Pasar al contenido principal

Las aerolíneas descartan dejar vacías las filas centrales de los aviones para mantener la distancia social

Azafatas avión
Tripulantes de cabina de pasajeros sirven agua en un vuelo de Bamboo Airway en Vietnam. REUTERS/Kham
  • "La distancia social no es necesaria ni viable a bordo de un avión", opina el lobby Airlines for Europe (A4E), que representa a Iberia, Vueling, Ryanair, Lufthansa, Norwegian y easyJet, entre otras.
  • Las aerolíneas ven imposible operar con rentabilidad si se implanta la obligación de dejar asientos libres para evitar contagios de coronavirus.
  • Es una medida que ya han aplicado algunas compañías aéreas, como Delta, buscando proteger a sus pasajeros y a su tripulación.
  • Descubre más historias en Business Insider España

"La distancia social no es necesaria ni viable a bordo de un avión". Con esta frase el lobby Airlines for Europe (A4E), que representa a las 16 principales aerolíneas del Viejo Continente, ha descartado dejar libres los asientos centrales de las cabinas de sus aeronaves para guardar la distancia social recomendada y así evitar contagios por coronavirus.

La propuesta de dejar vacías las filas centrales de los aviones lleva semanas circulando por el sector. Un analista de Wall Street, Stephen Trent, que trabaja en Citigroup, aseguró en marzo que esta sería la oportunidad perfecta para acabar con el generalmente asiento más odiado por los pasajeros, algo que desde el comienzo de la crisis es un tema recurrente en la industria.

La medida permitiría que los viajeros volasen más separados y ya ha sido implantada por la estadounidense Delta y, de forma similar, por la húngara WizzAir. Lufthansa y easyJet también han prometido dejar asientos libres como medida temporal hasta que la situación se normalice.

Pero es una idea que implica una enorme caída en la rentabilidad por pasajero para las aerolíneas, que tendrían que repercutir este coste en los clientes –o los gobiernos–, aseguran.

Por eso, el lobby ha calificado de imposible volar llenando solo dos tercios de los aviones en una reunión con los ministros de Transporte de los países de la UE, que ha tenido lugar este miércoles, sobre cómo restaurar el transporte tras la pandemia, que ya parado el 90% del tráfico del continente.

Simplemente, no salen las cuentas. Y así lo han remarcado también en una carta a los mismos ministros que ha recogido Politico

Leer más: El coronavirus podría cambiar por completo la experiencia de volar: algunas aerolíneas han empezado a eliminar los asientos centrales y los precios de los billetes podrían dispararse

"No hay en marcha ningún modelo de aerolínea viable con distancia social (de ningún tipo) a bordo", han insistido en declaraciones al mismo medio.

También el CEO de Ryanair, Michael O'Leary, criticó la semana pasada la idea apuntando que dejar una fila libre ni siquiera llevaría a que los pasajeros estuvieran distanciados dos metros: "Así que es una idea idiota que tampoco consigue nada".

Alexandre de Juniac, el director general de IATA, la patronal de las aerolíneas, declaró la semana pasada que la distancia social obligatoria a bordo sería "el fin de los viajes baratos en avión".

Leer más: Las cabinas de los aviones suponen un riesgo para la transmisión del coronavirus, pero existen métodos efectivos para evitar los contagios según los expertos 

En su lugar, las aerolíneas proponen que se lleven a cabo test en los aeropuertos para garantizar la seguridad a bordo y que paguen la factura los gobiernos. Es una medida que ya sugirió el analista de Renta4 y experto del sector Iván San Félix a preguntas de Business Insider España.

Algunas de las aerolíneas miembros de A4E son el holding IAG –que engloba a Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level–, Ryanair, Lufthansa, Norwegian, easyJet y Air France KLM, entre otras.

Y además