Pasar al contenido principal

Millones de estadounidenses están trabajando pasados los 65 años, y la razón no es porque no puedan permitirse jubilarse

cada vez más estadounidenses trabajan pasados los 65 años
Los estadounidenses en edad de jubilación se sienten más sanos que nunca. Cavan Images/Getty
  • El número de estadounidenses en edad de jubilación, en su mayoría baby boomers, que están trabajando hoy es mayor que nunca, pero no es porque necesiten el dinero.
  • El mayor aumento en las personas que trabajan en Estados Unidos pasados los 65 años se debe a que están mejor preparadas para la jubilación: personas con un alto nivel de educación y altos ingresos, según afirma Lincoln Plews, analista de investigación de United Income.
  • ¿La principal razón para trabajar más tiempo? Están más sanos que nunca.
  • Visita la página principal de Business Insider para más historias.

No todos los denominados baby boomers tienen ganas de retirarse. La mayor parte de los estadounidenses mayores de 50 años está trabajando bien hasta los 60, y no es porque necesiten el dinero.

Así es según los datos recientemente publicados de la Oficina de Censos y la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos analizados por la firma de inversiones y planificación financiera United Income. Desde febrero, aproximadamente el 20% de los estadounidenses mayores de 65 años un total de 10,6 millones de personas— están trabajando o buscando trabajo, lo que representa un máximo de 57 años.

La población de más de 65 años de edad incluye a los baby boomers, definidos por Pew Research como edades comprendidas entre los 55 y los 73 años, y la generación silenciosa, de 73 años en adelante. Los datos no muestran el desglose por edad específico de los trabajadores en edad de jubilación.

La plena edad de jubilación para los estadounidenses nacidos antes de 1960, que incluye a millones de baby boomers, es de 66 y 10 meses; esa es la edad a la que tienen derecho a todos los beneficios del Seguro Social. Las personas pueden pedir una prestación reducida de la Seguridad Social a los 62 años, o retrasar su pensión más allá de la edad legal de jubilación para aumentar su remuneración mensual hasta un 8% por año, hasta los 70 años de edad.

El incremento considerable de los trabajadores en edad de jubilación podría explicarse, en parte, por el cambio de las pensiones de trabajo a planes de aportación definida, como el 401(k), según explica Lincoln Plews, analista de investigación de United Income, a Business Insider.

Leer más: Cómo acceder a la jubilación siendo trabajador autónomo

En este tipo de planes, la mayoría de las contribuciones provienen del trabajador en lugar de la empresa y los estadounidenses son muy malos para ahorrar dinero. Es justo concluir, por ello, que algunas personas pueden necesitar trabajar más tiempo para compensar la falta de ahorros en la jubilación. Y, sin embargo, según Plews, los datos muestran que los escasos ahorros no son lo que impulsa a la mayoría de los trabajadores de la tercera edad.

"Si se desglosan los datos por nivel educativo, el mayor aumento de trabajadores mayores de 65 años se ha visto entre los que están mejor preparados para la jubilación, las personas altamente formadas con altos ingresos", ha explicado Plews a Business Insider. "De acuerdo con la Encuesta de Finanzas del Consumidor de 2016 de la Reserva Federal, las personas con un título universitario que aún trabajan más allá de los 65 años tienen un patrimonio neto promedio de 706.000 dólares. Para aquellos en este grupo con un ingreso superior al promedio, la mediana es de poco más de 1,4 millones de dólares. "

Plews ha descubierto que la proporción de trabajadores mayores de 65 años con al menos un título universitario ha aumentado del 25% en 1985 al 53% en 2019, aumentando el ingreso promedio para trabajadores en edad de jubilación de 48.000 a 78.000 dólares, después de ajustar la inflación.

Además, los números muestran que hay otro factor más intangible en juego: la longevidad.

"Los estadounidenses en edad de jubilación se sienten más sanos que nunca. Más de tres de cada cuatro estadounidenses de 65 años o más afirman estar en buena, muy buena o excelente salud, y esta proporción ha aumentado de manera constante en los últimos 35 años", ha escrito Plews en El informe de ingresos de Estados Unidos.

El informe ha descubierto que una mejor salud significa que los estadounidenses se sienten más capaces que nunca. El 77% de los trabajadores mayores de 65 años afirma que no hay limitaciones en el tipo de trabajo que pueden hacer.

Y además