Hay 7 tipos de personalidades financieras:  estas son las trampas de cada una

Personalidad distinto
Getty
  • Ganar mucho dinero. Ser millonario. Jubilarte con buenos ahorros. Libertad financiera. Si buscas uno o más de estos objetivos económicos, te ayudará saber cuál es tu relación con el dinero. ¿Qué piensas de ahorrar? ¿Cómo gastas?
  • Para echarte una mano con ello, el experto financiero Ken Honda, que combina economía con psicología, aclara los 7 tipos de personalidad económica principales. Descubrir quién eres te ayudará a priorizar retos y problemas que te impiden alcanzar objetivos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Libertad financiera. Ser millonario. Saldar deudas. Despreocuparse con el dinero. ¿Quién no tiene al menos alguno de estos objetivos en mente? Si has buscado conscientemente algunas de estas metas, seguramente te has topado con consejos prácticos para alcanzarlos, ya sea por parte de especialistas, millonarios, influencers

Pero hay un paso que seguramente te has saltado: averiguar tu casilla de salida. Si sabes dónde empiezas, si sabes tu postura hacia el dinero, sabrás las herramientas que debes priorizar y cuáles deben ser tus primeros pasos. No es lo mismo ser un ahorrador compulsivo que un apostador. No es lo mismo descubrir que gastas por gastar que averiguar que te preocupa pensar en el dinero.

Todo esto puede resumirse en una pregunta: ¿cuál es tu tipo de personalidad económica?

Ken Honda, un experto en desentrañar y explicar la psicología que afecta abstracciones como el dinero o la felicidad, explica en un artículo para CNBC lo que él considera los 7 tipos principales de personalidades económicas.

Ken Honda es considerado un maestro de las finanzas. Entre sus libros en español se encuentra 'Dinero feliz: Descubre el arte japonés para vivir en armonía con lo que tienes'.Ken Honda es considerado un maestro de las finanzas. Entre sus libros en español se encuentra 'Dinero feliz: Descubre el arte japonés para vivir en armonía con lo que tienes'.
Ken Honda es considerado un maestro de las finanzas. Entre sus libros en español se encuentra 'Dinero feliz: Descubre el arte japonés para vivir en armonía con lo que tienes'.
Youtube

"Tenemos nuestras propias creencias y emociones hacia el dinero, y se suelen formar a partir de nuestras experiencias de vida individuales (por ejemplo, heredar dichas creencias de nuestros padres". Estos pensamientos o reacciones emocionales hacia el dinero condicionan tu relación con tus gastos, tus deudas, tu sueldo…

Honda clasifica estos 7 tipos generales de personalidad:

  • El ahorrador compulsivo
  • El gastador compulsivo
  • El generador de dinero compulsivo
  • El indiferente económico
  • El apostador
  • El ahorra-gastador
  • La persona preocupada

Honda hace especial hincapié en el hecho de que lo normal es que tengas rasgos de 2 o más de estos tipos de personalidad. Piensa que son plantillas, no dogmas. 

"Identificar en qué tipos sueles caer y entender sus riesgos puede ayudarte a mejorar significativamente tu relación con el dinero. Por ejemplo, puede ayudarte a controlar tus impulsos económicos, a ahorrar mejor…".

Aclarado esto, empieza por los tipos que, por sus nombres, crees que podrían describirte. Toma nota de los consejos y riesgos y descubre cómo puedes aplicar este nuevo conocimiento en tu día a día. ¡Leer es solo el primer paso!

El ahorrador compulsivo

Cómo hacerse millonario según Warren Buffet, una de las 10 personas más ricas del mundoCómo hacerse millonario según Warren Buffet, una de las 10 personas más ricas del mundo

Getty Images

Señales que indican que podrías ser un ahorrador compulsivo

  • Ahorras dinero sin parar, muchas veces sin ningún objetivo a largo plazo en mente.
  • Asocias el ahorro de dinero con protección; es tú única forma de sentirte seguro.
  • Tus amigos te piden consejos para ahorrar. Te preguntan cuál es el móvil más barato, dónde encuentras las ofertas para los billetes de avión…

El gran problema de ser un ahorrador compulsivo

Los ahorradores compulsivos tienen tanto miedo de gastar dinero que pueden pasarse la vida sin invertir prácticamente nada de lo que han ahorrado. Es un esfuerzo, un desgaste mental, que no lleva a ninguna parte: "evitan adentrarse en aficiones o actividades que podrían traerles felicidad o un sentido a la vida", explica Ken Honda.

