Pasar al contenido principal

El auge y caída de la multimillonaria aerolínea de Donald Trump

  • Es probable que no lo sepas pero, Donald Trump fue dueño de una aerolínea durante muy poco tiempo, concretamente entre finales de los 80 y principios de los años 90.
  • En 1989, Trump recaudó 365 millones de dólares (336 millones de euros) para comprar Eastern Shuttle, que proporcionaba a los hombres y mujeres de negocios vuelos rápidos entre ciudades clave: Nueva York, Boston y Washington. 
  • En 18 meses, la aerolínea perdió más de 125 millones de dólares (unos 115 millones de euros), y para 1992, Trump que era el mejor momento para venderla y pasar al siguiente negocio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Reportero: tienes buen aspecto.

Donald Trump: ¿Todo el mundo lo tiene?

Narrador: las cosas solían ser muy diferentes para Donald Trump.

Donald Trump: Señor Trump, ¿cuál es su cota de eta noche?

Trump: se llama Melissa.

Melissa: Hola.

Narrador: en los años 80 Donald Trump era una estrella.

Hombre: su nombre vendía. Y cuando pensabas en negocios, pensabas en Trump. 

Hombre: mi hijo, de 22 años, y Trump que es su héroe.

Mujer: Es mi ídolo. Los respeto de verdad, y creo que es increíble. Todo lo que hace parece convertirse en oro. 

Narrador: en 1988, Trump era un nombre importante en el sector inmobiliario. El New York Times lo nombró uno de los hombres más ricos del mundo, con un patrimonio neto estimado de unos 3 mil millones de dólares (2,7 mil millones de euros). Compró el lujoso Hotel Plaza por 390 millones de dólares (359 millones de euros). Para Donald Trump, el siguiente paso lógico sería comprar una aerolínea. 

Comercial de TV: ¡Hola, Joe!

Henry Harteveld: Trump Organization era un holding con varios activos. Estos activos incluían hoteles, edificios de apartamentos y otros activos inmobiliarios. 

Narrador: él es Henry Harteveldt. Donald Trump lo contrató como director de marketing de Trump Shuttle.

Henry Harteveld: Trump pensó que tener una aerolínea complementaria sus otros activos relacionados con los viajes, y por eso estaba interesado en ella. 

Anuncio de televisión: puedes volar sin problemas a través de Estados Unidos.

Narrador: en la década de 1980, los viajes aéreos eran un negocio completamente diferente, especialmente si volabas por negocios. 

Anuncio de televisión: el Eastern Air Shuttle, tendrás asiento garantizado sin reservar. 

Narrador: los servicios de transporte de aerolíneas como Pan Am y Eastern ofrecían vuelos entre Nueva York, Boston y Washington que despegaban cada hora. En 1988, una huelga de trabajadores en Eastern provocó que la aerolínea tuviera que parar.

Henry Harteveld: se subastó el medio de manera abierta. Al final, se convirtió en una pugna entre Trump Organization y America West, y acabó prevaleciendo Trump Organization.

Narrador: Trump obtuvo 365 millones de dólares (unos 335 millones de euros al cambio) de un consorcio de bancos para hacer una oferta por Eastern. Después de una serie de reuniones con el propietario de la aerolínea Frank Lorenzo en el Trump’s Plaza hotel, el trato se consumó y nació Trump Shuttle. 

Trump: ¿Cómo estás? Que tengas un buen vuelo.

Narrador: la flota de Trump Shuttle consistía en 21 Boeing 727. Trump se gastó un millón de dólares en renovar cada avión. 

Trump: el nuestro ha sido el primer avión en salir esta mañana. El nuestro fue le vuelo más exitoso de esta mañana. Teníamos más gente que nadie, y creo que teníamos el mejor servicio que nadie más pudiera tener. 

Leer más: Volar en avión la actualidad es 10 veces más barato que hace 60 años: todo se debe a las low-cost y a un perfeccionamiento de la estrategia

Narrador: Trump Shuttle ofreció vuelos rápidos entre tres destinos de la costa este: el aeropuerto Logan en Boston, LaGuardia de Nueva York y Reagan en D.C.

David Manley: la primera semana, más o menos, fue un caos, al ser una aerolínea nueva. Aun así, los pilotos lo tenían todo previsto. Eran 64 vuelos al día entre tres ciudades, y todo iba como un reloj. 

Narrador: la compra de Eastern Shuttle por parte de Trump creó más de 1.000 nuevos puestos de trabajo, muchos de los cuales fueron ocupados  por empleados del antiguo Eastern que habían perdido su trabajo debido a la huelga. Empleados como Rosemary Durant, una azafata de Boston que consiguió un trabajo en Trump Shuttle. 

