Pasar al contenido principal

Un informe de la CNMC recomienda quitar en 2020 las cabinas telefónicas que todavía siguen activas, solo puede salvarlas la falta de Gobierno

Cabina telefónica
Cabina de Telefónica

Getty Images

  • La CNMC ha recomendado desactivar en 2020 las cabinas telefónicas que todavía se mantienen en nuestro país.
  • Todavía hay 16.000 cabinas telefónicas activas en España, pero se hace menos de una llamada diaria a través de ellas.
  • Aunque el contrato que obliga a Telefónica a mantener el servicio expira el 31 de diciembre, la falta de Gobierno empujará a no desactivarlas de momento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las cabinas de Telefónica han sido parte de la cultura de nuestro país, pero en la última década han quedado relegadas, tanto que la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha recomendado desactivar en 2020 las que todavía funcionan.

El 31 de diciembre deberían quedar fuera de servicio las cabinas de Telefónica ante la caducidad del periodo de designación que mantenía por el Servicio Universal de Telecomunicaciones. Pero, según recoge El Independiente, la falta de Gobierno prorrogará este servicio de momento.

El 1 de enero se debería hacer una licitación pública en donde concursarían distintos operadores o se eliminaría definitivamente el servicio. Aunque, tal y como recoge la Ley General de Telecomunicaciones, cualquier ciudadano debería acceder a un servicio similar “con independencia de su localización geográfica”.

Leer más: Telefónica ya consume energía 100% renovable en España

En contraste con esta ley que debe aplicarse independientemente de la rentabilidad, el abandono que han sufrido las cabinas ha sido importante y se debate si apartarlas de dicha ley. Según recoge La Razón del informe de la CNMC, se ha “constatado el progresivo abandono de su uso, en términos de tráfico de llamadas, de ingresos y de distribución territorial de su uso".

A día de hoy se mantienen a nivel nacional 16.000 cabinas activas, pero se hace menos de una llamada diaria, por lo que la rentabilidad es inexistente en la mayoría de ellas.

Lo más probable es que de aquí a unos meses desaparezcan la mayoría o se reformulen sus servicios para atraer a la clientela, quién sabe si con servicios de datos o con sistemas de carga para móviles. En todo caso, una parte de nuestra historia va camino de desaparecer.

Y además