"El accidente", el descubrimiento casual de un ciudadano que cambia por completo lo que sabemos de las enanas marrones

enana marrón

NASA/JPL-Caltech

  • Los astrónomos han publicado en The Astrophysical Journal las peculiaridades de esta enana marrón, a la que han denominado "El accidente", aunque su nombre real es WISEA J153429.75-104303.3.
  • Tras su hallazgo por parte de Dan Caselden, diferentes telescopios comenzaron a observar esta enana, lo que abre la puerta a nuevos descubrimientos de enanas marrones viejas y frías.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

De manera informal, podría decirse que las enanas marrones son estrellas y planetas que se han quedado a medio gas. Para los astrónomos es relativamente fácil conocer sus características, aunque algunas de ellas pueden desafiar lo estudiado por la ciencia.

Una de estas enanas marrones rebeldes que parece romper el corsé de cualidades comunes ha sido WISEA J153429.75-104303.3, a la que los astrónomos han bautizado como "El accidente".

En la galaxia conocida, existen alrededor de 2.000 enanas marrones de las que se tenga conocimiento, aunque esta era totalmente desconocida hasta ahora.

En un nuevo estudio publicado en The Astrophysical Journal los astrónomos teorizan sobre su nacimiento hace 10.000 millones o 13.000 millones de años, es decir, 2 veces más que sus compañeras marrones. La Vía Láctea se originó hace 13.600 millones de años.

"Este objeto desafió todas nuestras expectativas", ha declarado Davy Kirkpatrick, astrofísico de IPAC en Caltech en Pasadena, California (Estados Unidos) a Phys.org.

Una enana marrón muy peculiar

Por lo general, el proceso de evolución de las enanas marrones reside en su enfriamiento, cambiando desde blancos brillantes hasta colores rojizos durante el mismo.  

"El accidente" ha supuesto toda una sorpresa, ya que sus longitudes de onda eran muy débiles, mostrando que era fría y vieja, mientras que otras eran brillantes, lo que se traduce en temperaturas más elevadas.

Para su observación, se han utilizado tecnologías de infrarrojos, como el Explorador de Levantamiento de Campo Amplio de Objetos Cercanos a la Tierra (NEOWISE) de la NASA y el telescopio terrestre del Observatorio WM Keck, en Hawai (Estados Unidos).

Guía práctica para identificar cada constelación como un profesional de la Astronomía

Como complemento a las investigaciones sobre su temperatura, se decidió calcular la distancia de la Tierra de la enana, a 50 años luz del planeta azul, con una velocidad de 800.000 kilómetros por hora.

"No es una sorpresa encontrar una enana marrón tan vieja, pero es una sorpresa encontrar una en nuestro patio trasero", ha asegurado Federico Marocco, astrofísico de IPAC en Caltech. 

"Esperábamos que existieran enanas marrones de esta edad, pero también esperábamos que fueran increíblemente raras. La posibilidad de encontrar una tan cerca del Sistema Solar podría ser una coincidencia afortunada, o nos dice que son más comunes de lo que pensamos", ha añadido.

El descubrimiento de un astrónomo aficionado

Dan Caselden ha sido el descubridor de "El accidente" a través de una herramienta que él mismo creó mediante los datos aportados por NEOWISE que hace un mapa del universo cada 6 meses.

La dificultad de encontrar enanas marrones estriba en que solo se pueden observar si mantienen una distancia relativamente cercana a la Tierra, más aún si existen otras que comparten las peculiaridades de "El accidente".

"Este descubrimiento nos dice que hay más variedad en las composiciones de las enanas marrones de lo que hemos visto hasta ahora", ha explicado Kirkpatrick. "Es probable que haya más extraños por ahí, y debemos pensar en cómo buscarlos".

Por ello, la astronomía deberá pensar en nuevos métodos para descubrir estos objetos, que parecen esconderse en la inmensa y oscura galaxia.

Otros artículos interesantes:

Astrónomos de la NASA descubren una ruptura en la galaxia, como una "astilla" que sobresale de la Vía Láctea

Los astronautas descubren grietas en un módulo ruso de la Estación Espacial Internacional que amenazan con extenderse

Los astronautas de la NASA han comenzado a cultivar chiles para mejorar la dieta de la tripulación en futuras misiones

Te recomendamos

Y además