Pasar al contenido principal

El aumento del paro por el coronavirus en España o Estados Unidos no ha hecho más que empezar, según los expertos

Un hombre con mascarilla, ante una tienda de souvenirs cerrada en Barcelona
Reuters
  • En España, el paro registrado se disparó un 9,3% en marzo, la mayor subida mensual de la historia, debido al impacto del coronavirus.
  • En EEUU también se ha batido el máximo histórico de aumento del paro, con 9,9 millones de personas han solicitado prestaciones de desempleo en las 2 últimas semanas.
  • En China, la tasa de desempleo creció hasta el 6,2% en febrero, también su máximo histórico, lo que supone que unos 5 millones de chinos han perdido su empleo debido al impacto del coronavirus.
  • Tanto en España como en EEUU, los expertos advierten de que lo peor podría estar por llegar, dado que los datos recogidos solo cubren las primeras semanas de confinamiento y cierre de actividades no esenciales para frenar la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

2020 será un año marcado por el coronavirus, pero también por el elevado número de personas en todo el mundo que han perdido o podrían perder su trabajo debido al parón de la economía mundial. El cierre de fábricas, comercios y centros de ocio, la paralización de las actividades no esenciales y la caída de la demanda son algunos de los factores que han comenzado a hacer saltar las cifras de desempleo en todo el mundo.

No en vano, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) advirtió hace 2 semanas de que entre 5,3 millones y 25 millones de personas en todo el mundo podrían perder su empleo, dependiendo de la gravedad y duración del brote de coronavirus. En el peor de los escenarios, la OIT prevé que el paro creado por el virus superaría en 3 millones de personas el total de desempleados que provocó la crisis económica que comenzó en 2008.

Leer más: Ya hay casi 300.000 ERTE registrados y 1,6 millones de trabajadores afectados: eDreams y Portaventura, entre las últimas empresas con despidos temporales por la crisis del coronavirus

Como anticipo de esas cifras, esta semana se han publicado 2 datos de empleo significativos, el paro registrado de marzo en España y las peticiones semanales de subsidios de desempleo de EEUU. Ambas estadísticas revelan un mismo fenómeno, el incremento del paro más rápido y más amplio desde que se tienen registros.

Entre 1,3 millones y 2,4 millones de españoles podrían perder su empleo

En el caso de España, el paro registrado se disparó un 9,3% en marzo, la mayor subida mensual de la historia, con 302.365 nuevos desempleados en un mes. Este dato eleva el total de parados registrados a 3.548.312 personas, su registro más alto desde abril de 2017 y con el agravante de que este dato se produce apenas un mes después de alcanzar la menor cifra de desempleados desde la crisis.

El coronavirus supera el peor mes de la gran recesión económica de 2008

Sin embargo, los expertos consideran que este dato no es más que un aperitivo de lo que está por llegar. Víctor Fermosel, profesor de Recursos Humanos en EAE Business School, estima que "la anterior crisis dejó una marca de 1,8 millones de parados que seguro vamos a sobrepasar, y rondaremos los 2,4 millones". Además, prevé "una recuperación paulatina en U y no en V, como se señala", con una crisis "más dura que la anterior pero más breve".

Fermosel critica que las cifras de paro de marzo son "nefastas y además irreales", dado que, entre otras cosas, "las personas que fueron despedidas a partir del día 13 de marzo aún no se han podido inscribir como demandantes de empleo", ni tampoco los afectados por ERTE, que siguen activos. Destaca que el paro registrado deja a muchas personas fuera que deberían ser contabilizadas y que sí se recogen en la Encuesta de Población Activa, que recogerá en abril los datos del primer trimestre.

Desde el think tank Fedea se publicó el pasado día 1 un estudio sobre los efectos del coronavirus en el empleo, en el que concluye que "la crisis podría evitar casi 1,7 millones de ofertas y llevaría a posponer unos 1,3 millones de ceses, que podrían producirse de golpe una vez pasada la misma". De cumplirse este pronóstico, España pasaría de los 3,55 millones de parados de marzo a casi 5 millones al final de la pandemia.

El informe señala que esta crisis afectará especialmente a los desempleados de larga duración sin prestaciones, "que serán nuevamente relegados en la cola del paro, a semejanza de lo que ocurrió en la Gran Recesión", a los que se incorporen al mercado de trabajo en este momento y a los de mayor edad, "que probablemente sean separados del mercado de trabajo de forma permanente". 

El analista de IG Aitor Méndez destaca que la Seguridad Social ha sufrido la mayor caída de afiliación de la historia, que revela que "la economía española destruyó 900.000 empleos en la segunda quincena de marzo por el coronavirus". Para el experto, "todo parece indicar que las cifras del mes de marzo no serán las últimas que reflejen el frenazo en seco de la actividad del país" y prevé que en abril podrían superarse los 4 millones de desempleados.

De cara al futuro, José Canseco, profesor de Recursos Humanos en EAE Business School, se muestra pesimista a corto plazo, afirmando que "es muy probable que entre el segundo y tercer trimestre el desempleo se acerque a niveles de hace una década". Sin embargo, abre la puerta a una mejoría en el cuarto trimestre "si la cuarentena no dura demasiado, las medidas sanitarias de incorporación a la actividad son acertadas y los estímulos a empresas y profesionales tienen el impacto deseado".

El coronavirus podría mandar a 47 millones de estadounidenses al paro

En EEUU, los datos de peticiones de subsidios por desempleo de la última semana de marzo revelan que 6,6 millones de trabajadores perdieron su empleo en ese periodo. Sumando los 3,3 millones de personas que solicitaron este subsidio la semana anterior, el desempleo habría aumentado en EEUU en casi 10 millones de personas en la última quincena del mes pasado, un máximo histórico que revela la magnitud de la crisis.

El coronavirus dispara el desempleo en Estados Unidos

Además, este viernes se ha publicado el dato oficial de nóminas no agrícolas del mes de marzo, que muestra una caída de 710.000 empleos respecto a febrero, elevando la tasa de paro al 4,4%, su máximo de los últimos 3 años. Para James McCann, Senior Global Economist de Aberdeen Standard Investments, no solo se trata de la primera caída del empleo mensual desde 2010, sino "una muestra de todo lo que está por llegar".

McCann aclara que este dato "solo cubre el comienzo del período de confinamiento, por lo que sabemos que hay muchas más personas desempleadas de las que se pueden ver en estas cifras". El experto de Aberdeen recalca que "nadie sabe cómo de profundo es el agujero", pero afirma que "no hay duda de que estos números apuntan a un shock económico como nunca antes hemos visto".

Respecto a lo que pueda suceder en el futuro, este pasado lunes la división de Saint Louis de la Reserva Federal de EEUU ha publicado una proyección sobre cuánto puede costar al empleo la crisis del coronavirus y su conclusión es estremecedora: según sus estimaciones, la parálisis económica podría mandar a 47 millones de estadounidenses al paro, elevando la tasa a un 32%.

Este dato supone que el aumento del desempleo en EEUU por el coronavirus superaría al máximo que se alcanzó en 1930, durante la Gran Depresión, y triplicaría el número de desempleados que se alcanzó en 2008, durante la crisis económica. Además, el estudio de la Reserva Federal advierte de que, aunque esta crisis será seguramente corta, 67 millones de estadounidenses tienen un alto riesgo de quedarse en paro.

Y además