Elon Musk tiene su primera reunión con empleados de Twitter como propietario: cree que la bancarrota es una posibilidad y pide trabajo duro

Elon Musk y Twitter

Getty

Elon Musk ha mantenido su primera reunión con la plantilla de Twitter desde que compró la compañía. En ella ha asegurado que "la bancarrota no está descartada", como han comunicado a Business Insider fuentes que asistieron al evento.

El multimillonario ha citado el jueves a los empleados en una reunión improvisada en la sede de Twitter en San Francisco, avisando a los trabajadores con una hora de antelación. La reunión tiene lugar después de que Musk enviara un correo electrónico al personal de Twitter, su primera comunicación a toda la empresa desde que asumió el cargo hace casi 2 semanas. En ese mensaje, pone fin al teletrabajo y advierte a los empleados de que el "panorama económico que se avecina es nefasto."

La mayoría de las preguntas durante la reunión estaban relacionadas con el correo electrónico y con la reciente serie de dimisiones de dirigentes de la empresa a raíz del despido masivo de la semana pasada, incluidos los responsables de la seguridad de los sistemas internos, la privacidad y el cumplimiento normativo. Yoel Roth, jefe de confianza y seguridad de Twitter, se marchó el jueves.

Una empleada ha preguntado por qué Musk había dejado de trabajar desde casa, y el multimillonario pareció "visiblemente molesto", y "se limitó a callar" diciendo que así funcionaría la empresa en adelante, según una persona presente en la reunión.

Otro empleado le ha preguntado a Musk cómo piensa hacer frente al desgaste en Twitter.

"No sé cómo responder a eso, pero puedo decirte que se trata de trabajar duro", responde Musk, según una persona que presencia la reunión. "Una pequeña cantidad de personas excepcionales que están muy motivadas pueden hacerlo mejor que un grupo más pequeño de personas de alto rendimiento con motivaciones moderadas. Si no puedes rendir mucho, entonces Twitter no es para ti", añade.

El "lío" y las "tonterías" de Twitter con su nueva etiqueta 'Oficial': lanzada, "matada" y resucitada en un par de días

Musk ha planteado la idea de la bancarrota después de que otro empleado le preguntara qué pasaría si sus planes para aumentar los ingresos de la empresa, ahora mismo basados en gran medida en la creación de un negocio de suscripciones, no dieran resultado. Una persona que presenciaba la reunión asegura que la gente "no esperaba eso".

La bancarrota suele considerarse el último recurso para las empresas, pero podría ser beneficiosa para Twitter, ya que Musk la cargó de deuda para financiar su compra por 44.000 millones de dólares. La compañía tiene ahora más de 10.000 millones de dólares de deuda

Los pagos de intereses pueden ser tan elevados que la empresa podría tener problemas para cumplir con esas obligaciones, especialmente si los anunciantes se retraen durante una economía débil. Incluso antes del acuerdo, Twitter tenía dificultades para obtener beneficios.

Una bancarrota daría a Musk la oportunidad de reducir la carga de la deuda y disminuir los pagos de intereses. El castigo de esa medida sería que los prestamistas y los tenedores de bonos de Twitter probablemente tomarían una gran participación en la empresa, a cambio de renunciar a su derecho a que se les paguen los intereses y el capital que se les debe. 

El resultado, en teoría, significaría que Musk y otros inversores en su acuerdo poseerían mucho menos de Twitter, pero aún podría mantener el control.

El consejero delegado no ha rehuido la idea de la quiebra en el pasado. En junio, Musk dijo que estaba preocupado por mantener a Tesla fuera de la quiebra en medio de los problemas de la cadena de suministro, y anteriormente también ha expresado estas preocupaciones.

Otros artículos interesantes:

Twitter pondrá una etiqueta "oficial" a las cuentas verificadas de gobiernos y medios de comunicación

Antes de controlar y destripar Twitter, Elon Musk era un universitario más que pasaba el rato en su cuarto mientras su novia le hacía fotos así de espontáneas

Elon Musk vende casi 4.000 millones en acciones de Tesla tras su compra de Twitter

Te recomendamos