Todo lo que Elon Musk ha dicho en público (y en privado de X, su idea de "app para todo"

Grace Kay
| Traducido por: 
Elon Musk frente al logo de Twitter.

Patrick Pleul/Getty; Twitter; Vicky Leta/Business Insider

Si finalmente se cierra el acuerdo de Elon Musk para comprar Twitter, el multimillonario habrá dado el primer paso hacia algo que él llama "X", su idea de un nuevo formato de red social con el que la mayoría de usuarios no ha interactuado hasta ahora.

Una "aplicación para todo", según explica Musk. El CEO de Tesla ha asegurado que la adquisición hará de "acelerador" para el desarrollo de X, suponiendo un impulso para esta app de entre 3 y 5 años.

Musk lleva meses anticipando la creación de X. El pasado mes de agosto, cuando un usuario en Twitter le preguntó si se había planteado fundar su propia red social, el multimillonario respondió con un escueto: "X.com". Dicho enlace redirigía a un dominio que fue comprado por el empresario hace más de 5 años

Ese mismo mes, durante la reunión anual de accionistas de Tesla, Musk señaló que tenía "una visión bastante ambiciosa" de X como "algo que sería realmente útil para el mundo".

 

Aunque no queda claro si el CEO de SpaceX planea convertir Twitter en su "app para todo" o valerse de la comprar para construir una plataforma completamente nueva, el multimillonario ha dejado caer varias pistas sobre su intención de sacudir el mercado de las redes sociales.

Esto es lo que Musk ha adelantado en público —y en privado, a través de mensajes de texto que han salido recientemente a la luz— sobre su app, X.

Una nueva "super-app"

X no sería la primera aplicación que intenta hacer un poco de todo. De hecho, Musk indicó en mayo que su idea estaría inspirada en WeChat, la app de Tencent. Un monstruo de las redes sociales chinas que representa una de las mayores aplicaciones del mundo.

WeChat actúa como un servicio integral, que abarca desde mensajería y videollamadas hasta videojuegos, intercambio de fotos, servicios de transporte, entrega de comida, operaciones bancarias o compras online.

Una captura de la página de WeChat en la App Store de Apple.
Una captura de la página de WeChat en la App Store de Apple.

Ilustración de Drew Angerer/Getty

"Si estás en China, vives en WeChat", sostiene el empresario. "Hace de todo, como Twitter, más PayPal, más un montón de cosas, y todo en uno, con una gran interfaz. Es una aplicación realmente excelente y fuera de China no contamos con nada parecido".

En su primera reunión con la plantilla de Twitter, el multimillonario afirmó que existía una "oportunidad real" de desarrollar una aplicación como WeChat fuera de China. "Creo que, si pudiéramos lograrlo o, al menos, acercarnos a eso con Twitter, sería un éxito rotundo", adelantó el CEO de Tesla.

Matt Navarra, uno de los principales expertos en redes sociales a nivel internacional, señaló a Business Insider que no tendría sentido desmantelar Twitter para convertirlo en una super-app. Sin embargo, sostuvo que la red social podría convertirse en una especie de "mini-app" dentro de la plataforma más grande que quiere desarrollar Musk.

Interfaz de la aplicación de WeChat.
Interfaz de la aplicación de WeChat.

AP Photo/Jacquelyn Martin

Mensajes privados acerca de una plataforma basada en el blockchain

Musk también ha hablado de crear una red social basada en la tecnología blockchain. El multimillonario es conocido por su amor por las criptomonedas, entre las que se encuentran el Bitcoin y el Dogecoin

En abril, el multimillonario esbozó en privado su idea de una plataforma "Doge". Fue a través de unos mensajes de texto enviados a su hermano menor, Kimbal Musk, que han visto la luz con motivo de la batalla judicial entre Musk y Twitter.

Elon Musk y Twitter estuvieron a punto de llegar a un acuerdo de compra con una rebaja incluida: por qué no salió adelante

"Tengo una idea de una red social basada en el blockchain en la que tanto los pagos como los mensajes y los enlaces funcionarían como en Twitter", explicaba en el mensaje que envió a su hermano. "Tendrías que pagar una cantidad ínfima para publicar tu mensaje, lo que eliminará la mayoría de spam y cuentas falsas".

