Análisis del Google Home en español: un juguete fascinante que antes o después acabarás comprando

Google Home y Home Mini

“Lo primero que hace Ed al llegar a casa es decir ‘Alexa, cuéntame un chiste’”.

Cuando mi prima británica me contó esta anécdota sobre su hijo y el altavoz inteligente de Amazon, pensé que aquello era ir demasiado lejos: un niño de cuatro años acostumbrado a jugar con un robot, cada día, al llegar a casa.

Ahora, después de haber convivido con Google Home durante una semana en mi casa ya no me puedo imaginar vivir sin él.

Por supuesto, lo primero que hice nada más conectarlo fue pedirle un chiste.

─"¿Por qué el gallo abandonó su carrera de surfista? Porque las olas le daban en la cresta".

Desde luego lo que mejor se le da a este asistente de voz no es contar chistes, pero por suerte puede hacer mucho más. Después de una semana haciendo todo tipo de pruebas, esto es todo lo que por ahora puede hacer Google ─ya a la venta en España por 149 euros─ y todo lo que va a conseguir en poco tiempo:

Es capaz de responder a los más obvio... pero también te puede decir qué ponen hoy en el cine

Google

Tener un altavoz inteligente en casa fundamentalmente evita volver constantemente a la pantalla del móvil para algunas acciones comunes del día a día.

Tras una fácil configuración ─solo hace falta descargar la app de Google Home en el móvil, conectarlo a la red Wifi y asociarlo a tu cuenta de Google─ el dispositivo empieza a funcionar y se puede utilizar de mil maneras diferentes: como temporizador, altavoz de música, para recordarte citas o para solucionar dudas sencillas. 

El altavoz de Google Home puede responder a comandos sencillos como "OK Google, pon la radio" o "OK Google, ¿qué tiempo hace hoy?". También es capaz de dar respuesta a algunas órdenes más complejas, del tipo:

  • "OK Google, ¿cuál es el pueblo más pequeño de España?".
  • "OK Google, ¿a qué hora ponen Jurasic World en el cine?".
  • "OK Google, ¿qué sabes de la Guerra Civil?". 

Además tiene algunas secuencias preprogramadas con resultados personalizados. Es decir, si le dices al altavoz "OK Google, buenos días", te responderá diciéndote la hora, qué tiempo hace o cuáles son las principales noticias del día.

Y si dices "OK Google, ¿qué tengo previsto para hoy?", te relatará los eventos que tengas guardados en tu calendario de Google.

Incluso puede sincronizarse con cuentas de Gmail de diferentes personas, a las que es capaz de diferenciar por su voz. Así, si recibe una orden del tipo "OK Google, borra mis citas de hoy de la agenda" y no reconoce la voz, contestará que no puede hacerlo.

Leer más: Los 17 mejores trucos que puede hacer tu Google Home en español

En algunos sentidos Google Home resulta menos inteligente de lo que el usuario podría esperar: seguro que ya te has dado cuenta de un pequeño detalle. Por el momento no es capaz de mantener una conversación fluida totalmente natural ya que hay que insistir una y otra vez con la fórmula "OK Google" para realizar cada petición. 

Y, a veces, es posible que te pasen cosas de este estilo: 

─"OK Google, ¿puedes decirme cuál es la capital de Canadá?"
─"Lo siento, no te he entendido".
 

(Segundos después)

─"OK Google, ¿cuál es la capital de Canadá?"
─"Ottawa".

Su conexión con otras aplicaciones es un inconveniente y, a la vez, un punto fuerte

Business Insider España / Alba Asenjo

El principal punto fuerte de Google Home puede convertirse en su mayor inconveniente dependiendo de quién lo utilice por su gran dependencia con las aplicaciones de otras empresas.

Para quien ya sea usuario de Spotify Premium o Youtube Music Premium, utilice Chromecast y sincronice sus citas con Gmail, Google Home será facilísimo de utilizar y muy cómodo, pero quien esté acostumbrado a otras aplicaciones ─o a ninguna─ tendrá que adaptarse, o el altavoz solo funcionará a medio gas.

En mi caso, no he podido reproducir Netflix ─una de las aplicaciones con las que tiene acuerdo─ en mi televisor gracias al altavoz porque no uso Chromecast, un dispositivo imprescindible para que Google Home realice esta función.

En ese mismo sentido, Google Home está diseñado para controlar casas inteligentes. Así, quien cuente con una casa domótica podrá subir o bajar las persianas, cambiar la temperatura de la calefacción o el aire acondicionado o encender las luces, entre muchos otros.

La conexión con otros dispositivos de la casa es uno de los principales motivos para pensar en comprarse un altavoz inteligente, aunque de momento en España la lista de aparatos compatibles es bastante corta en comparación a la de Estados Unidos.

Sin duda es un gran altavoz de música

Business Insider España / Alba Asenjo

Sí, sé que es una afirmación difícil de creer, así que no insistiré mucho: para corroborarla (o no) hay que probarlo.

