Por qué las aerolíneas españolas no dejan libre el asiento del medio de los aviones como medida contra el COVID-19, según expertos y compañías del sector

Pasajeros de un avión
Getty
  • Un estudio de los CDC (el máximo organismo sanitario estadounidense) estimó que mantener el asiento central vacío puede reducir la exposición al COVID-19 hasta en un 23%.
  • Sin embargo, las aerolíneas españolas no adoptan estas recomendaciones, ya que siguen lo pautado por EASA.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este verano, todas las principales compañías aéreas de España dispondrán de asientos intermedios para comprar en los aviones.

Pero un reciente estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicado por Business Insider sugiere que eso podría ayudar a la propagación del COVID-19 a bordo de los vuelos, especialmente cuando los pasajeros se bajan las mascarillas para comer o beber.

El informe de los CDC calculó la distancia a la que podrían propagarse los aerosoles de coronavirus en un avión. Para ello, los investigadores modelaron cómo se propagaba un virus similar entre maniquíes en un laboratorio cuando no llevaban puestas las mascarillas.

El estudio descubrió que dejar los asientos del medio vacíos podría ayudar a reducir en un 23% la exposición viral en el vuelo cuando no se hace un uso correcto de las mascarillas. Es más, si en una aeronave de 3 filas de asientos se deja la del centro vacía, la exposición podría llegar a reducirse un 57%.

El nuevo estudio de los CDC, aunque es una aproximación imperfecta de cómo se comporta la gente en los aviones durante la pandemia, es un buen recordatorio de que varias medidas de protección –mascarillas, distancia y lavado de manos frecuente– son mucho mejores para prevenir la propagación del virus que un único protocolo.

Por qué no se implanta en España

España adoptó las recomendaciones de la máxima autoridad de seguridad aérea a nivel europeo, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), y del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) a través de las directrices operativas para la gestión de pasajeros aéreos y personal de aviación en relación a la pandemia. 

Dicho documento dispone por un lado normas de obligado cumplimiento y por el otro de material de orientación. 

"No todo lo que aparece en el Safety Protocol de EASA/ECDC es obligatorio, en muchos casos, como ocurre en el tema de los asientos indica que hay que 'en la medida de lo posible y en función de la ocupación del vuelo, procurar el mayor distanciamiento físico posible entre los pasajeros a bordo de la aeronave, permitiendo en cualquier caso que miembros de una misma familia, personas que convivan, o acompañantes de personas de movilidad reducida puedan ocupar asientos contiguos'", indica EASA a Business Insider España.

Por ello, añaden, en España se adoptaron estas recomendaciones y no las del estudio de los CDC, al no aplicarse este en Europa.  

"La normativa no obliga a bloquear ningún asiento. Lo que se apunta es que, siempre que sea posible, se procurará la distancia de seguridad y si no es posible el pasajero deberá llevar mascarilla, lo que es obligatorio", recuerdan desde la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que aglutina cerca de 80 aerolíneas que operan en España.

En concreto, la guía de EASA sobre la gestión del COVID-19 en los aviones establece que con las medidas ya adoptadas por el sector aéreo, más la disposición de filtros HEPA en los aviones y su sistema de ventilación, que renueva y purifica el aire en cabina cada 2 ó 3 minutos, no hace obligatorio esa distancia, la cual se dejará siempre que sea posible.

En un comunicado de ALA el pasado octubre, la patronal señalaba que el sistema de ventilación de las cabinas de avión proporciona más protección a 2 pasajeros sentados uno al lado del otro que la que tienen dos personas a 1,8 metros de distancia fuera de un avión, haciendo referencia a un estudio de Airbus, y añadía: "La probabilidad de contagio a bordo es de 1 por cada 27 millones de pasajeros. Existe el doble de probabilidad de acertar la primitiva que de contagiarte en un avión".

Consultadas por Business Insider España, aerolíneas como Vueling o Air Europa señalan que la razón por la que no bloquean el asiento del medio se debe a que aplican estas recomendaciones de EASA. Aunque, aseguran, "se mantiene siempre a bordo, en función de la ocupación, la máxima distancia entre pasajeros".

¿Afectaría el bloqueo a la rentabilidad de las aerolíneas? 

Carles Sirera, socio-director de Stratesys y líder del área de Travel & Hotels, señala a Business Insider España que con la llegada de la campaña de verano, la competencia por captar al viajero va a ser sobre todo en precio y en optimizar la experiencia del pasajero, más que en ofrecer más espacio a los clientes. 

"Asegurando siempre el cumplimiento de los protocolos de seguridad sanitaria de cada país, gana relevancia para la cuenta de resultados de las aerolíneas la aplicación de la inteligencia artificial y la automatización de procesos de negocio para hacer que los contactos con los clientes sean más eficientes y de menor coste para la aerolínea", añade Sirera.

Los ingresos de Aena caen un 54,8% como consecuencia del desplome en el tráfico aéreo

Por su parte, Luis Buzzi, Socio responsable del sector Turismo y de Innovación de KPMG en España, considera que este es un tema que no tiene discusión: "Si la normativa no obliga a hacerlo desde una perspectiva sanitaria ni legal, no tendría ningún sentido bloquear el asiento salvo que, desde una perspectiva estratégica, la compañía percibiera que este es un factor competitivo que exigieran los clientes. Obviamente si fuera así, querría decir que estos clientes estarían dispuestos a pagar por el sobrecoste que esto supondría, lo cual no parece ni probable ni previsible con la situación actual", afirma el experto.

Buzzi explica a Business Insider España que cuando los clientes compran un billete, este incorpora todas las medidas y acciones sanitarias de obligado cumplimiento por parte de la aerolínea para que el vuelo sea seguro para los pasajeros. "No tiene sentido un pago adicional por parte del cliente cuando no hay ninguna evidencia ni a favor ni en contra de que un asiento libre genere mayor seguridad al viajar", apunta.

El experto añade que las compañías que decidan hacerlo lo harán considerando este aspecto como una ventaja competitiva. "Sería una estrategia particular como muchas otras, lo cual no quiere decir que tenga que ser ni la mejor ni tiene porqué ser copiada", afirma,

LEER TAMBIÉN: IAG pierde 1.067 millones de euros y sus ingresos caen un 78,9% en el primer trimestre de 2021

LEER TAMBIÉN: Los ingresos de Aena caen un 54,8% como consecuencia del desplome en el tráfico aéreo

LEER TAMBIÉN: Aena sella préstamos con varias entidades por 700 millones de euros para reforzar su liquidez

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo