5 productos que podrían ser más caros desde este viernes por los nuevos aranceles de la UE a EEUU

Un hombre con pantalones vaqueros
Pixabay

La guerra comercial entre la Unión Europea y EE.UU. podría tener consecuencias más allá de los productores de ambos bloques, que a partir de este viernes tendrán que pagar tasas extra para exportar sus artículos. En concreto, la imposición de aranceles por parte de la UE, en respuesta a la fijación de tasas al acero y al aluminio adoptada por la Administración Trump, podría afectar a los más de 200 artículos estadounidenses a los que se aplicará el nuevo gravamen.

La UE ya denunció el pasado 1 de junio ante la OMC la imposición "injustificada" de aranceles al acero (del 25%) y al aluminio (del 10%), al tiempo que anunciaba la activación del plan de respuesta previsto para este caso: la fijación de tasas para productos estadounidenses por valor de 2.800 millones de euros. Y este miércoles la Comisión Europea ha anunciado a través de un comunicado la aplicación de esas tasas extra a partir del próximo 22 de junio, esto es, el próximo viernes. 

"Nosotros no queríamos estar en esta posición, pero la decisión unilateral e injustificada de EEUU de imponer aranceles adicionales al acero y aluminio de la UE no nos deja otra opción [...] Nuestra respuesta es medida, proporcionada y totalmente en línea con las normas de la OMC. No es necesario decir que si EEUU elimina sus tarifas, nuestras medidas también serán eliminadas", ha manifestado este miércoles la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström.

Más de 200 productos podrían elevar su precio por los nuevos aranceles

Con esta medida, la UE no tendrá posibilidad legal de imponer nuevos aranceles sobre otros productos estadounidenses fuera de la lista facilitada este miércoles hasta dentro de tres años o desde el momento en que la OMC declare que la decisión de Trump es contraria a sus reglas. El balance de la guerra comercial dejaría a la UE con un déficit de unos 3.600 millones de euros por el elevado coste que implican los aranceles de EE.UU.

Así, la lista de productos que se verían sometidos a un gravamen extra, anticipada por la UE desde el pasado 18 de mayo, finalmente afectará a más de 200 artículos procedentes del país norteamericano y alcanzará a casi todos sectores del mercado: desde el agrícola al textil, pasando por metalúrgico.

Por suerte, la dependencia de España de la mayoría de estos productos es mínima y, llegado el caso, podría suplirse en teoría con proveedores de otros países, si bien existen artículos bastante asentados en nuestro país que podrían ver incrementado su precio si los productores estadounidenses quieren seguir manteniendo su margen de beneficios tras la aplicación de estos nuevos aranceles por parte de la UE.

Estos son algunos de ellos:

1. Bourbon y whisky

Photostube / Pixabay

A pesar de la inmensa oferta cervecera y de los vinos locales de referencia mundial y de que el gin-tonic sigue siendo la copa de moda entre los españoles, el bourbon y el whisky son dos de las bebidas alcohólicas más consumidas en nuestro país. Por eso, el nuevo arancel de 25% a estos productos procedentes de EE.UU. podría disparar los precios de algunas de las marcas preferidas por el público, que tendría que rascarse el bolsillo para obtenerlas.

Precisamente el bourbon es, por detrás de la ginebra, la segunda bebida alcohólica que más ha crecido en su consumo en el último año, con un 15,6%, según Forbes, por lo que una hipotética subida de precio podría estancar su avance y potenciar el de otras bebidas de moda, como el Jägermeister.

2. Pantalones vaqueros

Wikimedia

Los pantalones vaqueros (o jeans) quizá sean la prenda más común en los armarios de los españoles. Y no hay quien imite a los estadounidenses, que llevan fabricándolos más de 150 años. Por eso, un incremento en su exportación podría derivar en precios más caros, lo que supondría una mella importante en el sector textil.

Cabe recordar que, en 2011, a raíz de la subida mundial del precio del algodón, los vaqueros fueron más caros que nunca hasta entonces. Y sólo el auge de las marcas blancas y el denim en los últimos años ha permitido que esta prenda siga manteniendo su posición dominante en el mercado. En cualquier caso, siempre quedarán opciones más patrias, como unos chinos de Zara o los clásicos pantalones de pana.

3. Tabaco

Pixabay

Si hay otro producto con tanta incidencia en el mercado como los vaqueros, es el tabaco. A pesar de un retroceso en el sector del 1,7% en 2017, los cigarrillos siguen suponiendo un volumen de negocio considerable, de más de 11.600 millones de euros el año pasado.

En este sentido, las marcas de las tabacaleras estadounidenses siguen siendo de las más vendidas. Es más, Marlboro, Winston, Camel y Chesterfield acumulan más del 40% del mercado en España. Eso sí, en este sector también existen alternativas en el caso de que estas marcas decidiesen aumentar su precio: Fortuna y Nobel son las cajetillas españolas más vendidas.

4. Maíz y otros productos agrícolas

Pixabay

En cuanto al sector agrícola, España tiene bien cubierto el abastecimiento de los principales productos. El maíz estadounidense, al que se aplicará un arancel del 25%, apenas tiene presencia en el mercado español, que por otra parte es puntero en transgénicos y uno de los mayores proveedores de Europa.

El problema es que, tras cuatro años de sequías, los campos de maíz han ido retrocediendo hasta el punto de sólo en 2017 se perdieron 5.000 hectáreas, acumulando más de 12.000 hectáreas en el último lustro. Por eso, si aumentase el precio del maíz estadounidense, habría que buscar otras alternativas para importar en caso de necesidad.

5. Cosméticos, bienes de consumo y motocicletas

Getty

Pero hay otros sectores en los que se notaría bastante un aumento de precio, especialmente por su ya de por sí carácter privativo: los productos cosméticos, los bienes de consumo y las motocicletas. En el primer caso, buena parte de las marcas cosméticas que se venden en España proceden de EE.UU., por lo que un incremento de precio encarecería aún más el sector, con casi total probabilidad.

Un buen ejemplo son las cremas cosméticas, cuyos precios ya suelen ser bastante altos, pero que podrían convertirse en artículos de lujo si se aplicase una subida proporcional al arancel que se les impondrá, del 25%.

En el caso de las motocicletas, el estandarte estadounidense, Harley-Davidson, también tendrá que abonar una tasa extra del 25% para exportar a España, por lo que estos lujosos vehículos podrían pasar a ser prohibitivos si aumentan de precio.

LEER TAMBIÉN: España sufriría más pérdidas si China pierde la guerra comercial que si EE.UU. impone aranceles a la UE

LEER TAMBIÉN: Corea del Norte podría lanzar un ataque nuclear sobre Estados Unidos tan pronto como el 23 de julio, según el ministro británico de Defensa

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Estados Unidos
  2. Donald Trump
  3. Unión Europea