El gran consejo para el ahorrador compulsivo

Equilibrio. Hay que encontrar equilibrio entre ahorrar dinero y disfrutar del día a día. Un buen ejercicio puede consistir en preguntarte dónde quieres estar en el futuro (un año, dos, cinco o diez) y pensar en cómo tus ahorros pueden ayudarte a acceder a ese horizonte.

Si realizas ese ejercicio, en tu caso no olvides preguntarte también qué te hace feliz; una afición puede no estar directamente relacionada con tus planes de futuro, pero invertir tiempo y dinero en ella te ofrecerá la energía mental adecuada para luego encarar la parte seria de la vida.

El gastador compulsivo

Cómo ahorrar hasta 10000 euros al añoCómo ahorrar hasta 10000 euros al año

Señales que indican que podrías ser un gastador compulsivo

  • Sueles gastar dinero en cosas que realmente no necesitas.
  • Tienes una personalidad extrovertida. Te gusta invitar a tus amigos a algo especial, a veces sin motivo aparente.
  • Tu solución para solucionar estrés emocional es darte una recompensa inmediata. 

El gran problema de ser un gastador compulsivo

Un gastador compulsivo sigue con su círculo vicioso incluso si tiene muchas deudas que pagar. Puede hasta ocultar estos caprichos a amigos y familiares (señal de que inconscientemente sabe que algo va mal). No le importará arruinarse si con ello consigue una recompensa cortoplacista.

El gran consejo para el gastador compulsivo

Planificación. Hay que abrir un Excel y hacer un plan presupuestario. Eso ayudará a ver la situación en perspectiva: cuánto ganas al mes, cuántos pagos necesarios debes realizar, cuánto margen de ahorro tienes… Cuando tengas una tentación, "como comprarte un coche cuando ya tienes uno, recuérdate que cada capricho de este estilo pone en peligro objetivos a largo plazo esenciales como ahorrar para la jubilación o pagar deudas".

Un truco a corto plazo es el siguiente: si quieres comprarte algo que es un capricho moderado (20-60 euros), espera X días. La X en cada caso es su precio. Por ejemplo, si quieres comprarte un nuevo videojuego y cuesta 60 euros, espera 60 días y luego vuelve a preguntarte si lo necesitas.

Las 10 reglas de oro para convertirte en millonario según alguien que lo ha conseguido

El generador de dinero compulsivo

Ebenezer Scrooge, el ávaro protagonista de 'Cuento de Navidad' de Charles Dickens, es un buen arquetipo de la persona que solo piensa en generar dinero.Ebenezer Scrooge, el ávaro protagonista de 'Cuento de Navidad' de Charles Dickens, es un buen arquetipo de la persona que solo piensa en generar dinero.
Ebenezer Scrooge, el ávaro protagonista de 'Cuento de Navidad' de Charles Dickens, es un buen arquetipo de la persona que solo piensa en generar dinero.

Señales que indican que podrías ser un generador de dinero compulsivo

  • Asocias la felicidad a ganar más y más dinero. No hay más objetivo además de eso.
  • Inviertes tiempo, energía mental, energía física… a encontrar formas de ganar aún más dinero.
  • Has entrenado a tu mente para que sienta mayor placer al recibir aprobación y elogios externos relacionados a tu éxito financiero.

El gran problema de ser un generador de dinero compulsivo

Este tipo de personas pueden entrar "en el territorio peligroso de empezar a prestar menos atención a relaciones importantes para tener más tiempo para generar fortuna. Por ejemplo, elegir trabajar los findes en lugar de pasar buenos ratos con la familia o seres queridos".

