Abengoa entra en concurso de acreedores: deudas de 6.000 millones de euros para la mayor suspensión de pagos en España desde 2008

Una planta solar de Abengoa en Sanlucar la Mayor.
Una planta solar de Abengoa en Sanlucar la Mayor.
Reuters
  • Abengoa ha entrado este lunes en concurso voluntario de acreedores tras 6 años intentando su reestructuración y el aplazamiento de sus deudas.
  • El grupo andaluz podría protagonizar la mayor suspensión de pagos desde 2008, según El País, que estima sus deudas en torno a 6.000 millones de euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Casi 6 años después de que Abengoa se declarase en preconcurso de acreedores tras reconocer deudas a sus proveedores y a las entidades financieras de más de 20.000 millones de euros, la firma andaluza dedicada a la energía y las infraestructuras ha anunciado a la CNMV su proceso de concurso voluntario este lunes tras sus últimos intentos de ampliar la ejecución de su acuerdo de reestructuración.

De este modo, la suspensión de pagos de Abengoa podría ser la mayor que se ha producido en España desde 2008, solo superada por la de la constructora Martinsa-Fadesa, que contaba con deudas de 7.000 millones de euros, según El País, que cuantifica el pasivo del grupo sevillano en 6.000 millones, dado que la compañía no presenta resultados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), desde hace un año.

De este modo, si se confirma el volumen de deuda de Abengoa, su suspensión de pagos superaría en más de 1.600 millones de euros a la de la inmobiliaria Reyal-Urbis, que quebró en 2013 con deudas de 4.400 millones. Sin embargo, el total de su pasivo es difícil de comprobar, dado que se reparte en varias filiales que, a su vez, están sometidas a concursos de acreedores.

En sus últimas cuentas, correspondientes al primer trimestre de 2020, Abengoa reconocía deudas de más de 4.000 millones de euros con las entidades financieras y otros 1.200 millones con sus proveedores, que, incluyendo a todas las compañías del grupo, se elevaban a un pasivo total de casi 8.000 millones de euros justo antes del estallido de la pandemia de coronavirus, según el diario del Grupo Prisa.

Abengoa se deja un 25% en bolsa en la semana tras advertencias de la CNMV y amenaza de sanción de Bruselas

En 2015, cuando la compañía entró en preconcurso, Abengoa solventó la situación entregando un 95% de su capital a sus acreedores financieros, en la primera de las 3 reestructuraciones que ha afrontado el grupo sevillano. La última de ellas, realizada durante el tercer trimestre de 2020, buscaba traspasar los activos viables a una nueva sociedad para facilitar la quiebra de la empresa, pero no llegó a realizarse ante el rechazo de los accionistas minoritarios.

El rechazo de sus acreedores a extender el plazo de ejecución del acuerdo de reestructuración se produce tras la falta de acuerdo con la Junta de Andalucía para rescatar a la compañía mediante la inyección de 20 millones de euros, que se emplearían para avalar préstamos estatales a través del Instituto de Crédito Oficial y de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), según El País.

De este modo, Abengoa se encuentra en el peor momento de su historia, dejando en el aire los empleos de en torno a 14.000 trabajadores, de los que unos 3.000 son españoles. A la espera del concurso, la compañía sevillana acumulaba una deuda con la Agencia Tributaria de 42,3 millones de euros repartida en 4 sociedades, según los datos desvelados por Hacienda el pasado mes de octubre.

LEER TAMBIÉN: 13 millonarios y famosos españoles que se arruinaron o perdieron gran parte de su fortuna

LEER TAMBIÉN: Estas son las 10 empresas que más dinero deben a Hacienda ahora mismo

LEER TAMBIÉN: Abengoa se da hasta el 14 de junio para cerrar su plan de reestructuración y evitar el concurso de acreedores

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”