Una asociación vecinal de pisos de lujo de Miami entra en guerra con Amancio Ortega

Amancio Ortega
  • Una asociación de dueños de viviendas de lujo en Miami con las que Amancio Ortega comparte propiedad con su hotel ha demandado a una filial del brazo inversor del empresario.
  • Pontegadea, argumenta la denuncia, controla ilegalmente zonas comunes del edificio y obliga a los propietarios de los apartamentos a pagar unos gastos que consideran que no les corresponden.

Todo el mundo está de acuerdo: una junta de vecinos puede, a veces, ser más trascendental que cualquier junta de accionistas. Esto es justo lo que andará pensado Amancio Ortega, fundador del imperio Inditex, más acostumbrado, además, a las segundas que a las primeras. 

Epic West Condominum Association, una asociación de dueños de viviendas de lujo de Miami, con las que el empresario comparte propiedad con el hotel Epic, ha demandado a la filial de Pontegadea con la que controla esta finca, según avanza el medio estadounidense The Real Deal 

El motivo de llevar al brazo inversor del empresario es que, de acuerdo a la denuncia, Pontegadea controla ilegalmente zonas comunes del edificio y obliga a los propietarios de los apartamentos a pagar unos gastos que consideran que no les corresponden.

"Este tipo de estructura de hotel y condominio —propiedad conjunta de las viviendas— debe considerarse ilegal", denuncia Stevan Pardo, abogado de Epic West, quien espera tener "la oportunidad de exponer todo esto y que el tribunal resuelva el caso".

La pugna judicial, sin embargo, no es nueva. La querella, con fecha el 6 de mayo, llega como respuesta a una interpuesta por, precisamente, Pontegadea contra esos propietarios. Esta vez, la demanda se fundamentaba en que estos vecinos no habían abonado cerca de 760.300 dólares (703.000 euros, al cambio actual) en gastos de mantenimiento que se remontan al año 2020.

La demanda de Epic West, reseña el medio, acusa al hotel propiedad de Amancio Ortega de ejercer un poder unilateral sobre elementos comunes en el edificio, que está dividido en 414 habitaciones de hotel y 360 apartamentos. Estos parten de una horquilla de precios que van desde el medio millón de dólares (cerca de 475.000 euros) hasta 7,5 millones de dólares (6,9 millones de euros).

Los demandantes alegan que la asociación tiene el 50% de la operación del activo y de las instalaciones compartidas con Pontegadea, sin embargo, Epic Hotel les carga por su cuenta las reformas y mejoras emprendidas por el establecimiento, según relata The Real Deal.

"La asociación no tiene control, aportación ni voto sobre la forma o el monto de dichos gastos", reseña la denuncia. Tanto es así que la querella no obvia que la empresa de Ortega cobró el 100% al condominio del coste de la reparación de calefacción y aire acondicionado de la torre, además de asumir gastos del lobby del hotel.

Como resultado, la denuncia insiste en que Epic Hotel ha impuesto gravámenes ilegales a los propietarios al mismo tiempo que privan a los miembros de Epic West de tener cualquier control sobre las operaciones y el mantenimiento de la propiedad. 

El 'maná' americano de Inditex pierde ritmo y obliga al gigante textil a estar despierto para seguir soñando con conquistar Estados Unidos

El brillo inversor de Amancio Ortega

Al margen de este hotel, el papel inversor de Ortega en Miami se basa, fundamentalmente, en la adquisición en 2015 de toda una manzana comercial en la calle Lincoln Road, una de las más icónicas de Miami Beach por 370 millones de dólares y un edificio de oficinas Southeast Financial Center, propiedad de JP Morgan, por 500 millones de dólares.

El esplendor económico de Amancio Ortega se materializa en su idilio por el ladrillo. Así, el empresario invierte el abundante beneficio proveniente de Inditex en este tipo de acciones. Solo en 2023, el mayor accionista de Inditex se embolsó casi 2.200 millones de euros en dividendos.

Todo ello hace posible que el dueño del gigante gallego posea la mayor inmobiliaria española a través de Pontegadea, quien ya dispone de un patrimonio que supera los 18.000 millones, el mayor de una empresa española, por delante de Merlin Properties y de Colonial.

El family office de Ortega disparó su beneficio neto un 30,2% en 2022, hasta los 2.092 millones de euros frente a los poco más de 1.600 millones de euros de un año atrás. Todas sus filiales dedicadas al negocio inmobiliario y otras participaciones de carácter financiero registraron una cifra de negocio de 2.557 millones de euros, un crecimiento del 30%. 

A todo ello hay que sumarle otro hito: el pasado mes de diciembre, la fortuna de Amancio Ortega superó, por primera vez, los 100.000 millones de dólares (104.000 millones de euros), según el cálculo a tiempo real que recoge la revista estadounidense Forbes

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.