El coronavirus precipita el hundimiento de los precios y podría situar a la economía mundial en deflación por primera vez en décadas

Una mujer con mascarilla compra verdura en un mercado de Turín (Italia)
Reuters
  • El coronavirus está provocando un hundimiento generalizado de los precios, que podría situar a la economía mundial en deflación, especialmente por la depreciación del petróleo
  • Los analistas de JP Morgan auguran que su índice global de precios de consumo caerá por debajo de su nivel de hace un año a mediados de 2020, lo que supondrá el primer periodo de deflación en décadas.
  • Durante la pasada crisis económica, los principales países desarrollados consiguieron evitar el desplome de la inflación, salvo Japón, por lo que el último referente de una gran deflación a escala global es la Gran Depresión, a principios de la década de 1930.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis económica que está provocando el coronavirus y las medidas de contención puestas en marcha para frenar la pandemia está provocando una caída de los precios a nivel global. A pesar de que productos como mascarillas o gel desinfectante están encareciéndose de forma desproporcionada y de que los consumidores han reaccionado al confinamiento vaciando las estanterías, varios expertos e instituciones alertan de que la economía mundial se precipita a la deflación.

Tras décadas acostumbrados a presiones inflacionistas, resulta chocante comprobar como la paralización económica que ha traído consigo la expansión internacional del virus podría provocar uno de los pocos episodios globales de deflación que se recuerdan. De hecho, la última vez que los precios cayeron en todo el mundo de forma generalizada fue durante la Gran Depresión que se produjo tras el crack de Wall Street de 1929.

Leer más: 4 similitudes y 2 diferencias clave entre el crack bursátil de 1929 y la crisis del coronavirus

Desde entonces, varios países han sufrido episodios de deflación, como la que experimentaron las principales economías asiáticas a finales del siglo pasado o la que sufrieron Irlanda y Japón durante la pasada crisis económica, en la que los principales países desarrollados consiguieron evitar mayoritariamente el desplome de la inflación.

Sin embargo, según los analistas de JP Morgan, la economía mundial no podrá evitar la deflación en 2020 y auguran que su índice global de precios de consumo caerá por debajo de su nivel de hace un año a mediados de año, lo que supondría el primer periodo de deflación en décadas, según recoge Bloomberg, destacando que los expertos señalan a la caída del precio del petróleo como principal causante de este fenómeno.

Los analistas han destacado que los precios están cayendo de forma generalizada, tanto por países como por categorías de gasto, con depreciaciones tanto en combustibles como en reservas hoteleras, comida para llevar u otras materias primas, como el cobre. Además, JP Morgan prevé que, si continúa esta tendencia, será cada vez más difícil que los países más endeudados, como Italia, Japón o España, cumplan sus obligaciones con sus acreedores.

No es esta la única consecuencia negativa de la deflación de la que alertan los expertos. Pese a que una bajada generalizada de precios pueda parecer una buena noticia a simple vista, sus repercusiones pueden llegar a provocar reducciones de salarios, la paralización de la inversión corporativa y una caída del consumo, que a su vez podrían resultar en la quiebra o cierre de miles de empresas y el consiguiente repunte del paro.

Leer más: La industria petrolera estadounidense hace 'lobby' contra la guerra de precios de Rusia y Arabia Saudí

De hecho, si se confirma la entrada en deflación de la economía mundial, los expertos consideran que su resultado final podría ser un despegue de los precios, provocado por las medidas de flexibilización que están aplicando los bancos centrales y por el creciente nivel de deuda soberana que se emite para financiar el coste económico del coronavirus.

Además, los analistas de JP Morgan afirman que las principales economías mundiales ya entraron en la crisis del coronavirus con su inflación por los suelos, como revelan los datos de IPC de febrero y marzo. Así, en China los precios cayeron un 0,4% en febrero, en Reino Unido llevan 2 meses consecutivos a la baja y en España el IPC se ha reducido 3 décimas en marzo respecto al mes anterior.

LEER TAMBIÉN: ¿Cuánto podría durar la cuarentena en España? Esto es lo que ha sucedido en China y lo que advierten algunas estimaciones

LEER TAMBIÉN: 10 nuevos síntomas del coronavirus que podrías tener sin saberlo: desde malestar y mareos hasta problemas digestivos

LEER TAMBIÉN: Cómo hacer una mascarilla efectiva en casa

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Macroeconomía
  3. Empresa
  4. Consumo
  5. Trending
  6. Top