Musk especificó que esta plataforma tendría una "enorme base de datos en tiempo real" que guardaría copias permanentes de los mensajes y de los seguidores y contaría con una "app similar a Twitter" en el teléfono de los usuarios que permitiese acceder a esa base de datos que se alojaría en la nube.

Un modelo de suscripción

La idea de Musk de desarrollar una red social basada en el blockchain se cimenta sobre algunas de las discusiones que se han formado en torno al modelo económico de Twitter.

El multimillonario ha expresado en reiteradas ocasiones su descontento ante la presencia de anuncios en la red social. Sin embargo, la publicidad constituye la gran mayoría de ingresos de Twitter. En un tuit de abril (ya borrado), Musk dijo que la red social debería suprimir los anuncios.

'Banner' de la suscripción Twitter Blue.
'Banner' de la suscripción Twitter Blue.

Will Fischer

En cambio, el director general de SpaceX ha hablado de generar ingresos en Twitter a través de métodos alternativos, como el cobro a determinados usuarios por contar con un perfil público. Aunque la red social ya ha empezado a cobrar por la utilización de algunas funciones a través de Twitter Blue, el CEO de Tesla se ha mostrado crítico al respecto.

Musk declaró en abril que los usuarios de este servicio de suscripción solo deberían pagar 3 dólares al mes —3,07 euros— y obtener inmediatamente una cuenta verificada.

El multimillonario también ha señalado en alguna ocasión que la red social debería fomentar los pagos directos entre sus usuarios, aunque Twitter ya cuenta con una funcionalidad de "propinas" en la que los usuarios se pueden pagar entre sí con Bitcoin.

Twitter estaría trabajando en una función para elegir quién quieres que te mencione, a expensas de ver qué ocurre con la compra de Musk

"Es importante que los creadores de contenido cuenten con una fuente de ingresos", indicó Musk en un evento organizado por el podcast All-Inque tuvo lugar en mayo.

El empresario también ha hablado de cambiar el algoritmo de Twitter para hacer que sea de código abierto, así como de añadir un botón para editar tuits, una función que la red social ha habilitado recientemente para los suscriptores de Twitter Blue.

Especial énfasis en la libertad de expresión

Sea lo que sea lo que acabe desarrollando Musk, cabe esperar que cuente con una política de libertad de expresión mucho más laxa que la que existe en la actualidad en Twitter.

El multimillonario a menudo se ha referido a Twitter como una "plaza del pueblo" y ha recalcado que se posiciona en contra de la censura que "va más allá de la ley".

Donald Trump (derecha) junto a Elon Musk.
Donald Trump (derecha) junto a Elon Musk.

Evan Vucci/AP Photo

Elon Musk ha criticado el veto de Twitter a determinados usuarios, incluido el veto permanente al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras el asalto al Capitolio. Musk ha declarado que volverá a incluir a Trump si el acuerdo de compra sigue adelante.

El experto en redes sociales, Matt Navarra, afirma en relación a esto que es poco probable que las grandes compañías busquen anunciarse junto a publicaciones que podrían ser catalogadas de desagradables, pero que, a su vez, esto podría suponer una oportunidad para que Twitter diversifique sus fuentes de ingresos.

Una batalla contra los bots

Una cosa está clara en todas las interacciones de Musk con Twitter: la red social que acabe poseyendo el multimillonario tendrá un mecanismo para identificar y eliminar las cuentas falsas.

El CEO de Tesla ha calificado a los bots en Twitter como el "problema más molesto" de esta plataforma, un problema que convirtió en la pieza clave en su intento por abandonar la adquisición de la red social hace meses.

En una entrevista realizada el pasado 14 de abril con motivo de un evento TED, Musk se refirió a las cuentas falsas como lo primero que cambiaría cuando fuese dueño de Twitter. Es lógico esperar que —lo que sea que acabe siendo— "X" tenga absolutamente resuelto el problema de los bots.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.