Pasar al contenido principal

La AP-7 dejará de probar este domingo un carril exclusivo para coches autónomos: cómo funciona

Aumentan los recelos hacia el coche autónomo a consecuencia de los accidentes
Coche autónomo de GM, una marca que no ha sufrido ningún percance grave conocido con sus prototipos. GM.
  • Un tramo de la AP-7 está siendo utilizado para probar la conducción de coches autónomos con un carril exclusivo. 
  • Los técnicos de Inframix quieren evaluar el funcionamiento de avisos, la coexistencia con conductores tradicionales y la señalización, entre otros.
  • Las pruebas finalizan este domingo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Miles de conductores han podido ver desde este jueves hasta el domingo presenciar las pruebas de coches autónomos en la AP-7, con un carril exclusivo entre las cuestiones que los técnicos de Inframix quieren evaluar. A lo largo de 24 km de esta vía se probarán puntualmente esta solución, así como el funcionamiento de avisos acerca de eventos del tráfico que enviarán los vehículos del ensayo. 

Se ha decidido llevar a cabo estas pruebas de movilidad autónoma en España por la importancia que la UE da a la AP-7, ya que enlaza el mediterráneo -donde más crece la población- con Francia y África. Como pasa con el Atlántico, este corredor también conecta con Grecia y es parte de la red europea TEN-T

Serán cinco turismos de la marca BMW, con un nivel de conducción autónoma 2 o 3, los que probarán el tramo de la AP-7 dedicado para este gigante experimento de campo que tendrá una segunda parte, que se llevará a cabo en octubre en la ciudad de Graz, Austria. El tramo español para coches eléctricos es de unos 24 km que discurre en los puntos kilométricos Pk 62,1y Pk 65 de la vía. Los vehículos irán en todo momento con un conductor profesional detrás del volante. 

Leer más: Los 20 mejores coches híbridos y eléctricos: ofrecen más autonomía en modo sin emisiones

Porque el motivo de estas pruebas no es testar los coches, sino el estudio de su interacción con los conductores y el nivel de aceptación de algunas nuevas señales y soluciones. Entre ellas, estará la gestión de los cuellos de botella, cómo avisar de obras en la carretera y, en determinados momentos, la aceptación de los conductores a dedicar un carril de la AP-7 en exclusiva para coches autónomos.

"Hay muchos proyectos y líneas de investigación sobre el vehículo autónomo, pero no tantos sobre cómo van a convivir estos coches con los conductores de vehículos convencionales. Además queremos ver cómo obtener los beneficios de la movilidad autónoma con una tasa reducida de vehículos. Es muy importante ver la aceptación de los conductores y que estos obtengan algún beneficio de este nuevo entorno", dice David Quesada, portavoz de Inframix. 

prueba de carril autónomo en la AP - 7

Los coches autónomos recogerán información sobre los eventos mencionados y no solo se la enviarán a otros vehículos y los investigadores, también aparecerán en los paneles de la autopista. Como puedes ver en la ilustración de arriba7jk[{…, este tramo de la AP-7 es un laboratorio porque en él hay instalados todos los sensores y comunicaciones wifi necesarios para que circule un coche autónomo. 

Leer más: Innovación antes de la "era Tesla": así era el coche autónomo que fabricó Continental en 1958

La señal de carril de coche autónomo

Para ello, se han tenido que elaborar prototipos de señales de indicación al resto de los conductores desde Inframix. El objetivo de este organismo con el que colaboran 11 entidades con varias universidades entre ellas es adaptar las vías europeas a la coexistencia entre conductores y coches autónomos. Los especialistas creen que esta convivencia podría darse ya a partir de 2025 y, evidentemente, durará décadas. 

Autopistas, la filial dedicada a las infraestructuras viales de Abertis, es una de las compañías que participan en este proyecto europeo que está liderado por Austria Tech y en el que están otras firmas como BMW y TomTom. Gracias en parte a una subvención del programa Horizonte2020, de cuatro millones de euros, las vías europeas podrían ver coches autónomos circulando en la próxima década. 

La señal de carril para coches autónomos es bastante intuitiva: tiene el icono de un coche y el de la señal wifi todo en color azul y también hay zonas con el asfalto pintado así, muy fácil. Y es que uno de los servicios que se prevén poder introducir a medio plazo en estas partes de las vías es el de platooning con el que, un coche o camión con nivel de autonomía IV o V podría engancharse por wifi a una caravana de vehículos que van en su dirección. Así, además de poder viajar sin conducir, se ahorraría en torno al 20% en combustible. 

Leer más: Por qué el futuro de los coches autónomos pasa por la digitalización de las normas de tráfico

"Se ha diseñado una nueva señal, que no existía, para que sea coherente con la normativa. Para elaborar esta señal se ha hecho un estudio de aceptación por parte del público y si se entiende es la que indica que ese carril está dedicado a coches de conducción autónoma", afirma Quesada. 

Hace dos años, cuando probé el Renault Symbioz autónomo de nivel 4 en Francia, el tramo había sido adaptado por Sanef, una empresa del grupo Abertis, unas pruebas de campo en las que también estaba TomTom. Así, a pesar de que España no tenga fabricantes nacionales, al menos sí tiene una fuerte presencia en el futuro de la movilidad de la mano de las constructoras. Mantener antenas wifi cada kilómetro de autovía que necesita esta comunicación G5 -no confundir con el 5G- será uno de los grandes negocios de la movilidad autónoma. 

Y además