Algunos consejos para lograr la deposición perfecta si tienes problemas para ir al baño, a pesar del mal diseño de los inodoros

No siempre es fácil acudir al baño sin problemas. Por ejemplo, en España la prevalencia de estreñimiento se sitúa entre un 12% y un 20%, según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD)

Este se puede dar por problemas derivados de la dieta o, de forma crónica, ante la aparición de diferentes enfermedades o el consumo de ciertos fármacos.

Asociadas al estreñimiento y a la imposibilidad de ir al baño aparecen también otras enfermedades, como las hemorroides, fisuras anales, prolapso rectal o daño perineal. 

Por suerte, existen algunas infusiones que te pueden ayudar a combatir el estreñimiento, como la de hojas de sen, la de cáscara sagrada, la menta, el té verde o negro, la manzanilla o la genciana.

En el lado opuesto de la balanza se encuentra la diarrea, provocada por procesos infecciosos derivados de intoxicaciones alimentarias o, mayormente en niños, por virus. 

Por lo general, suele asociarse al consumo de agua y alimentos en mal estados o contaminados, según explica la Clínica Universidad de Navarra, aunque también se puede dar en personas que viajen a zonas tropicales o países en desarrollo.

Son 2 caras de la misma moneda con implicaciones claras cuando se trata de ir al baño. A ello hay que sumar que los retretes actuales están mal diseñados para prevenir ciertos problemas relacionados con este acto.

La culpa hay que echársela a Thomas Crapper, un plomero inglés que inventó el retrete que se conoce hoy durante el siglo XIX.

Este inodoro ecológico convierte la caca en energía y recompensa a los estudiantes que lo usen con criptomonedas canjeables por café o comida 

Aunque su popularidad es bastante conocida, su diseño no responde a la forma natural y de menos presión del cuerpo humano.

Al sentarte sobre el retrete tu ángulo anorrectal se despliega hasta los 100 grados; al ponerte de cuclillas, dicho ángulo se abre aún más, con lo cual la fuerza necesaria será menor.

Así, para lograr la deposición perfecta puede servirte de un pequeño taburete para situar tus pies y, de esta forma, incrementar ese ángulo y realizar la ardua labor sin mayores complicaciones.

Además, si tienes problemas para ir al baño puedes salir a caminar, ya que un paseo provocará que todo se revuelva en tu interior y ayudará a que el intestino absorba mejor el agua de las heces.

En el vídeo de arriba puedes ver algunos consejos para ir al baño de manera correcta y, así, evitar hacerte daño o pasar un mal rato. ¡Ahora ya no hay excusas para hacer una deposición perfecta!

Otros artículos interesantes:

21 cosas que tocas todos los días que tienen más bacterias que el retrete

Cada cuánto tiempo debes limpiar todas tus cosas, desde el retrete hasta tu móvil, según la ciencia

Los astronautas de la NASA tendrán un nuevo retrete más sofisticado que les facilitará la vida en el espacio: ya se están preparando para recibir el paquete

Te recomendamos

Y además