Pasar al contenido principal

Amancio Ortega es el segundo milmillonario que más dinero ha perdido en 2020 con el estallido del coronavirus

Amancio Ortega, una de las mayores fortunas mundiales
Reuters
  • El fundador de Inditex, Amancio Ortega, es el segundo milmillonario del mundo que más dinero ha perdido a causa de la pandemia de coronavirus, sólo superado por Bernard Arnault (Louis Vuitton).
  • A pesar de que el brote ha afectado a prácticamente todas las grandes fortunas del mundo, el de Arteixo es en este momento 21.400 millones de euros menos rico que hace dos meses, antes de que el virus llegase a España.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Hace hoy dos meses, Amancio Ortega era 21.400 millones de euros más rico que ahora. Es el segundo multimillonario del mundo que más dinero ha dejado en el camino a causa de la pandemia del coronavirus, llegando a perder más de 26.000 millones durante las primeras semanas de marzo y recuperándose un poco a lo largo de la primera de abril. 

Por ponerlo en perspectiva, el dinero que Ortega ha perdido en estos dos meses podría pagar todo el presupuesto que España destina a las comunidades autónomas... durante dos años seguidos. La caída ha sido de tales dimensiones que durante varios días perdió su puesto entre las 10 personas más ricas del mundo.

Leer más: Las 500 mayores fortunas pierden 300.000 millones de euros en bolsa por el coronavirus y Amancio Ortega se deja 5.500 millones en un solo día

Sólo le supera Bernard Arnault, propietario de Moët Hennessy • Louis Vuitton (LVMH), cuya fortuna ha descendido en más de 30.000 millones en menos de dos meses, llegando a perder casi la mitad de su patrimonio durante la segunda mitad de marzo.

El impacto del COVID-19 ha pasado factura no sólo a las compañías líderes de la Bolsa, sino a todas las grandes fortunas que se esconden detrás de ellas. Además de Arnault y Ortega, el descalabro monetario ha castigado a gigantes como Bill Gates (-12.500 millones), Warren Buffet (-16.400 millones) y Mark Zuckerberg (-14.900 millones), entre otros.

Leer más: La especulación y el caos se apoderan del mercado internacional en la guerra por conseguir suministros contra el coronavirus: Nueva York paga hasta 15 veces más por hacerse con mascarillas y equipos médicos

Pérdidas colosales en pocas semanas

La razón de este descalabro económico no es otra que el castigo al que Inditex ha sido sometido por la pandemia de coronavirus. Ortega, dueño de un 59,3% del capital de la empresa, ha sufrido como nadie la caída del precio de cotización de la compañía. En comparación con el último día de 2019, su capitalización ha pasado de 98.000 millones a unos 52.000 (aunque llegó a bajar hasta los 46.000), según el ránking de Bloomberg.

La cadena textil cerró hace poco menos de un mes sus 1.600 tiendas debido al decreto del estado de alarma. Además, la empresa avisó hace unas semanas de que hará un ERTE a 25.000 trabajadores si la situación no cambia antes del 15 de abril; el aviso se produjo pocas horas después de presentar unos beneficios de 3.639 millones de euros y de ponerse a disposición del Gobierno para abastecer al país de material sanitario.

Leer más: Signaturit, la startup española que permite firmar a distancia documentos a empresas y autónomos sin necesidad de escanearlos ni imprimirlos, dispara su negocio con el confinamiento

Pero el despeño de su fortuna personal se explica también por otros motivos. El principal se debe a los movimientos financieros alrededor de Enagás, empresa en la que Ortega se hizo hueco a finales de 2019 a través de Pontegadea, la sociedad patrimonial que gestiona su fortuna y que las veces toma forma de potente inmobiliaria (casera, entre otros, de Amazon, Apple, Primark, Spotify o Facebook).

A través de este vehículo inversor, el dueño de Inditex puso sobre la mesa 281,64 millones de euros para ampliar el capital de Enagás y hacerse con el 5% de la eléctrica, que estaba dispuesta a afrontar la mayor operación corporativa de su historia. La operación no salió como esperaba y la compañía se desplomó durante la primera mitad de marzo. Ahora, en paralelo a Inditex, parece que empieza a recuperarse.

Y además