Rosemary Durant: fui azafata de vuelo en el Trump Shuttle desde el principio hasta el final. Empecé mi carrera en Eastern Airlines. Hacia el final de Eastern Airlines tuvimos la oportunidad de que nos ofrecieran una oferta de trabajo en el Trump Shuttle. Era estrictamente un sistema al azar. Era una oportunidad para seguir volando, para seguir recibiendo el sueldo. Tenía un lugar a donde ir. Tenía un trabajo que me encantaba. Tenía que seguir trabajando. Nos salvó. 

Trump: seremos un buen competidor, y creo que va a ser muy divertido.

Harteveldt: el principal competidor contra el que volábamos fue Pan Am, Pan Am Shuttle, y un muy, muy buena competencia para enfrentarse, y nos obligó a llevar nuestro negocio al siguiente nivel. 

Narrador: pero para el estilo de Trump, pronto se convertiría en su competencia. 

Trump: me encanta competir contra Pan Am. Si tienes que competir, quiero decir, si te ves obligado a competir, Pan am es contra quien debes hacerlo. 

Narrador: Trump no solo se enfrentó a Pan Am en las ruedas de prensa. También se apoderó de su talento, contratando al expresidente de Pan Am Shuttle, Bruce Nobles, para dirigir Trump Shuttle. 

Trump: seguridad, todo el mundo dice “nunca deberías mencionar la seguridad”. Quiero hablar de seguridad. Para mí es muy importante. La seguridad es la prioridad número uno.

Harteveldt: hay una regla no escrita en el negocio de las aerolíneas: nunca se ataca el mantenimiento y la seguridad de otra aerolínea. Trump atacó el mantenimiento de Pan Am, y eso es algo que no se hace.

Leer más: El sueldo de Pedro Sánchez triplica el salario promedio español: cuánto ganan 33 líderes mundiales en comparación con los ciudadanos de cada país

Narrador: Trump sugirió que las dificultades financieras de Pan Am podrían poner en peligro la seguridad de la aerolínea, y sus comentarios pronto se volvieron en su contra.

David Letterman: y esto representa una de las nuevas flotas del nuevo servicio de transporte de aquí a… ¿dónde? Mira esto Don. ¡Dios mío!

Narrador: en agosto de 1989 un vuelo de Trump Shuttle hizo un aterrizaje de emergencia en Boston cuando el tren de aterrizaje delantero del avión falló. Nadie a bordo resultó herido, pero los problemas de Trump Shuttle apenas habían comenzado. 

Reportero: aún hay humo saliendo de los cuarteles de la Royal Guard.

Narrador:  la invasión de Kuwait en 1990 y la subsiguiente Guerra del Golfo provocaron que precio del petróleo subiera hasta las nubes, y Estados Unidos estaba al borde de la recesión. 

Harteveldt: Eso afectó a todas las aerolíneas, no solo a Trump Shuttle. La gente simplemente había dejado de volar. En lo que respecta al Trump Shuttle, los banqueros dijeron: “Oye mira, esto no es financieramente sostenible”. Quedó claro que el Trump Shuttle no crecería como aerolínea. 

Narrador: Trump despidió a 100 empleados. Apenas 18 meses después del Trump Shuttle, la aerolínea ya había perdido 128 millones de dólares (117 millones de euros). En 1992, Donald Trump decidió que ya era el momento de salir de la bancarrota. El accionista mayoritario de Trump Shuttle, Citigroup, comenzó a negociar una venta con US Air, que todavía veía valor en el producto. Donald Trump afirmaba que no había perdido dinero en la aerolínea. Le dijo al Boston Globe: “Soy inteligente. Salí en el mejor momento”. 

Harteveldt: parece que se lavó las manos, afirmó que el sector de las aerolíneas era muy duro y pasó al siguiente.

Narrador: en cuanto a los empleados de Trump Shuttle, muchos de ellos mantuvieron sus trabajos y pasaron a ser empleados del recién nombrado US Air Shuttle. 

David Manley: realmente no fue un fracaso. Creo que fue bastante exitoso. Quiero decir, Trump salvó nuestras carreras, de manera absoluta. Se ocuparon de sus empleados. Mi esposa, que tenía cáncer de mama, el director general de la empres ale dijo: “Oye, cualquier factura que no puedas pagar, déjala en mi escritorio”. Dejé algunas facturas en su escritorio. Era como, no sé, una factura para medicamentos por valor de 30.000 dólares (27.000 euros). Así me trataron, y estoy seguro de que eso fue por Trump. No tengo nada malo que decir. 

Y además