Elon Musk ya es dueño de Twitter: su primer movimiento ha sido despedir al CEO, Parag Agrawal, junto a otros 3 importantes directivos

Kali Hays,
Grace Kay,
Sam Tabahriti,
El CEO de Tesla, Elon Musk, frente al logo de Twitter.
El CEO de Tesla, Elon Musk, frente al logo de Twitter.

Patrick Pleul/Getty; Vicky Leta/Business Insider

  • La pelea entre Elon Musk y Twitter ha terminado: el multimillonario ya posee la red social y está dando sus primeros pasos como dueño de la compañía. 
  • Musk ya ha tomado una de sus primeras decisiones relevantes como dueño de Twitter y ha despedido a 4 altos ejecutivos, entre los que se encuentra el propio director general de la red social, Parag Agrawal.

Elon Musk, CEO de compañías como Tesla y SpaceX, y hombre más rico del mundo, ya es el dueño de Twitter.

Este jueves por la noche Twitter y Musk han cerrado formalmente el acuerdo de compra por el que la red social acepta la oferta del multimillonario de sacar de bolsa a la compañía pagando un precio de 54,20 dólares la acción (unos 54,40 euros), lo que equivale a algo más de 44.000 millones de euros, según han confirmado fuentes cercanas a Business Insider

Musk dio anoche un giro de 180 grados a la oferta que había hecho a principios de octubre, después de haber pasado meses intentando echarse atrás del acuerdo. 

En ese mismo momento, el magnate también dio la orden de destituir a 4 altos cargos de Twitter: el CEO de la red social, Parag Agrawal, el director financiero, Ned Segal, la directora legal y de políticas empresariales, Vijaya Gadde, y el consejero general de la compañía, Sean Edgett.

La decisión de Musk fue tan fulminante que al menos uno de los ejecutivos despedidos fue visto siendo escoltado fuera de las oficinas de la sede de Twitter en San Francisco, según han declarado algunos testigos.

Business Insider se ha puesto en contacto con Agrawal, Segal, Gadde y Edgett, pero hasta el momento no ha obtenido respuesta de ninguno de ellos.

Elon Musk sujetando un fregadero, en un intento por gastar una broma.

"El pájaro vuela en libertad", ha tuiteado el empresario a última hora del jueves, haciendo referencia al logo de la red social.

Musk ha visitado la sede de Twitter en San Francisco esta semana, donde se ha reunido con los trabajadores para hablar de las dudas que pudiesen tener sobre la adquisición. El miércoles entró la oficina llevando consigo un lavabo, una broma a que hacía referencia a que "se está asimilando" —sinking en inglés, de ahí la broma con el fregadero (sink)— que es el nuevo dueño la compañía. 

Se espera que este viernes mantenga otra reunión en la que, esta vez sí, estén todos los empleados.

El cambio de bio y las repercusiones del acuerdo

El multimillonario cambió ayer la biografía de su perfil de Twitter para poner simplemente "Chief Twit (jefe de Twitter)". Musk ya había anunciado anteriormente que se convertiría en el líder de la red social, pero que el cargo de CEO no era importante para él. 

"Realmente no me importa el título, pero obviamente, la gente tiene que escucharme", aseguró a los trabajadores de Twitter en junio. El empresario dirige otras compañías como Tesla, donde su cargo oficial es "Technoking (Tecnorrey)", además de desempeñar funciones de liderazgo en firmas como SpaceX, Neuralink y The Boring Company

Como resultado del acuerdo, la demanda de Twitter contra Musk llegará a su fin después de que la compañía solicite la desestimación del caso en el Tribunal de Delaware en el que estaba teniendo lugar el proceso judicial, afirma el profesor de derecho empresarial de la Universidad de Michigan, Erik Gordon.

 

La jueza encargada del caso dio de plazo a ambas partes hasta este viernes, 28 de octubre, para que llegasen a un acuerdo extrajudicial o se tuviesen que ver las caras en un juicio de 5 días que iba a tener lugar en noviembre

El juicio iba a celebrarse en un primer momento a principios del mes de octubre, pero tras una serie de fallos judiciales a favor de Twitter y la publicación de algunos mensajes privados de Musk, el empresario volvió a la mesa de negociaciones. 

Aunque se llegó a decir que ambas partes estaban cerca de alcanzar un acuerdo que implicaría una rebaja en el precio de la acción, que pasaría de 54,40 a 50 euros, el CEO de Tesla volvió a ofrecer finalmente su oferta original.

Los portavoces tanto de Twitter como de Musk no han respondido a las peticiones de declaración por parte de Business Insider.

Antecedentes y perspectivas de futuro

El empresario ya acordó a finales de abril la compra de Twitter. Sin embargo, a principios de mayo, expresó sus reservas acerca del acuerdo que había firmado y pronto comunicó que este se encontraba "en suspenso". Musk inició así un periplo de meses, con numerosas idas y venidas, en el que ha ido haciendo declaraciones que parecían buscar un pretexto para poder salirse del acuerdo.

De ese modo, aunque el empresario declaró inicialmente que quería controlar Twitter para poder "derrotar a los bots de spam", luego afirmó que este problema era mucho peor de lo que Twitter había dejado ver. Musk acusó de fraude a la red social y esto le permitía, según él, salirse del acuerdo. 

A principios de julio, el CEO de Tesla envió una carta a Twitter con la que pretendía poner fin a la adquisición. La compañía no tardó en demandarle en lo que ha acabado siendo una costosa y polémica batalla judicial.

"Estimados anunciantes de Twitter": Elon Musk explica por qué ha comprado la red social y critica a los medios tradicionales

Ahora, con Musk al frente de la red social, siguen surgiendo dudas acerca de lo que va a cambiar en Twitter. El empresario ha señalado que habrá despidos, pero no ha detallado cuantos

Su intención es convertir la red social en una superapp, pero no ha estipulado ningún plan concreto al respecto, más allá de la mera afirmación. La destitución de los principales altos cargos se venía anticipando desde hace semanas, pero Musk no ha concretado quiénes serán los encargados de ayudarle a dirigir la empresa.

Hasta ahora, Musk parece estar interesado especialmente en las capacidades técnicas de la red social y de su plantilla. Ayer, desde el mismo momento en el que se firmó el acuerdo, los directores del equipo de ingeniería se pusieron en contacto con sus empleados para notificarles. 

Las reuniones con Musk se han programado para este viernes por la mañana —hora local estadounidense— con una simple directriz: "Traed código".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.