Elon Musk y Twitter estuvieron a punto de llegar a un acuerdo de compra con una rebaja incluida: por qué no salió adelante

El CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk.
El CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk.

AP

Antes de que Elon Musk anunciase su intención de renovar su oferta original para comprar Twitter por un precio de 54,20 dólares la acción (unos 55,80 euros), ambas partes estuvieron discutiendo una posible rebaja. El CEO de Tesla hubiese comprado la red social por 50 dólares la acción, pero ese acuerdo tampoco salió adelante, explican fuentes cercanas. 

La rebaja suponía un descuento de aproximadamente el 8% con respecto a la cifra original, un ahorro de cerca de 3.400 millones de euros en la oferta de 44.000 millones. La semana pasada se barajaron otros precios, según publican The New York Times y The Wall Street Journal, pero los 50 dólares por acción se tuvieron muy en consideración. 

Aun así, las partes no tardaron mucho en romper las negociaciones, algo que ya es habitual en la relación entre Musk y los directivos de Twitter

El abogado del CEO de Tesla, Alex Spiro, explica a Business Insider que Musk finalmente decidió ofrecer el pago original ?de 54,20 dólares la acción? porque se negó a aceptar "toda clase de condiciones" que los directivos de la red social exigían que se incluyeran en el nuevo acuerdo.

"Querían la zanahoria y no el palo", sintetiza Spiro.

El debate sobre las cuentas falsas se recrudece

Spiro no especifica cuáles fueron la exigencias exactas de Twitter. Sin embargo, el principal punto de fricción a lo largo de estos meses de tortuosas negociaciones ha sido el argumento del multimillonario de que la red social no es clara con respecto al número de cuentas falsas que existen en su plataforma.

Los abogados de Musk han estado recopilando documentación y tomando declaración a empleados y altos cargos de Twitter para encontrar pruebas que demuestren la postura del CEO de Tesla. 

 

La red social busca que el magnate abandone su búsqueda de bots, por lo que este pudo ser uno de los puntos clave en la negociación entre ambas partes en relación a una posible rebaja del precio por acción. 

Es posible que Musk quisiese mantener cierto margen de maniobra, por lo que atenerse a su oferta original puede haber perseguido esa intención. De hecho, en la carta en la que se anunció su nueva intención de adquirir la plataforma, su equipo legal dejaba claro que el multimillonario aún podía emprender cualquier tipo de acción legal contra Twitter.

Dicha carta afirmaba que la oferta de 44.000 millones se producía "sin renunciar ni perjudicar ninguno de sus derechos, incluido su derecho a hacer valer las defensas y contrademandas pendientes de acción".

 A Twitter no le gustó el lenguaje de la misiva

Por parte de Twitter se dice que la red social no está de acuerdo con lo que considera un lenguaje "escurridizo" en torno a la financiación de la deuda de Musk para poder completar la operación

Si el CEO de Tesla accedía al descuento en el precio de la acción, la compañía quería que estuviese comprometido a completar la adquisición, independientemente de lo que los bancos que ha elegido para financiar la compra decidiesen hacer.

En su esfuerzo por eludir la situación, con un juicio y una declaración ante el juzgado que se acercaban rápidamente, Musk decidió anunciar su oferta para comprar Twitter bajo los términos acordados en el contrato original de abril, han explicado fuentes cercanas.

Elon Musk, creador de grandes negocios como Tesla y SpaceX, es la persona más rica del mundo: así vive y gasta su dinero

Las tensas negociaciones fueron aludidas en una vista que tuvo lugar el pasado jueves, 6 de octubre, en el tribunal de Delaware, en el que la red social demandó al multimillonario en julio por echarse atrás ante el acuerdo de compra

El equipo legal de Musk defendió durante la vista la suspensión inmediata de la demanda y del juicio, alegando que el caso era "discutible", con la nueva oferta de adquisición por el precio original. Los abogados del empresario acusaron a Twitter de negarse "a aceptar un sí por respuesta"

Musk podría ser el dueño de la compañía el mismo 28 de octubre si Twitter dejase de retrasar el proceso, alegaron.

El equipo legal de Twitter respondió que no se fía de la palabra del director general de Tesla y SpaceX e insistió en que, si es verdad que ha renovado los compromisos con los bancos que financian los más de 12.000 millones que necesita para formalizar la compra, el acuerdo debería poder cerrarse el ?pasado? lunes, 10 de octubre.

Al final, la jueza encargada del caso, Kathleen McCormick, puso en barbecho la disputa: le dio la razón al equipo legal de Musk, aceptando detener el caso, pero solo hasta el próximo 28 de octubre. Sin embargo, si las partes no consiguen llegar a un acuerdo, se celebrará un juicio este noviembre.

Con ello, los abogados de la red social parecieron retractarse en su insistencia de que el multimillonario cerrase el acuerdo antes del pasado lunes, alegando lo siguiente: "Esperamos cerrar la transacción a 54,20 dólares antes del 28 de octubre".

Otros artículos interesantes:

Elon Musk pierde su superpoder: sus movimientos en Twitter y Tesla muestran que se ha quedado atrás, y eso podría costarle muy caro

Elon Musk se perfila como el mayor perdedor en la compra de Twitter

Por qué el acuerdo de Elon Musk para comprar Twitter no es del todo malo para los bancos de Wall Street

Te recomendamos