Una mujer que tuvo COVID persistente durante 8 meses dice que el síndrome desapareció después de vacunarse: la ciencia todavía no tiene clara la causa

BI
  • Arianna Eisenberg dice que su COVID persistente desapareció después de 2 inyecciones de la vacuna, según informa el Washington Post.
  • Otros han informado de que la vacunación alivió los largos síntomas de COVID.
  • Los científicos no entienden el fenómeno, pero uno tiene ideas de cómo podría funcionar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una mujer que tuvo COVID persistente dice que sus síntomas han desaparecido 36 horas después de recibir su segunda dosis de la vacuna COVID-19, según The Washington Post.

Arianna Eisenberg, de 34 años, explica que experimentó dolores musculares, insomnio, fatiga y confusión durante 8 meses después de enfermar. Estos síntomas son típicos de lo que se conoce como "COVID persistente".

Pero 36 horas después de recibir una segunda dosis de la vacuna COVID-19, sus síntomas desaparecieron, informa The Washington Post.

La historia de Eisenberg es una de las varias que describen un efecto similar.

The Philadelphia Inquirer y Huffington Post también han informado sobre personas en las que los síntomas COVID persistente mejoraron tras la vacunación.

Daniel Griffith, clínico de enfermedades infecciosas e investigador de la Universidad de Columbia, explicó a The Verge el 2 de marzo que alrededor de un tercio de sus pacientes con COVID persistente dijeron sentirse mejor después de la vacuna.

Todo lo que se sabe sobre el extraño síndrome que afecta a algunos niños después de pasar el COVID-19

En un vídeo de YouTube, Gez Medinger, un periodista científico que informa sobre el COVID persistente, hizo una encuesta a 473 pacientes de este fenómeno entre grupos de apoyo en Facebook, informa The Verge, alrededor de un tercio de los cuales habían visto mejorar sus síntomas después de la vacunación.

Un pequeño estudio de la Universidad de Bristol de Reino Unido, que no ha sido revisado por pares, ha analizado la administración de vacunas a personas con síntomas de COVID-19 prolongado, según la noticia de The Washington Post.

Los científicos administraron la vacuna a 44 personas con COVID persistente y compararon su reacción con la de un grupo de personas que también mantenían los síntomas y que no recibieron la vacuna.

Aseguran que los que habían recibido la vacuna tuvieron una "pequeña mejora general de los síntomas de COVID persistente".

13 españolas que están aportando soluciones contra la pandemia del coronavirus

Sin embargo, los autores advierten que esto podría deberse al efecto placebo.

Este es solo uno de una serie de informaciones desconcertantes en torno al COVID persistente.

El 3 de marzo, Kaiser Health News informó de que una bailarina de 15 años desarrolló EPOC, una enfermedad que suele darse en personas mayores, tras contraer COVID-19 el verano pasado.

Como informó Aria Bendix de Business Insider, los científicos tampoco pueden explicar por qué la mayoría de las personas que desarrollan COVID persistente son mujeres, aunque algunos científicos piensan que podría ser porque las mujeres tienden a generar respuestas inmunes más fuertes que los hombres.

Se han abierto clínicas de recuperación para pacientes con COVID largo, según informa Sophia Ankel de Business Insider.

Sin embargo, la enfermedad aún no se conoce bien. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos han recibido más de 1.000 millones de dólares del Congreso para investigar el COVID persistente.

Otros artículos interesantes:

El impacto de un año de pandemia en salud mental: los profesionales empiezan a afrontar las consecuencias de las crisis

Todo lo que se sabe sobre la posible relación entre los trombos y la vacuna de AstraZeneca: la EMA no ve evidencias y recomienda seguir vacunando

La variante británica plantea la posibilidad de alargar la cuarentena a 14 días

Te recomendamos