Signaturit, la startup española que permite firmar a distancia documentos a empresas y autónomos sin necesidad de escanearlos ni imprimirlos, dispara su negocio con el confinamiento

El CEO y cofundador de Signaturit Juan Zamora.
El CEO y cofundador de Signaturit Juan Zamora.
Signaturit
  • La startup española de firmas digitales Signaturit ha experimentado un gran crecimiento a raíz del confinamiento por el coronavirus.
  • Signaturit está permitiendo que inmobiliarias, aseguradoras y bancos agilicen la firma de contratos sin necesidad de enviarlos a los clientes y que estos los impriman, firmen, escaneen y envíen de vuelta.
  • Aunque la empresa se fundó en 2013 y es líder en España, además de estar presente en 40 países, hasta ahora se enfrentaba a la fuerte competencia del papel y el boli, algo que ha cambiado forzosamente con la pandemia del COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La startup española de firmas digitales Signaturit está experimentando un gran crecimiento en pleno confinamiento por el coronavirus: en marzo ha llegado al medio millón de firmas, es decir, un 40% más que la media de enero y febrero de este año.

Signaturit está permitiendo que inmobiliarias, aseguradoras y bancos agilicen la firma de contratos digitalmente, es decir, sin necesidad de enviarlos a los clientes y que sean estos quienes los impriman, firmen, escaneen y envíen de vuelta.

Esa es su misión desde 2013, año en que se fundó la empresa –que ya es líder en España, además de estar presente en 40 países–, pero hasta ahora se enfrentaba a la fuerte competencia del papel, el boli y el presentismo, algo que ha cambiado forzosamente con la crisis del COVID-19, según explica el cofundador y CEO de Signaturit, Juan Zamora, en conversación con Business Insider España.

"Estamos seguros de que esto va a representar un cambio cultural a la hora de adoptar este tipo de soluciones", reflexiona Zamora, reconociendo que la situación, que ha obligado a muchos a continuar el negocio 100% de forma digital, supone un cambio "positivo" a la hora de implementar estos sistemas de firmas digitales, sobre todo, en aquellas empresas en las que encontraban reticencia.

Una firma con el dedo que registra los datos biométricos y cuenta con todas las garantías legales, sin necesidad de dispositivos especiales

El proceso a seguir es sencillo para el usuario. La empresa o el autónomo que contrate los servicios de Signaturit envía un Signaturit a su cliente en un correo electrónico y adjunta un documento que, cuando el usuario va a firmar, le dirige a una plataforma en la que puede firmar como si se tratase de un papel.

"Transformamos un proceso que era analógico y un poco rudimentario –tener que recibir un documento, imprimirlo, firmarlo, escanearlo, volverlo a enviar, o incluso tener que ir a una oficina de forma presencial solo para firmarlo...– a un modelo 100% digital donde lo único que necesitas es tener una dirección de correo electrónico".

"Ahí recibes un correo y lo que te permite es firmar directamente sobre la pantalla de tu dispositivo como si fuera una firma en papel, pero dibujándola con el dedo, por lo que, en cuestión de segundos, tienes el documento firmado con todas las garantías legales", puntualiza.

Leer más: Nannyfy reorienta su negocio por el coronavirus y factura en marzo lo mismo que en todo 2019: ahora las canguros de esta startup española dan clases por videollamada y vigilan a tus hijos

Para ello, la tecnología de Signaturit captura todos los datos biométricos de la rúbrica.

"Nosotros capturamos diferentes evidencias, como la velocidad, la presión –en dispositivos que lo permiten–, todos los puntos del grafo e incluso un vídeo de cómo se ha realizado esta firma en tiempo real", indica el CEO. "Toda esta firma la encriptamos y solo la proporcionamos en caso de que haya un litigio y nos lo requiera un juez".

En dicho caso, un perito grafólogo analizaría la firma y los datos biométricos y determinaría si realmente esa persona es la que firmó el documento.

