Pasar al contenido principal

Un ingeniero lleva 20 años transformando un Boeing 727 perdido en medio de un bosque en su propia casa: así es por dentro

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters
  • Bruce Campbell, un ex ingeniero electrónico, ha convertido un Boeing 727 situado en los bosques de Oregón, en EE. UU.,  en su casa habitual.
  • Campbell adquirió el avión en 1999 por 100.000 dólares y desde entonces ha estado trabajando en él para hacerlo un lugar habitable. 
  • El proceso de conversión del interior del avión se narra en su web Airplanehome.
  • Además, Campbell trabaja en la conversión de otro avión, un Boeing 747-400, localizado cerca de Miyazaki en Japón, para que sea su casa durante las temporadas que pasa en el país asiático.
  • Descubre más historias en Business Inisider España.

Casas en coches, viviendas parásito, habitaciones de hoteles en contenedores marítimos... los espacios destinados a alojarse se reinventan con los tiempos que vivimos. Son soluciones de habitabilidad rápida, más económica e incluso en ocasiones móviles.

Y casi en el otro extremo de todo esto se coloca la opción de utilizar un avión como casa habitual. Algo que desde 1999 lleva haciendo el antiguo ingeniero electrónico Bruce Capmbell. 

Situado en lo profundo de los bosques de Oregón, a las afueras de Portland, un Boeing 727 aparece en mitad del paisaje, como si hubiera tenido que aterrizar allí por algún motivo extraño. Se trata del hogar de Campbell en el que trabaja desde hace 20 años.

En 1999 el antiguo ingeniero y amante de los aviones compró un Boeing 727 retirado  y comenzó a adaptarlo para transformarlo en un espacio habitable. El primer paso para conseguirlo fue lograr llevarlo hasta este terreno, en las afueras de Portland. Si bien él lo trasladó por carretera en su web aconseja adquirir terrenos próximos al agua para poder hacer traslados de manera más cómoda.

Y a partir de ahí comenzó a transformar la aeronave en una vivienda en la que pasar parte de su tiempo. Un proceso que ha ido narrando y mostrando desde su espacio web Airplane.com. Allí permite conocer al detalle toda su titánica labor ofreciendo las lecciones aprendidas sobre cómo llevar electricidad y agua al avión o conectar este al alcantarilllado.

Campbell duerme en un sillón cama y solo dispone de un microondas y una tostadora para cocinar. Como relabata a Reuters hace años, se alimenta principalmente de comida enlatada. Una vida modesta en la que más bien parece que el antiguo ingeniero ha adaptado su forma de vida a lo permitido por el avión.

Leer más: 17 fotos decepcionantes que muestran la otra cara de cómo es vivir en una minicasa

En cuanto a los motivos que le han llevado a ello, Campbell considera los aviones "son la mejor estructura construida por el hombre". Cree que con el tiempo más personas se decidirán a ver en ellos una solución de habitabilidad.

"En mi opinión, los hogares en aviones se convertirán en el destino habitual para la gran mayoría de los aviones retirados. Las empresas con fines de lucro evolucionarán para abordar la oportunidad y refinarán el proceso de desarrollo, entrega y conversión del espacio hasta que sea extremadamente sencillo, eficiente, seguro y produzca un producto final de muy alta calidad", explica Campbell en su web.

Una forma de ofrecer una solución más sostenible a estos inmensos vehículos. De acuerdo a la Asociación de Reciclaje de Flotas de Aviones se estima que en torno a unos 12.000 aviones serán retirados en las próximas 2 décadas.

La apuesta de Campbell de vivir en un avión va más allá de la anécdota. Y años después de comprar su primer avión, adquiría un segundo. En este caso un Boeing 747 para convertirlo en su casa durante la parte del año que pasa viviendo en Japón.

A continuación te mostramos algunas imágenes de cómo es la casa que Campbell se ha creado en el interior de un Boeing 727.

El Boeing 727 en el que vive Bruce Campbell se localiza en un terreno de su propiedad de más de 40.000 metros cuadrados en los bosques de Oregón, a las afueras de Portland, en EE.UU.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

El avión fue adquirido en 1999 por 100.000 dólares. La parte más compleja del proyecto fue llevarlo hasta su destino. Fue trasladado por carretera y para ello fue necesario retirar las alas y la cola. El presupuesto final ascendió a 220.000 dólares.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

Fuente: AirplaneHome.com

En opinión de Campbell, "los aviones solo necesitan modificaciones menores para transformarse en hogares verdaderamente hermosos y al mismo tiempo habitables". Aunque esto supone, como mínimo, conectar la aeronave al agua corriente, al alcantarillado y a la energía eléctrica. Y estar dispuesto a renunciar a ciertas comodidades.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

Fuente: AirplaneHome.com.

 

 

El proceso no consiste en una plena reconversión del interior de la aeronave en una casa tradicional. Más bien Campbell ha tenido que adaptar su forma de vida a lo que permite un avión.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.

Fuente: AirplaneHome.com.

En cuanto a la distribución, es muy similar a un loft, cuenta con mucho espacio diáfano. Aunque en épocas de frío intenso, levanta una "barrera térmica" para calentar únicamente "una parte de la cabina de popa".

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

Fuente: AirplaneHome.com.

La cabina del Boeing 727-200 le otorga unos 99 metros cuadrados. Además hay otros espacios como 2 bodegas de carga, aunque el techo es tan bajo que un adulto no puede permanecer erguido en ellas. Pueden ser utilizadas como almacenaje o para "habitaciones de niños" según Campbell.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.

Fuente: AirplaneHome.com.

Una parte del espacio está destinado a la cocina, pero solo cuenta con microondas y tostadora. Según contaba a 'Reuters' se alimenta sobre todo de latas y cereales.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.

De acuerdo a la información del propio Campbell en su web, para llegar a restaurantes y tiendas hay que conducir entre 10 y 25 minutos, dependiendo del clima.

Fuente AirplaneHome.com. y Reuters

A los 2 (minúsculos) servicios con los que cuenta el avión, le ha sumado una "primitiva ducha", con escasa privacidad construida en el interior de la cabina.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.

Fuente AirplaneHome.com.

Campbell duerme en un sofá cama. Además dispone de un colchón hinchable que puede utilizarse cuando hay visitas. No hay televisión y el acceso a internet es limitado.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

Fuente AirplaneHome.com.

Ha conservado unas seis filas de asientos originales que ayudan a acomodar a los invitados cuando hay eventos o conciertos. Además desde su web Campbell anima a la gente a visitarlo.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.

Aunque para ello es necesario avisarle vía mail o postal de la visita y aceptar una serie de condiciones. Entre ellas asumir y seguir sus indicaciones ya que la estructura por el momento no es del todo segura.

Fuente AirplaneHome.com.

Entre las pocas comodidades con las que cuenta Campbell se encuentra una lavadora.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

Y uno de los elementos más llamativos, es el suelo transparente que ha incorporado al interior del avión, y que permite ver el piso inferior de la nave.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

Además de este avión, Campbell ha adquirido un Boeing 747-400 cerca de Miyazaki, en Japón, que también está adaptando para que sea su vivienda durante la parte del año que pasa viviendo en este país.

Este ingeniero lleva años viviendo en medio del bosque en un Boieng convertido en casa.
Steve Dipaola/Reuters

Fuente: AirplaneHomeV2.com

Y además