Pasar al contenido principal

Álvarez-Pallete subraya la transformación de Telefónica en una empresa tecnológica

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica Telefónica

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha defendido en una carta a los accionistas del grupo que la compañía es hoy en día "incomparablemente más fuerte que hace cinco años" y ha defendido que debe ser protagonista del cambio que está viviendo la humanidad y no conformarse con ser un "espectador pasivo" del mismo.

"Telefónica es hoy incomparablemente más fuerte que hace cinco años. Nuestro camino hacia el futuro está bien trazado y contamos con la tripulación y los recursos idóneos para alcanzar nuestras metas", ha afirmado Álvarez-Pallete.

En este sentido, ha asegurado que Telefónica fue pionera en su sector a la hora de empezar su transformación para pasar del negocio de la voz a los datos y convertirse en una "compañía tecnológica". Así, ha reconocido que esto les llevo a construir una "red costosa" que elevo su deuda a un nivel que "pesa todavía en la cotización de la acción".

Además, ha agregado que la compañía también está expuesta a la fluctuación de las divisas de los países en los que opera, y ha incidido en que su sector ha sido el que peor evolución ha tenido a nivel mundial en los mercados de valores en los últimos dos años porque los inversores temen "el coste de esta transformación, el impacto negativo de la regulación y la inacción de otras compañías del sector que restan credibilidad y perjudican al conjunto".

Sin embargo, ha asegurado que este esfuerzo de transformación ha permitido que Telefónica lleve más de tres años creciendo de forma orgánica en sus principales magnitudes y que los analistas que "empiezan a reconocer" su visión. De hecho, ha incidido en que el consenso de los bancos de inversión sitúa el precio objetivo por acción de la compañía en torno a diez euros, frente a los 8,3 euros en los que cotiza actualmente.

Asimismo, ha remarcado que Telefónica tiene el privilegio de vivir un momento "único y sin precedentes en la historia de la humanidad", pero no tiene que conformarse con ser "espectador pasivo" de ese cambio, sino que puede protagonizarlo. "Podemos abrir rutas que hoy no existen. Podemos escribir páginas del futuro", ha afirmado.

En este sentido, ha defendido que el digitalización de Telefónica hoy en día es "asombroso", ya que es capaz de procesar 3,5 Petaflops (igual al último superordenador de la NASA y puede almacenar 66 Terabytes (el equivalente a nueve siglos seguidos de películas en alta definición), al mismo tiempo que ha asegurado que este camino lo harán respetando sus valores.

"Es nuestro tiempo. Aquí y ahora. Es nuestra compañía y es nuestra oportunidad. Es el tiempo de escribir un nuevo capítulo del libro de Telefónica, de su increíble y apasionante historia. Y es la oportunidad de participar en el cambio como protagonistas", ha incidido Álvarez-Pallete quien ha agregado que "si histórico es el cambio, histórica es la responsabilidad de Telefónica de gestionar esta transición".

Álvarez-Pallete remarca que el desafío que afronta Telefónica es doble, ya que por un lado tiene que gestionar una radical transformación de la demanda desde la voz hacia los datos y, por otro, desarrollar nueva infraestructura capaz de satisfacer esa nueva demanda. Además, agrega que la nueva realidad digital fuerza a la compañía a ser "más sencilla y eficiente".

Así, ha recordado que durante los últimos cinco años Telefónica ha invertido 45.000 millones de euros en activos físicos, a una media de 9.000 millones de euros al año, y seguimos invirtiendo a un ritmo del 16-17% de sus ingresos anuales, probablemente "el nivel más alto de inversión" de la historia de la compañía.

Te puede interesar

Lo más popular