Este tipo de firma es "la que mejor funciona", según Zamora, porque combina "una experiencia de usuario muy fácil con garantías jurídicas muy elevadas". Pero, además, Signaturit ofrece otros dos tipos de firma: con certificado digital o con código PIN, que se utilizan dependiendo de la casuística y el tipo de contrato.

"No es igual un préstamo de 100.000 euros que un documento de bienvenida a una empresa", apunta el directivo.

El sistema es especialmente atractivo para los sectores financiero, inmobiliario y recursos humanos

¿Quiénes usan, principalmente, los servicios de Signaturit?

  • Los bancos: para préstamos, formalización de hipotecas, tanto para comunicaciones varias como para la aceptación final. Trabajan con BBVA, Bankinter y Banco Sabadell.
  • Las aseguradoras: para la firma de pólizas; AXA, DAS y Admiral están entre sus clientes.
  • Departamentos de recursos humanos: para la firma de contratos de trabajo o permisos de vacaciones. Es el caso de Acciona y el FC Barcelona.
  • Otras áreas, como departamentos comerciales que necesitan formalizar compraventas

En plena pandemia, Signaturit está notando, sobre todo, un crecimiento a la hora de firmar de contratos de teletrabajo, declaraciones responsables con trabajadores, acuerdos y comunicaciones para compensar las horas de permisos retribuidos. Y, también, en el sector inmobiliario, en la firma de renovaciones, reducciones de precios o compraventas que se hubieran iniciado antes del COVID-19.

Además, la startup ha experimentado un gran crecimiento en el uso de la plataforma (+210% frente al mismo periodo del año anterior), en parte porque el número de pruebas gratuitas de un mes, una iniciativa que lanzó hace unas semanas, ha disparado sus nuevos usuarios.

A partir de 30 euros por unas 5 firmas y una opción para empresas y autónomos

Signaturit se adapta a todo tipo de empresas, desde un freelance a una compañía de gran tamaño, y se contrata por tipo de usuario y según el volumen de firmas que necesite.

"Puedes ser un freelance que necesita 5 firmas al mes o una gran aseguradora que necesita 200.000 firmas y, en función de esto, pagas un precio u otro, y así también damos flexibilidad para que cualquier tipo de compañía pueda acceder a estas soluciones", explica el CEO y cofundador.

Así, puede contratarse a partir de 30 euros al mes, apunta, lo que equivaldría "a unas 5 firmas", dependiendo también de las funcionalidades que se necesiten. 

Leer más: Martin Varsavsky, fundador de Jazztel, cree que lo mejor que pueden hacer emprendedores y startups es esperar: "Levantar dinero ahora es inútil"

Signaturit es una startup fundada en Barcelona en la que los socios ostentan la mayoría del capital de la empresa, pero que cuenta entre sus inversores con los fondos Faraday Venture Partners, 360 Capital, Bonsai Partners y el Banco Sabadell.

Desde su fundación, en 2013, ha levantado 10 millones de euros, tiene 100 empleados y ha sido nombrada una de las 1.000 compañías de mayor crecimiento en Europa por el diario Financial Times, aunque en esta entrevista no han desvelado cifras de ingresos ni de previsiones.

Ahora tiene como objetivo posicionarse como líder en el sector de firmas electrónicas y de las comunicaciones certificadas a nivel europeo, algo en lo que trabaja desde sus oficinas de Madrid y París.

LEER TAMBIÉN: Cómo montar un negocio sin socios ni capital riesgo: así fue la aventura de esta millennial española en Australia que empezó trabajando en una granja

LEER TAMBIÉN: 10 nuevos síntomas del coronavirus que podrías tener sin saberlo: desde malestar y mareos hasta problemas digestivos

LEER TAMBIÉN: Las empresas de patinetes reducen al mínimo sus costes en España para intentar sortear la crisis y con la esperanza de desplazar al transporte público tras el confinamiento

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Startups
  2. Emprendimiento
  3. Empresa
  4. Coronavirus
  5. Trending
  6. Top
  7. Smart Business