El gran consejo para el generador de dinero compulsivo

Conexión. La clave es conectar con la vida, especialmente con los demás. Normalmente este tipo de persona descubre que es feliz usando su riqueza para ayudar a otros a generar la suya o a encontrar sus misiones en la vida. Pueden ser actos importantes (como donar para causas relevantes) o puede ser sorprender a la familia con unas vacaciones largamente deseadas.

Un buen ejercicio disparador es dedicar dos horas una tarde a preguntarte cómo quieres ayudar a los demás. Escribe todo lo que se te ocurra, sin filtro. Luego, distribuye las ideas según los tiempos que crees que puedes tardar en realizarlas. Quédate con las que se pueden cumplir en un año, y de todas ellas elige la que más impacto positivo puede conseguir en ti y en los demás.

El indiferente económico

Persona despreocupadaPersona despreocupada
Getty

Señales de que podrías ser un indiferente económico

  • Apenas piensas en el dinero y cuando piensas en ello (como crearte un presupuesto casero, por ejemplo), te da pereza y pasas a otra cosa.
  • Puedes llegar a pensar que el dinero es malo, aunque no lo sientas a nivel consciente.
  • Crees firmemente que el dinero no debería influir en las decisiones más importantes de la vida.

El gran problema de ser un indiferente económico

Despreocuparte demasiado de tus finanzas puede convertirte en irresponsable dentro de este ámbito. Por ejemplo, puedes encontrarte que, como no has ahorrado, al quedarte de repente sin trabajo debes depender de tu pareja, amigos, padres… "Pensar que solo necesitas una cantidad determinada de dinero es un pensamiento saludable", aclara Ken Honda. "Pero pensar en que no necesitas dinero es un problema".

El gran consejo para el indiferente económico

Descubre. Descubre en qué gastas principalmente tu dinero, cuáles son tus gastos inmediatos, cuáles pueden ser tus futuros gastos, cómo van tus deudas… Sí, esto puede causarte una leve incomodidad, pero es mejor eso a sentir un enorme estrés financiero a largo plazo.

Para confirmar si eres un indiferente económico, puedes realizar un ejercicio rápido de escritura automática. Coge lápiz y papel y empieza a escribir varias veces "Para mí, el dinero es…." y escribe lo que te venga al momento para acabar la frase. Hazlo 5-10 veces y lee las respuestas. Si se relacionan con lo dicho en el apartado de señales, puede que seas un indiferente económico.

El ahorra-gastador

De comprasDe compras
Pixabay

Señales de que puedes ser un ahorra-gastador

  • Como su nombre indica, comparte algunos rasgos principales con los ahorradores y los gastadores. Lee sus secciones para descubrir si tienes algunos de estos rasgos.
  • Empiezas a ahorrar mucho dinero (ahorrador compulsivo) pero luego todo este esfuerzo se diluye en gastos innecesarios (gastador compulsivo).
  • Cuando inviertes tu dinero ahorrado, sueles tomar malas decisiones: lo gastas en cosas que o no necesitas o usas menos de lo que previas.

El gran problema de ser un ahorra-gastador

Tu forma de actuar es como un péndulo, y cada giro enorme hacia una forma diferente de actuar puede desgastarte emocionalmente. Por separado, un ahorrador y un gastador son generadores de estrés por sus formas de actuar. Combinados, esta ansiedad es aún mayor. Y lleva consigo los riesgos de ambos tipos.

El gran consejo para el ahorra-gastador

Imagina. Antes de tomar una decisión sobre cómo gastarás tus ahorros, piensa en cómo te sentirás dentro de dos o tres semanas si realmente realizas dicha inversión o compra. Si sientes que vas a estar igual, o que no se solucionará el problema, evita ese gasto.

Una buena brújula que te indicará si tu próxima decisión financiera es acertada o no puede ser crear un objetivo económico lo más concreto posible. No te contentes con un simple "quiero jubilarme con una pequeña fortuna". Concreta a qué edad quieres retirarte, cuánto dinero quieres tener ahorrado y cuánto quieres ahorrar cada mes. Una vez tengas eso claro, pregúntate "¿lo que voy a hacer me acercará o me alejará más de este objetivo?".

