el único beneficio. Después de 7 a 16 semanas de actividades meditativas, los participantes en el estudio vieron una gran caída de las proteínas C reactivas en sangre.

Estas proteínas están relacionadas con la inflamación, que, cuando estás demasiado estresado, pueden llegar a provocar sobrecargas. Y, con el tiempo, esas inflamaciones pueden contribuir a enfermedades tan graves como las cardiovasculares y el cáncer. Ahí es donde las cualidades meditativas del yoga pueden ayudar. Los investigadores creen que el yoga reduce el estrés al interferir en la capacidad del sistema nervioso central para liberar hormonas del estrés.

Además, los estudios demuestran que los tipos de yoga centrados en la meditación, como el yoga asana, aumentan los niveles de hormonas para sentirse bien, como la oxitocina en el cerebro. Además, el yoga es un ejercicio, y el ejercicio en sí mismo alivia el estrés. De hecho, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos recomienda de dos horas y media a cinco horas a la semana de ejercicio ligero y moderado. Eso puede incluir prácticas como el yoga, caminatas rápidas o la natación. Y para ser justos, cualquier cantidad de ejercicio regular probablemente reduzca la ansiedad, eleve el estado de ánimo, mejore el sueño y la autoestima. Así que, mientras el yoga mejore aspectos como la flexibilidad y la atención plena, hay muchas otras actividades que puedes probar para tratar de ponerte en forma. Pero mientras te muevas y hagas nuevos amigos… ¿Por qué no lo intentas?

Te puede interesar