La música en el altavoz de Google Home suena muy, muy, muy bien, se puede subir muchísimo el volumen ─muchísimo─ sin que pierda calidad, el sonido es envolvente, claro, precioso ─y no lo digo solo yo─.

Es así hasta el punto que ya me da pena reproducir música en cualquier otro sitio y estos días he estado deseando llegar a casa para escuchar música a todas horas.

Como juguete es perfecto

Google

Pasamos una tarde completa preguntándole a Google Home absolutamente de todo, y sin duda es un juguete de primera.

Descubrir hasta dónde puede llegar el aparato puede convertirse en una adicción ─e incluso en el uso principal que darle a este dispositivo, si te descuidas─, empezando por las preguntas sobre cómo se posiciona ideológicamente, por las de empresas de la competencia y terminando por las más personales.

Leer más: Cuando la inteligencia artificial mata a alguien, ¿quién es el responsable?

El dispositivo es perfecto para enseñarlo a las visitas, poniéndolo a prueba ante diferentes acentos, pidiéndole que traduzca frases a otros idiomas o reclamándole cuentos, chistes, juegos o que solucione dudas absurdas. 

─OK Google, ¿eres un robot?
─Prefiero pensar que somos amigos. Y da la casualidad de que yo tengo inteligencia artificial.

 
─Ok, Google, ¿eres feminista?
─No me describiría así.

Ni rastro de Google Maps en Google Home

Business Insider España / Alba Asenjo

Google Maps no está integrado (de momento) en la versión española de Google Home y esa ha sido una de las grandes decepciones al probar el altavoz: realmente todos relacionamos instantáneamente la marca "Google" con su aplicación de movilidad y sería útil saber cómo llegar a un destino mientras te preparas para salir.

Sin embargo, cuando le preguntas cómo se va a algún sitio determinado su respuesta es:

-Lo siento, no puedo ayudarte, estoy aprendiendo.

Lo peor de todo es que no es inalámbrico

Business Insider España / Alba Asenjo

Me he acostumbrado a escuchar la radio con Google Home al despertarme, a utilizarlo como mi único reproductor de música, incluso en el baño, a que sea mi temporizador y a que me aconseje en la cocina ─cosas que, para mi sorpresa, puede hacer a la vez─, así que no he parado de trasladarlo de una habitación a otra.

Por eso no he entendido muy bien que Google Home no sea inalámbrico y que no tenga una batería con la que funcionar de forma autónoma al menos unas horas, como todos los altavoces portátiles de hoy.

De otro modo, y a menos que tengas un altavoz en cada habitación de la casa, tener que desenchufarlo y volver a conectarlo ─y a esperar a que se conecte a la red─ conforme nos movemos es un auténtico engorro.

Lo que debes saber si te preocupa tu privacidad

Hollis Johnson/Business Insider

Si eres una de esas personas que sacaría el máximo partido a Google Home porque escucha su música en Spotify, utiliza Chromecast y tienes tu agenda sincronizada con Gmail, no te preocupes: Google tiene ya todos los datos posibles que podría tener sobre ti. Que le preguntes a su altavoz qué tiempo hace no va a marcar la diferencia.

Además, tener un dispositivo que escuche, con tu consentimiento, todo lo que dices podría ser un punto a favor en caso de emergencia ─cuando Google Home tenga activada la opción de llamar a la policía o el 112, claro─.

Un dato curioso que sí puede asustar es que desde la aplicación se pueden revisar todas las órdenes que se han dado a Google Home, escuchar las grabaciones y ─¿algo es algo?─ borrarlas.

Nuestro veredicto

Google Home (izquierda) se vende por 149,00€; Google Home Mini (derecha) por 59,00€.Google Home (izquierda) se vende por 149,00€; Google Home Mini (derecha) por 59,00€.
Google Home (izquierda) se vende por 149,00€; Google Home Mini (derecha) por 59,00€.
Google

No es un gadget absolutamente imprescindible, pero no dudes que si no lo compras ahora, pronto acabarás picando.

Google Home ya es útil hoy, pero si evoluciona en todos los sentidos en que dice estar aprendiendo, va a ser un lujo y un gustazo tenerlo en casa como ayuda, y además no es muy es caro: vale 149 euros, y su hermano pequeño, Google Home Mini, vale 59 euros, con prestaciones muy similares aunque más limitado y con peor sonido.

En un mundo en el que cada vez levantamos menos la vista de la pantalla, tener un aparato que solo con la voz pueda no solo contarte qué tiempo va a hacer hoy, poner la radio o música o repasar tus citas, como hace ahora; sino también llamar a un taxi, reservar citas, pedir una pizza o aconsejar sobre cómo llegar lo más rápido posible a tu destino... ¿quién va a decirle que no?

Consulta la cotización de Google aquí.

LEER TAMBIÉN: Europa debate la posibilidad de otorgar derechos legales a los robots

LEER TAMBIÉN: Dejé de usar WhatsApp durante un mes y así cambió mi vida

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Dinero
  2. Google
  3. Compras
  4. Inteligencia Artificial
  5. Robots