11 consejos que debes seguir si quieres ser millonario antes de los 30

El apostador

Casino Las Vegas Casino Las Vegas
Getty Images

Señales de que puedes ser un apostador

  • El apostador comparte muchos rasgos con los gastadores y los generadores de dinero. Consulta sus secciones porque puedes sentirte identificado.
  • Un rasgo único del apostador: ha encontrado su fuente de placer principal en sentir la emoción del riesgo y de la promesa de la recompensa, pero no la recompensa en sí. Es un placer además muy efímero: llega, te da de pleno, desaparece inmediatamente.
  • Apuestas dinero cuando te aburres, como quien lee un libro para pasar la tarde.

El gran problema de ser un apostador

Mientras que en otros tipos de personalidad, las perdidas de dinero son una posibilidad, en el caso del apostador pueden ser realidad en cualquier momento. Si la apuesta se desmadra, se puede entrar en un círculo vicioso: se piden préstamos para seguir apostado, o se usa el dinero para la jubilación, o los ahorros para la universidad de los niños…

El gran consejo para el apostador

Disciplina. "Hay que ser estricto con los riesgos financieros que se pueden realizar", explica Ken Honda. Debes aprender a priorizar equilibrio y seguridad; primero ahorra dinero y luego toma decisiones financieras importantes.

Como empezar a ahorrar puede ser complicado si casi nunca lo has hecho, puedes intentar adoptar la filosofía del método Kaizen: buscar la acción mínima que a largo plazo provoque un impacto positivo y duradero en la vida. No empieces ahorrando el 30% de tu sueldo al mes al principio si es demasiado para ti. Pregúntate si te gustaría empezar con un 25%. En caso contrario, baja a 20%, 15%... incluso un 1% está bien: lo importante es dar el primer paso, sin importar la distancia que hayas cruzado con él.

La persona preocupada

Inversor preocupadoInversor preocupado
Getty Images

Señales de que puedes ser una persona preocupada

  • No importa cuánto dinero tienes; siempre te preocupa la posibilidad de perderlo todo en cualquier momento.
  • No confías en tus propias habilidades para conseguir libertad financiera (y eso activa una auto-profecía: al no creerlo, no ocurre).
  • Inviertes mucha energía mental en pensar y temer el peor caso posible en la hipotética posibilidad de que perdieras todo tu dinero.

El gran problema de ser una persona preocupada

"Ser consciente de lo que podría pasarte en el futuro si no te preparas para ello" es una actitud saludable, explica Honda. Pero preocuparte y sentir ansiedad constante, a expensas de disfrutar del tiempo presente, te amarga mentalmente y por otro lado imposibilidad que alcances tu potencial económico, ya que estás paralizado.

Estos son los problemas de hacerte millonario de la noche a la mañana, según un hombre que ganó 1,3 millones de dólares en una subasta

El gran consejo para la persona preocupada

Reorientación. Reorienta tu conexión interna y externa con el dinero hacia el optimismo. A nivel externo, "busca conversaciones económicas positivas con los demás".

A nivel interno, puede ayudarte un poco de auto-terapia cognitiva. La terapia cognitiva es la que se centra en analizar cómo piensas. Coge lápiz y papel y escribe sin pensar demasiado sobre tu poca confianza hacia tus propias habilidades financieras. Ahora dedica tiempo (puede ser una semana entera) a encontrar pensamientos alternativas más realistas y que te creas. No esperes conseguirlo a la primera y tómatelo como un deber a largo plazo. El solo hecho de dedicar minutos diarios a pensar de otra forma, aunque no llegues a una solución, te ayudará.

LEER TAMBIÉN: Las 10 reglas de oro para convertirte en millonario según alguien que lo ha conseguido

LEER TAMBIÉN: 5 rasgos de personalidad que definen a las personas más exitosas del mundo y que puedes aprender tú de ellas

LEER TAMBIÉN: 5 claves para invertir tus ahorros en criptomonedas y en la bolsa de manera rentable

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año