Lloré todos los días que trabajé en un almacén de Amazon: es física y mentalmente agotador

Jyoti Mann
| Traducido por: 
- Actualizado:
Interior de un centro logístico de Amazon.
Interior de un centro logístico de Amazon.
  • Una trabajadora de Amazon explica a Business Insider que se hundió en una depresión tras trabajar 6 días a la semana antes de Navidades.
  • La empleada incide en que tras 10 semanas trabajando perdió "la esperanza de tener una vida normal".
  • Fue como "entrenar durante 10 horas seguidas en el gimnasio", y los turnos de noche eran "duros".

Este artículo se basa en una conversación mantenida en diciembre de 2022 con un empleado de almacén de Amazon de Reino Unido que accedió a hablar preservando su anonimato para proteger su privacidad. Su identidad y su empleo han sido verificados por Business Insider. Las respuestas han sido editadas en por razones de concisión y claridad.

Mi papel en el almacén de Amazon es el de controlar el inventario. Implica contar cuántos artículos hay en una cesta o en una estantería, escanear sus códigos de barras, y mantener un registro sobre cuántos artículos del mismo producto están ubicados en el mismo lugar.

Todas esas tareas reciben el nombre de 'contar'. También mantengo un registro de productos dañados recogiéndolos del suelo por todo el almacén, metiéndolos en un carro y registrándolos en otro sistema en los que debo clasificarlos.

No habrá nuevos almacenes logísticos de Amazon en España hasta 2024

Muchos de esos artículos se envían a "dañadolandia", un lugar en el que guardamos esos productos que luego se pueden vender a un precio más bajo. Como el control de inventario también depende del departamento de calidad, también me encargo de revisar posibles errores, como productos ubicados en los lugares equivocados.

Recopilar todos esos productos dañados puede implicar caminar toda la noche en un enorme centro de distribución. Requiere mucho esfuerzo físico porque muchos de los artículos pueden pesar bastante.

En las vísperas de Navidad todo cansa más: el personal se estresa y no hay buen rollo

Nos pagan más, pero las horas extras son obligatorias.

En épocas valle, trabajo 40 horas a la semana en 4 días. En mi contrato pone que Amazon tiene la posibilidad de cambiarnos nuestros horarios, así que cuando empieza la temporada alta en noviembre, los responsables de equipos nos reúnen al principio de cada turno y nos informan de cualquier cambio que nos apliquen.

En una de esas reuniones me dijeron que en temporada alta es obligatorio trabajar 5 turnos a la semana, en lugar de los 4 turnos habituales. Los empleados también tienen la opción de aceptar voluntariamente trabajar un 6º turno semanal.

La última temporada alta fue bastante dura

Me ofrecí voluntaria para trabajar más horas pasando de 5 a 6 turnos porque quise ganar más dinero. En esa época mi marido no tenía trabajo así que estuve en esa situación unas 10 semanas. Tras ellas, caí enferma y no pude trabajar más.

Tenía dolores y molestias musculares. Trabajar en esos turnos de 10 horas es como estar 10 horas en el gimnasio, porque las cestas pueden ser enormes, lo que implica estar subiendo y bajando escaleras.

Estaba exhausta. No tenía vida fuera del trabajo y estaba agotada física y mentalmente de forma constante. Caí en depresión. No quería ver a nadie, tampoco a mi marido o a mi hijo.

En mis días libres solo dormía. Apenas veía a mi hijo y con él solo podía mantener una breve conversación antes de que se fuera a la escuela o de que volviera de ella. Perdí la esperanza de tener una vida normal. Si solo trabajas y duermes, ¿cómo crees que se puede sentir una? Me deprimí y lloraba todos los días.

No podía dejar mi empleo porque era la única de mi familia que trabajaba

Fue una mala época y estaba siempre cansada e irritada. No tenía ni fuerzas para limpiar ni para hacer otros quehaceres. Solo podía pensar en dormir.

No vi a mis amigos hasta Navidades. Cuando volví al turno de 4 días a la semana seguí sintiéndome agotada. Me llevó tiempo recuperarme de este burnout.

Me despertaba sobre las 16:00 horas cuando mi hijo regresaba del colegio. Le hacía algo de comer, me duchaba y ya estaba saliendo por la puerta a las 17:15 porque mi turno de noche empezaba a las 19:00. Terminaba a las 5:30 de la mañana.

En la época entre Black Friday y Cyber Monday ya hay más ajetreo, pero todo es peor en Navidades. Las estanterías, en las que los productos ya se distribuyen y están preparados para repartirse, están siempre llenas en temporada alta. No hay espacio entre ellas y trabajamos bajo mucha presión.

El mayor desafío es recibir a nuevos compañeros que llegan con un puesto temporal para ayudarnos en temporada alta. Es un desastre porque los nuevos trabajadores no conocen todas las normas, lo que hace que el trabajo de los demás sea más complicado ya que debemos ir corrigiendo sus errores.

 

Además, como son temporales, a muchas personas ni siquiera les preocupa mucho su puesto porque saben que tarde o temprano se marcharán, así que no tienen mucho cuidado con los artículos.

En temporada alta el comedor también es horrible. Hay unas 200 personas esperando a la vez para usar un microondas, comprar comida o usar las máquinas expendedoras. La comida está mala, así que me traigo la mía de casa. Cuando la zona está tan abarrotada, puedo llegar a tener que esperar hasta 10 minutos en fila para poder usar el microondas.

Ahora estoy haciendo de nuevo mis 5 turnos a la semana, porque contractualmente estoy obligada. Todavía es duro y extenuante, pero este año no voy a ofrecerme voluntaria para hacer el 6º turno.

Los turnos nocturnos son muy duros y requieren de mucho esfuerzo físico, ya que hay que andar muchísimo. Por la mañana, cuando regreso a casa, no tengo fuerzas para hacer nada. Solo quiero tener una vida.

En respuesta a las declaraciones de esta trabajadora de almacén, un portavoz de Amazon declara a Business Insider lo siguiente: "Trabajar en un almacén no es para todo el mundo. Pero para aquellos que no quieren estar sentados en una mesa todo el día, es un trabajo muy gratificante".

Añade: "El hecho es que, si quieres trabajar en un almacén, querrás trabajar para Amazon. Además de los buenos sueldos y beneficios que tienen nuestros trabajadores, nos aseguramos de que todos sean apoyados, tratados con dignidad y respeto, tengan descansos a menudo y trabajen en lugares cómodo. Puedes comprobarlo tú mismo en una visita guiada".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.